Mayor incidencia de muerte materna en países del sur

Mortalidad Materna
   Indica Estado Mundial de las Madres 2008
Mayor incidencia de muerte materna en países del sur
Por: Gladis Torres Ruiz
CIMAC | México DF.- 24/07/2008

Las madres que mueren en el mundo, una por minuto, por complicaciones en el embarazo, parto y puerperio forman parte de la población menos desarrollada y pobre, porque las diferencias son profundas entre madres del sur y del norte del orbe.

Las causas, señala información de organizaciones e instituciones internacionales y nacionales son abortos clandestinos practicados en condiciones insalubres, hemorragias, la obstrucción en el parto, la eclampsia y preclampsia.

El noveno estudio Estado Mundial de las Madres 2008, elaborado por Save The Children, apunta que una brecha muy dramática se abre a la hora de comparar la disponibilidad de servicios de salud materno infantil de Suecia y de Níger.

Prácticamente todos los partos en Suecia cuentan con la asistencia de personal sanitario cualificado, mientras que sólo un 33 por ciento de los partos en Níger son atendidos por personal calificado.

De la misma manera, el Informe de esta Organización No Gubernamental (ONG) indica que casi todas las mujeres suecas han recibido educación formal durante más de 17 años y vivirán hasta los 83 años, un 72 por ciento utiliza algún medio moderno de contracepción y sólo una de cada 185 sufrirá la muerte de su hija o hijo antes de que éste cumpla un año.

En el extremo opuesto de ese panorama se encuentra Níger, donde una mujer habrá recibido como media en su vida una educación formal de tres años, sólo una de cada 10 mujeres sabe leer y escribir y tan sólo vivirá hasta los 45 años.

Apenas un 4 por ciento utiliza algún método moderno de contracepción y uno de cada cuatro niñas y niños muere antes de cumplir un año. Según este índice, cada mujer en Níger verá morir a una hija o hijo y nueve de cada 10 madres pueden perder hasta dos hijos en su vida.

Es decir, cualquier madre nigeriana a lo largo de su vida corre el riesgo de perder a dos de sus hijas e hijos, en contraste con lo que sucede en Suecia en donde sólo una de cada 185 madres tendrá que ver morir a su hija o hijo antes de que éste cumpla los cinco años de vida.

Estas diferencias tan profundas reflejan la manera en que las mujeres madres del mundo viven, señala Save The Children, donde se aprecia que las diferencias entre los países más y menos desarrollados son "abismales", con lo cual crece cada vez más la brecha de desigualdad.

AMERICA LATINA

Según datos reportados por los gobiernos de América Latina, esta región tiene una tasa de muerte materna baja, sin embargo en la región ocurre lo que señalan las OSC: "los grandes promedios ocultan enormes desigualdades".

Así, en países de América Latina se pueden encontrar cifras parecidas a Suecia, sin embargo nada tienen que ver con la vida cotidiana del resto de las mujeres del país, porque existen en miles de municipios realidades como las nigerianas.

Un estudio del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) sobre el índice de Desarrollo Humano, encontró que en México, si bien vivir en el centro del país, Distrito Federal, en especifico en la delegación Benito Juárez, puede ser semejante al nivel promedio de Canadá, nacer y vivir en Pilar del Río en Chiapas al sur del país, es tener las escasas posibilidades de África.

El Comité por una Maternidad Sin Riesgos ha señalado en reiteradas ocasiones que cinco estados de la República --Guerrero, Chiapas, Puebla, Veracruz y Oaxaca-- concentran casi 60 por ciento de las muertes maternas.

Las mismas entidades son también las que concentran la mayor pobreza y el mayor rezago de desarrollo, pero además tienen el mayor número de población indígena. Y, como contraste, México alberga el hombre más rico del mundo, Carlos Slim, uno solo contra millones de pobres.

Por eso la Organización de las Naciones Unidas (ONU) calificó la región latinoamericana como la más desigual del mundo.

08/GT/GG/CV