Penalización de aborto traicionó lucha de guerrilleras sandinistas

Interrupción Legal del Embarazo en México
   Jamileth Bonilla, ex ministra del Gobierno de Nicaragua
Penalización de aborto traicionó lucha de guerrilleras sandinistas
Por: Gustavo González López
CIMAC | México DF.- 14/10/2008

La ex ministra del Gobierno de Nicaragua ante el Consejo de Integración Social Centroamericano, Jamileth del Socorro Bonilla, no duda: "la lucha y la sangre de las mujeres guerrilleras sandinistas fue traicionada por sus mismos dirigentes políticos, encabezados por Daniel Ortega, al obligar a sus diputadas del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) a votar la penalización del aborto terapéutico, hecho que pone en peligro la vida de dos millones de mujeres en mi país".

Sus palabras retumban entre las paredes del Antiguo Colegio de San Ildefonso, en el Centro Histórico de esta Ciudad de México, durante una entrevista exclusiva para Cimacnoticias. La también diputada por Alianza Liberal Nicaragüense (ALN) añade que lo más grave es que el gobierno del presidente Daniel Ortega aplica una campaña de hostigamiento en contra de las propias mujeres sandinistas que interpusieron un recurso de inconstitucionalidad de esta Ley ante la Suprema Corte de Justicia de ese país centroamericano.

Sin dudar un solo instante de sus palabras, Socorro Bonilla asegura que quien está detrás de la penalización del aborto terapéutico es la esposa del actual presidente nicaragüense: la poeta y cristiana, Rosario Murillo, quien convenció a su marido dehacer un convenio con el cardenal Ovando con el fin de que las mujeres perdieran el derecho a abortar cuando los médicos detectaran que peligraba su vida, ley que las protegía desde 1837.

La integrante de la Comisión de Educación, Cultura, Deporte y Medios de Comunicación Social para el Periodo Legislativo 2007-2009 y de la Comisión de la Mujer explica que en estas instancias legislativas participan ella y las diputadas sandinistas. "Ahí nos manifestaron que ellas estaban en desacuerdo en que se penalizara el aborto terapéutico. Sin embargo, como eso había sido una decisión de Partido y ellas son tan disciplinadas...".

Al penalizar el aborto terapéutico, la Iglesia Católica, Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo y las diputadas sandinistas "mandaron prácticamente al desamparo a dos millones de mujeres nicaragüenses quienes están en peligro de morir porque los médicos ya no podrán intervenir para salvarles su vida; de lo contrario, estos doctores serán condenados", tal como ahora lo establece el nuevo Código Penal.

Lo anterior originó que un grupo de mujeres sandinistas se desprendieran del mismo FSLN que encabezad Ortega e interpusieran un recurso de inconstitucionalidad a la Corte Suprema, por lo que ahora están siendo acusadas y demandadas por "organismos de la sociedad civil", organizadas por la esposa de Daniel Ortega, Rosario Murillo.

¿CONTRASANDINISMO?

En un documento del Movimiento Autónomo de Mujeres (MAM), de Nicaragua, fechado a finales del mes pasado (del cual poseemos una copia), Azahálea Solís Román, enumera hechos realizados por el Frente Sandinista de Ortega a partir de 1990:

Es parte del círculo de ganadores como resultado de la privatización del Estado y el establecimiento del neoliberalismo en el país. La utilización de las luchas sociales como un instrumento para lograr mayores beneficios económicos y cotas políticas para la cúpula del partido. Y la realización de un pacto político inmoral y corrupto con el representante de la continuación del somocismo, el ex presidente Arnoldo Alemán.

"Asimismo, La partidarización de todas la instituciones: Corte Suprema de Justicia, Contraloría General, Procuraduría de Derechos Humanos, Consejo Supremo Electoral, las cuales están constituidas más que por funcionarios que aplican la ley, por dos bancadas partidarias que deciden de acuerdo a lo que sus caudillos decidan, por parte de los liberales, Arnoldo Alemán, por parte de los orteguistas, Daniel Ortega.

