Pasta de Conchos: siete mujeres entraron 18 metros a la mina

DERECHOS HUMANOS
   "Es un mensaje para la STPS y el Gobierno federal"
Pasta de Conchos: siete mujeres entraron 18 metros a la mina
Por: Guadalupe Cruz Jaimes
CIMAC | México DF.- 20/06/2008

Siete mujeres, viudas, madres o hermanas de los 65 mineros fallecidos el 19 de febrero de 2006 en el siniestro de la mina 8 Unidad Pasta de Conchos, Coahuila, de los cuales 63 permanecen ahí sepultados, entraron ayer a la mina de carbón para mostrar al Gobierno federal que es viable rescatar los restos.

"Fue un mensaje para la Secretaría de Trabajo y el Gobierno federal, hemos tenido mucha paciencia, pero ya estamos desesperadas", manifestó a Cimacnoticias Teresa Contreras, viuda del minero José Porfirio Cibrián, quien permanece en guardia en las inmediaciones de la mina 8, desde el pasado 15 de mayo.

Después de que Industrial Minera México (IMM) inició trabajos para sellar la bocamina de Pasta de Conchos, ella y otras viudas y familiares de los caídos en el siniestro permanecen en las inmediaciones "en pésimas condiciones, aguantando el calor, sin agua y sin luz, para evitar que la sellen".

La entrada a la mina, reiteró Teresa Contreras vía telefónica, "es un llamado al Gobierno federal y la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS), para que obligue a Juan Camilo Mouriño, secretario de Gobernación. Queremos una mesa de diálogo que tengan compasión de las familias por el desgaste físico y emocional que estamos viviendo".

Las siete viudas ingresaron de 15 a 18 metros, aproximadamente, para depositar una ofrenda floral, después de celebrar la misa que llevan a cabo cada mes, desde la muerte de sus familiares, hace ya 2 años y 4 meses.

La viuda de José Porfirio Cibrián relató que en un principio sólo querían acercarse a la mina de carbón para que el sacerdote que celebró la misa derramará agua bendita y ellas depositarán su ofrenda floral, pero el encargado de los guardias, Daniel Flores, que custodian la mina, les negó el paso.

Cuando les impidieron el acceso, las viudas se organizaron para ingresar a la mina, sin ningún percance con los guardias contratados por Industrial Minera México (IMM).

Además de "soportar todos los días temperaturas que rebasan los 40 grados centígrados, sin luz y agua", denunció Teresa Contreras, sufrimos el maltrato por parte de Daniel Flores, empleado de Minera México. "Nos trata de los peor, hostiga a las familias y hasta a los trabajadores de IMM, que están bajo sus órdenes".

Las personas que entraron a la mina son: Teresa Contreras Rodríguez, viuda del minero José Porfirio Cibrián; Tomasita Reyes Cuevas, viuda de Reyes Cuevas Silva; Alma Lorena Álvarez Flota, hermana de Jesús Álvarez Flota; María Lourdes Zapata, esposa de Guillermo Ortiz; Yéssica Rosales, hija de Amado Rosales Hernández; Alicia Flota Carrillo, madre de Jesús Álvarez Flota; Rosa María Mejía, viuda de Rolando Alcocer Soria.

Por su parte, Elvira Martínez, viuda de Jorge Vladimir Muñoz y representante de Familia Pasta de Conchos, señaló que continúan en espera de la respuesta que la Presidencia de la República solicitó a Juan Camilo Mouriño, secretario de Gobernación.

Para ello, Familia Pasta de Conchos cuenta con el apoyo de la diputada del Partido de la Revolución Democrática, Claudia Cruz, quien está interviniendo para que la Segob "nos dé una respuesta pronto", dijo en entrevista telefónica con Cimacnoticias.

08/GCJ/GG