"Lágrimas de deseo", propuesta plástica en torno a la vagina

   De Elsa Martínez, artista-médica
"Lágrimas de deseo", propuesta plástica en torno a la vagina
Por: Soledad Jarquín Edgar/ corresponsal
CIMAC | Oaxaca, Oax..- 02/12/2008

Elsa Martínez Iturribarría es médica, conoce el cuerpo de las mujeres, sabe de sus dolores. Como artista que se descubre, toma el yeso "material que conoce como médica" y lo transforma en los pedazos más íntimos del cuerpo femenino, pero también en las porciones más profanadas de las mujeres: sus vaginas. Como mujer lo sabe, es en esa parte del cuerpo donde se concentran las más oprobiosas ataduras y donde también se encuentra la libertad, sostiene cuando explica Lágrimas de Deseo.

La médica, siendo artista, decidió nombrar a la instalación plástica Lágrimas de Deseo y construyó un elocuente imaginario simbólico sobre esa porción del cuerpo femenino de las mujeres, las vaginas. Con aromas, juguetes, artesanías, milagritos, vírgenes, pájaros, burkas, semillas, hojas de árboles, piedras preciosas, candados, coronas de reinas y hasta una que otra joya, ha representado lo que esa parte del cuerpo es para las mujeres y las mujeres para la sociedad.

Son los anhelos de las mujeres, como las Hijas de Lilith, obra dedicada a sus compañeras con las que comparte la versión local de los Monólogos de la Vagina, de Eve Ensler, que bajo la dirección de Alejandro Beltrán Cordero, han representado desde hace varios años.

UN LENGUAJE PROPIO

"El cuerpo guarda emociones y tiene un lenguaje propio para comunicarlas, el dolor tiene también su belleza, si nos entregamos a ély lo trascendemos, sus testigos las lágrimas, son las más leales compañeras de la vida de la mujer y por supuesto de la mía, lágrimas de aquel dolor de antaño que cultivo todavía y también lágrimas de placer... Sobre todo lagrimas de deseo...."

Del placer, del deseo, del dolor, de las imposiciones patriarcales, de las ataduras de las iglesias, de las creencias, de la pertenencia, del valor de la virginidad, de las sociedades, de todos los que están metidos en el cuerpo de las mujeres, de eso habla visualmente la obra de Martínez Iturribarría, la médica que se hizo artista.

Una de las vaginas denominada "Privadas", es una pedazo de tela en forma de triángulo sobre el cuerpo de yeso blanco, ahí la artista colocó toda clase de "milagritos" y pequeños pines con los símbolos de enfermedades como el VIH-SIDA, los cánceres, la iglesia, algunas cruces y la mismísima imagen de la Virgen de Guadalupe, así como otros símbolos para nombrar al Estado, las políticas públicas, la salud reproductiva y "todos los mecanismos de control que sobre las mujeres ha impuesto el sistema construido por los hombres y que impide a las mujeres tomar sus propias decisiones, comoexplica la médica-artista.

Elsa Iturribarría sostiene que Lágrimas de Deseo son los deseos de las mujeres. "Deseos de que no hubiera sido así, de que las cosas cambien, de ya no más invasionesa mi cuerpo, no más dolor, insatisfacción, de que termine y no se repita jamás, de morir, de distancia, de ausencia, que no te hubieras ido....".

"Deseo de ti, de que te quedes, que seas mío un poco más, de placer, de entrega, de libertad, de que no termine nunca y se repita siempre, de vida, de ser poseída y poseer, de eternidad, de presencia, de cercanía... el deseo no es lo que ves... sino lo que imaginas".

Así define, la médica-artista y activista pro derechos de las mujeres que encuentra en su obra a la Aristocracia, el momento mismo de la conjunción del Sol con la Luna, Eclipse que asegura no es sino "el momento del placer"; del sacrificio violento de la virginidad y la violencia sexual contra las mujeres.

LA ARTISTA, PLENO EJERCICIO DE LIBERTAD

Durante la inauguración, la regidora de Equidad y Género del gobierno de la ciudad, Bárbara García Chávez, destacó el ejercicio de plena libertad que mostró Elsa Martínez Iturribarría y sostuvo que aunque las lágrimas representan dolor, la explicación de la artista, nos lleva a considerar estas lágrimas como una expresión de la felicidad, porque así como se llora por dolor también se llora de felicidad.

Las mujeres –añadió la regidora—no estamos en el mundo para sufrir, estamos aquí para realizar cosas importantes, para vivir, reír y disfrutar de todo lo que nos rodea, no estamos aquí para ser maltratadas ni violentadas por ser mujeres, reiteró a propósito de la conmemoración del 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres.

García Chávez recordó la historia de las hermanas María Teresa, Minerva y Patria Mirabal, a quien el dictador Rafael Leonidas Trujillo, de República Dominicana, mandó asesinar a garrotazos y por cuya violenta muerte mujeres feministas decidieron hace más de 20 años conmemorar este día y luchar por la violencia patriarcal que cobra la vida de miles de mujeres en el mundo, en tanto a otras las incapacita.

Por otra parte, la directora del Instituto Municipal de las Mujeres, Sylvia Bustamante, presentó la serie de videos Construyendo la igualdad en el Municipio de Oaxaca de Juárez, en los cuales se abordan los temas de Derechos de las mujeres, Legislación municipal con perspectiva de género, Participación política y ciudadanía de las mujeres, Salud y Violencia, que buscan sensibilizar a funcionarios y la sociedad oaxaqueña sobre esta problemática.

08/SJE/VRI/GG