Y la derogación, en octubre de 2006, del Artículo que desde 1837 permitía el aborto terapéutico, lo cual pudo realizarse porque fueron las y los diputados del Frente Sandinista los que hicieron quórum en la Asamblea Nacional y luego con sus votos consumaron el atropello. Posteriormente entre septiembre y noviembre de 2007, los mismos diputados, con la aprobación de un nuevo Código Penal aprobaron la penalización de todo tipo de aborto.

CONTRA FEMINISTAS Y ERNESTO CARDENAL

En el mismo documento, Solís Román se refiere a las mujeres que interpusieron un recurso de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte de Justicia nicaragüense. Relata: "El contexto en 2008. En noviembre de 2007 la Fiscalía General de la República ordenó una investigación en contra de 9 compañeras integrantes del movimiento feminista nicaragüense, dando con ello inicio público a la persecución contra las mujeres. En los municipios de todo el país se dio orientación a todas las organizaciones de gobierno a que no efectuaran coordinación con los centros de mujeres.

"La Comisaría de la Mujer y los programas de atención en el Ministerio de la Familia han asumido un giro radicalmente distinto y han marcado un claro retroceso en la promoción de los derechos de las mujeres, haciendo prevalecer un enfoque familista, asistencialista y profundamente confesional, convirtiendo los derechos en dádivas y los delitos en pecados que pueden ser perdonados.

"Ataques sistemáticos y permanentes contra los medios de comunicación y las y los periodistas, a quienes el Presidente de la República ha llamado peleles del imperio, hijos de Gobbels y ha prometido el acero de la guerra contra toda la sociedad civil autónoma".

El Movimiento Autónomo de Mujeres de Nicaragua asegura que "El gobierno ha desatado una campaña feroz en contra de periodistas, caricaturistas, artistas y poetas: Carlos y Luis Enrique Mejía Godoy han sido blanco de sus ataques. Ernesto Cardenal es perseguido por una arbitraria decisión del Poder Judicial" y contra todo el movimiento feminista.

"El objetivo de toda esta campaña es la instauración de un modelo de participación homogéneo y excluyente, el sometimiento del periodismo crítico e independiente y de la sociedad civil autónoma", asegura Solís Román.

AMENAZAS A LA VIDA DE SOFÍA MONTENEGRO

En las últimas semanas --añade Solís Román-- particularmente se han concentrado los ataques en contra del Movimiento Autónomo de Mujeres y de sus lideresas. Particularmente "agresiva, violenta e infame ha sido la campaña dirigida en contra de Sofía Montenegro, directora del Centro de Investigaciones de la Comunicación (Cinco) a quien no sólo señalan de agente de la CIA (Agencia Central de Inteligencia estadounidense), a través de mensajes enviados a teléfonos celulares de funcionarios del Gobierno y del partido orteguista, sino que en los medios -- propiedad de la familia Ortega Murillo-- se señala que ella es la encargada de operativizar en Nicaragua las políticas del imperio".

Los ataques a Sofía constituyen una peligrosa amenaza a su vida e integridad personal porque, junto con Juanita Jiménez y Carlos Fernando Chamorro, ha sido señalada como autora de lavado de dinero por altos funcionarios del Gobierno, entre ellas la Ministra de Gobernación, quienes sostienen que Cinco ha triangulado dinero al MAM y que eso configuraría el delito de lavado de dinero.

En realidad, explica Solís Román, lo ocurrido es que Cinco y el MAM establecieron un convenio de colaboración con un programa denominado Fondo Común para la Gobernabilidad Democrática, que es administrado por Oxfam Gran Bretaña e integrado además por el Servicio Holandés de Cooperación al Desarrollo (SNV), la Agencia Católica Irlandesa (TROCAIRE) y Oxfam-Novib Holanda. Y los fondos provienen de la Embajada Real de Dinamarca, la Embajada del Reino de los Países Bajos, la Embajada de Suecia, el Gran Ducado de Luxemburgo, la Cooperación Suiza para el Desarrollo (Colude), el Departamento del Reino Unido para el Desarrollo Internacional (DFID), la Embajada de Noruega y la Embajada de Finlandia.

