Acoso sexual, problema permanente para trabajadoras del país

LABORAL
   Afirma Martha Heredia
Acoso sexual, problema permanente para trabajadoras del país
Por: Guadalupe Cruz Jaimes
CIMAC | México DF.- 03/12/2008

El acoso sexual es un problema "permanente" que sufren las trabajadoras en el país, las cuales representan el 40 por ciento de la fuerza laboral, y es responsabilidad de las empresas "limpiar los centros de trabajo" para que se promueva el respeto de los derechos humanos de las mujeres.

Así lo informó Martha Heredia Figueroa, vicepresidenta de Equidad y Género de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), ayer al término del Foro Las trabajadoras en la lucha contra la violencia y su erradicación en los espacios de trabajo, que convocó la UNT, el Gobierno del Distrito Federal (GDF) y la Dirección General de Igualdad y Diversidad Social (DGIDS).

En el Foro, que se realizó en el Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM), en la Ciudad de México, Martha Heredia refirió que en la UNT trabajan para erradicar la violencia laboral contra las mujeres, principalmente el hostigamiento y acoso sexual, que calificó como "una problemática permanente" en los centros de trabajo.

Lo primero, puntualizó la sindicalista, es dar a conocer a las trabajadoras que el hostigamiento y el acoso sexual son delitos tipificados en la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, "para que las compañeras no quieran salir de su centro de trabajo, como la opción para "no hacer más grande el problema".

A través del programa de transversalidad, que impulsó la UNT con el apoyo de la Fundación Friedrich Ebert, "nos hemos dado a la tarea de difundir que ésta no es una situación normal en los centros de trabajo y que la empresa o patrones se tienen que responsabilizar de limpiar los ambientes laborales", refirió Martha Heredia Figueroa.

POCAS EN EJERCICIO DE SUS DERECHOS

Martha Heredia, de la UNT, organización que agrupa alrededor de 300 sindicatos, cerca de un millón 300 mil afiliadas y afiliados, de los que el 50 por ciento o poco más son mujeres, refirió que las trabajadoras sindicalizadas en el país tienen más ventajas, sin embargo éstas son las menos.

En México sólo 1 de cada 10 trabajadoras y trabajadores está afiliado a una organización sindical, dijo Carolina Ledezma, del Centro de Investigación Laboral y Asesoría Sindical (CILAS), el pasado 25 de noviembre, durante el Foro que se celebró por el Día Internacional en contra de la violencia hacia las mujeres.

Durante ese acto, convocado por la UNT, el STRM, CILAS, Red de Género y Economía y el Sindicato Independiente de Trabajadores de Servicios en Operaciones Logísticas (Fesbes), Carolina Ledezma señaló el desempleo como uno de las consecuencias de la globalización que afecta principalmente a mujeres y jóvenes.

El desempleo es el resultado "de la aplicación a fondo para flexibilizar las condiciones de trabajo", de ahí deviene la subcontratación y la "dispersión sindical", mencionó.

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el desempleo a nivel mundial para el próximo año puede incrementar hasta 20 millones de personas, así como el número de trabajadoras y trabajadores que viven con menos de dos dólares diarios.

En el país, anotó Carolina Ledezma, "la promesa del empleo no será cumplida". Y citó la Tasa de Desocupación Nacional en 2007, que fue de 3.72 por ciento de la Población Económicamente Activa (PEA), la cifra más alta desde 2004, cuando llegó a 3.92.

De igual forma, refirió que de la población desempleada en ese año, alrededor de un millón 662 mil eran mujeres. La Tasa de Desocupación indica que para las mujeres fue de 4.13 por ciento y para los varones de 3.4.

La experta en temas laborales aseveró que las mujeres y las y los jóvenes tienen de dos a tres veces más posibilidades de caer en desempleo y en consecuencia carecer de seguridad social y condiciones dignas de trabajo.

A esta problemática se le añade la disminución de mujeres y hombres sindicalizados, ya que en el país sólo 1 de cada 10 trabajadoras y trabajadores está sindicalizado, indicó.

Sin embargo, las y los sindicalizados no siempre ven representados sus intereses debido a que la relación gobierno-sindicatos "aún es corporativa".

A pesar de que las mujeres representan el 40 por ciento de la PEA en México, las desigualdades persisten en cuanto a la distribución del ingreso, que según Carolina Ledezma al menos en 63 países las mujeres ganan en promedio 16 por ciento menos que los hombres.

Además de la segregación, al concentrarse en el sector terciario; menores oportunidades de capacitación; discriminación por maternidad y por la carga desigual de responsabilidades en el hogar. Así como el hostigamiento y acoso sexual.

Por ello, dijo que es necesaria la elaboración de estadísticas que reflejen las condiciones laborales de las trabajadoras, dar seguimiento a las leyes nacionales y convenios internacionales que buscan erradicar la violencia y promueven la equidad de género.

08/GCJ/GG