Mujeres, 24 por ciento de hispanos que viven con VIH en EU

SIDA
   Ellas han hecho suya la lucha iniciada por activistas gay
Mujeres, 24 por ciento de hispanos que viven con VIH en EU
Por: Leticia Puente Beresford/corresponsal
CIMAC | Nueva York, EU.- 01/12/2008

El VIH SIDA continúa siendo una de las epidemias más devastadoras de la historia y una de las diez principales causas de muerte en el mundo.

El secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, destacó hoy, Día Internacional de Lucha contra el SIDA, los esfuerzos de la comunidad internacional para financiar la lucha contra la epidemia del VIH/SIDA.

En una conmemoración especial en Doha por el Día Mundial, Ban subrayó que en la última década los recursos disponibles han aumentado treinta veces, de 292 millones de dólares a 10 mil millones.

El líder del organismo mundial alabó el compromiso de Estados Unidos de dedicar 39 mil millones de dólares para esta causa en los próximos cinco años, al tiempo que llamó a las naciones donantes a mantener el ímpetu, a pesar de la crisis financiera.

"Si fracasamos en nuestros esfuerzos de prevención, el sufrimiento humano se profundizará, más gente se infectará y aumentarán los costos de salud. Las naciones y los gobiernos donantes deben cumplir sus compromisos, de lo contrario, millones de personas sufrirán consecuencias terribles", dijo Ban.

Paralelamente, en todo el mundo se pronuncian por la urgencia de alertar más a jóvenes sobre el riesgo generado por el padecimiento.

Hoy, tras dos décadas desde la aparición del virus del VIH, 33 millones de personas alrededor del mundo lo llevan en la sangre, más de un millón están contagiadas en los Estados Unidos, y en Nueva York más de 100 mil personas entre los 13 y 64 años viven con el virus.

Según estudios del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, siglas en inglés) a pesar que el número de infectados se ha estabilizado desde los años 90, en el 2006 se dieron 56 mil 300 nuevas infecciones en el país.

UNO DE LOS MILLONES DE ROSTROS

He aquí el caso que le pone rostro a una enfermedad que afecta de forma desproporcionada a la comunidad de origen latinoamericano, según comenta el diario neoyorquino La Prensa:

María Luisa, doctora especializada en ginecología, vino a Nueva York de vacaciones hace 14 años para nunca volver a Ecuador, su país natal.

Poco tiempo después de llegar a la ciudad, la madre de su novio la llamó por teléfono y le sugirió que se hiciera la prueba del VIH porque su hijo vivía con VIH/SIDA. Se hizo la prueba que dio un resultado positivo.

"En 1994 supe que tenía el virus y tomé la decisión de morirme acá", explica María Luisa, quien empezó a enfrentar la enfermedad indocumentada y sola. Durante dos años esperó la muerte, su médico le dio cinco años de vida, pero las cosas cambiaron en 1996 cuando los nuevos medicamentos que suprimen el virus y evitan que se desarrolle la enfermedad salieron al mercado.

"En los ochentame tomaba14 medicamentos diarios, hoy son dos pastillas al día y un régimen de descanso y buena alimentación", aclara María Luisa, quien es una activista incansable en la prevención del contagio del virus en las mujeres, quienes representan el 24 por ciento de los casos de personas hispanas infectados en el país.

"La mujer heterosexual se ha apoderado de la lucha incansable de los activistas gay en este país. Ellos fueron quienes lucharon por las medicinas que hoy tenemos y que el gobierno financia, pero es hora de que las mujeres tomemos rienda de nuestra salud", asevera María Luisa.

A pesar de que María Luisa pasó dos años llorando por su diagnóstico, en el 2001 se casó, trajo a sus hijos a los Estados Unidos y hoy vive una vida inspirada por una misión: lograr que las mujeres se responsabilicen de su sexualidad y logren convivir con el virus.
08/LPB/GG