Así, denuncia Solís Román, con el cierre de Cinco se pretende silenciar al MAM y cerrar los espacios comunicativos que produce Centro de Investigaciones (programa diario y un programa semanal de televisión, un programa semanal de radio y un periódico semanal).

DIFÍCIL TRABAJAR POR EL FEMINISMO

Tanto la diputada Jamileth del Socorro Bonilla como Azahálea Solís Román coinciden al señalar que el ataque concentrado en contra de periodistas, intelectuales, artistas, feministas, Cinco y el MAM tiene la particularidad de que la casi totalidad de las personas "provienen del sandinismo", por lo que el gobierno de Daniel Ortega y su esposa pretenden anular cualquier influencia que estas personas tienen en la sociedad nicaragüense y entre la base sandinista, en particular.

En el recinto de la Universidad Nacional Autónoma de México y a unos cuantos pasos del Templo Mayor de la Ciudad de México, la legisladora Bonilla, de la Alianza Liberal Nicaragüense y Presidenta de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Asamblea Nacional, considera que "ha sido muy difícil para las mujeres sandinistas luchar por una patria mejor ya que el feminismo representa una minoría en el país y está siendo atacada".

Jamileth del Socorro Bonilla recuerda que en los años 90, cuando ganó la candidata a la Presidencia de la Unión Nacional Opositora (UNO), Violeta Chamorro, quitándole la dictadura de diez años a Daniel Ortega, las feministas, periodistas, intelectuales, poetas y defensores de derechos humanos sandinistas pasaron a ser oposición con muy pocas oportunidades de influir en la política nicaragüense al ser relegados por sus propios dirigentes del FSLN.

Sin embargo, hubo una mujer preparada, una mujer sandinista, una mujer luchadora –añade la legisladora nicaragüense--, que ahora es directora de Sí Mujer e integrante del MAM: Ana María Pizarro, quien fue requerida por las autoridades judiciales de su país, citatorio que fue calificado por ella misma como "una nueva demostración del atropello y tortura sicológica a la que son sometidas las líderes feministas en Nicaragua".

La propia Directora de Sí Mujer manifestó que no existen argumentos que justifiquen el interrogatorio al que fue sometida por parte del fiscal que investiga la denuncia presentada por el Ministerio de Gobernación, tras supuestas irregularidades encontradas en dos convenios firmados entre el Centro de Investigaciones de la Comunicación, el Movimiento Autónomo de Mujeres (MAM) y las organizaciones internacionales Oxfam Gran Bretaña y Forum Syd.

La feminista fue acompañada por la presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Vilma Núñez de Escorcia –que ha sufrido atentados contra su vida--, quien criticó que el fiscal nuevamente utilizó un mismo formato en el interrogatorio que les hizo a otras personas que han sido citados en este caso.

"La verdad es que se está actuando sin fundamentos, y es definitivamente un mecanismo de tortura, como le llamó la doctora, no tiene razón de ser, no está en ningún procedimiento, y pienso yo que es una forma de hostigar a gente que está trabajando por Nicaragua", sostuvo Núñez.

La diputada Jamileth del Socorro Bonilla, señaló que Rosario Murillo, portavoz de su esposo, critica al poeta Ernesto Cardenal por atacar al "líder sandinista Daniel Ortega".

"En el fondo, el ataque de Murillo (poeta cristiana) en contra de Cardenal se debe a que éste es un disidente del FSLN y por apoyar la creación del Movimiento Renovador Sandinista (MRS) en las elecciones nacionales de 2006 y oponerse a la candidatura de Ortega", agregó.

Por último, Jamileth del Socorro Bonilla, Solís Román y Ana María Pizarro, han solicitado apoyo a todas las organizaciones no gubernamentales de mujeres de todo el mundo para acabar con las agresiones, hostigamientos, amenazas en contra de las feministas "sandinistas o no".

08/GGL/GG