España: a pesar de condiciones favorables, baja tasa de maternidad

Mortalidad Materna
   Ocupa el puesto 12 entre los mejores países para ser madre
España: a pesar de condiciones favorables, baja tasa de maternidad
Por: Argelia Villegas López
CIMAC/AmecoPress | Madrid, Es..- 27/05/2008

Las mujeres en España viven su maternidad entre dobles jornadas y falta de corresponsabilidad en sus hogares. Algunas eligen ser madres de tiempo completo durante la primera etapa de vida de sus hijos renunciando a sus proyectos laborales temporalmente, y otras deciden de forma definitiva no tener bebés.

Durante las tres últimas décadas el país ha tenido una de las tasas más bajas de maternidad en el mundo. Pese a ello, y según un reciente estudio, el país se ubica entre los primeros en el planeta donde las condiciones de vida garantizan una maternidad plena y segura.

En los años 50 España presentaba cifras similares a las de algunos países del África subsahariana respecto a mortalidad infantil, pues la tasa de muertes en esa época superaba el centenar por cada mil nacimientos.

Las cosas han cambiado. Actualmente la reducción de la mortalidad infantil se debe gracias a los cuidados médicos obstétricos y perinatales desarrollados que han beneficiado a millones de madres, según el noveno estudio de Save The Children que analiza cada año la situación de las madres en el mundo.

Durante la última década, las cifras de muerte infantil en el país se han estabilizado, situándose entre 2 mil y 2 mil 200 fallecimientos infantiles anualmente. En 2006, 2 mil 061 menores de cinco años fallecieron, el 82 por ciento de las muertes se produjeron durante el primer año de vida. Actualmente Cantabria tiene la tasa más baja de mortalidad infantil (2.29 por mil).

Mientras que en el sur del país destaca la situación de Ceuta, pues tiene 12.5 muertes de menores de edad por mil, lo cual representa una tasa alarmantemente alta, y superior a la de anteriores años, ha considerado Bernat Soria, ministro de Sanidad y Consumo, quien participó en la presentación de este informe que reveló luces y sombras de la realidad de la maternidad en el país y el mundo.

Año con año Save The Children realiza una fotografía mundial de la maternidad. En el estudio se establece un ranking para ubicar los mejores y peores países en el mundo para ser madre. La medida se basa principalmente en indicadores predeterminados relacionados con la educación, salud, estatus económico y político de cada país analizado.

ESPAÑA ENTRE LOS MEJORES

Entre los mejores países para ser madre, España ocupa el puesto número 12, de una lista de 146. El año pasado el país ocupada el noveno lugar, pero esta vez ha bajado 3 puestos por la inclusión en el informe de Irlanda, Alemania y Francia, los cuales están por encima de España al otorgar mejor calidad de vida para las madres y sus hijas e hijos.

Esta vez se han incorporado al estudio 146 países de todos los continentes, la selección se ha basado en estudios enfocados a la maternidad que ya se han realizado en esos países, La única razón de no considerar algún país se debe únicamente a la falta de datos disponibles respecto a maternidad o que el país tenga un número de habitantes inferior a 250 mil.

Los factores que ubican a España en el puesto 12 son: una muy alta esperanza de vida para las mujeres (84 años), de las más altas en el mundo, similar a la de Italia y Suiza, y sólo es superada por Japón. Una baja tasa de riesgo de mortalidad materna, la décima más baja del mundo, una por cada 16 mil 400, y una tasa de mortalidad de menores de 5 años, que es mejorada por Islandia y Suecia.

MADRES EXTRANJERAS Y AUTÓCTONAS

En entrevista con AmecoPress madres extranjeras y españolas coincidieron: tener hijos aquí representa muchos retos a vencer, pues revelaron que aunque existen algunos apoyos económicos y sociales que ofrece el gobierno a las mujeres que deciden ser madres, y perciben plenitud en el tratamiento de los hospitales, gran parte de la realidad de ser mamá se vive en los hogares".

"Ahí te ves sola ante el desorden de casa, el cuidado del bebé y tu proyecto de vida abandonado, explicó Beatriz, madrileña de 36 años, madre de dos niñas.

Cuando veo el desorden de la casa, y el tiempo que me quita el cuidado de las dos niñas, me doy cuenta que igual que mi madre, yo hago hasta 3 jornadas, mi trabajo, el de la casa, y cuidar a las dos niñas, el papá llega muy noche, sólo colabora los fines de semana, detalló Beatriz, quien trabaja a media jornada en hostelería.

Considera que dos salarios son lo único que puede darnos de comer a los cuatro, todo es caro, y para vivir dignamente los dos salimos a currar, narró Beatriz quien se reúne con un grupo de amigas de su edificio en el barrio madrileño de Vallecas para compartir algunos consejos respecto al cuidado de sus hijos, o comparten alguna mujer cuidadora, en la mayoría de casos de origen extranjero que cuida de las y los niños.

La madre de Iñigo, de seis años, y de Inés, de cinco, comparte el cuidado de ambos con una cuidadora de origen colombiano. Yo voy a dejarlos en la mañana, hago desayunos, meriendas, los baño y preparo para llevarlos al colegio. La chica que cuida de ellos va a recogerlos y está con los dos mientras yo regreso de trabajar. El padre sale muy temprano de casa, regresa muy noche y sólo los fines de semana dedica algunas horas al cuidado de los dos niños.

Soy pequeña empresaria, y tengo horario libre, no puedo dejar mi trabajo por cuidarlos. Cuando nacieron el primer y segundo año abandoné todo para estar en sus primeros años de vida, pero no puedes olvidarte de ti. Por eso contraté a Karen, mujer colombiana que cuida de ellos de lunes a sábado.

A su vez, Karen tuvo que renunciar a su maternidad en su natal Bogotá, donde tiene 3 hijas que ahora cuida su madre. Ella envía dinero mensualmente para el cuidado de sus hijas y para una casa que se construye en Colombia.

"Llevo aquí cinco años. No he visto a mis hijas, les llamo y mando dinero… Ahora Iñigo e Inés son mis hijos, les he transmitido amor, cuidados y calor de madre, lo que ahora les falta a mis dos hijas en Bogotá… Estoy tramitando la reagrupación familiar para traer a las dos conmigo", declaró a AmecoPress Karen.

Myriam, también de nacionalidad colombiana y casada con un español, decidió ser madre a sus 39 años. "Aposté por tener un hijo lejos de todo, de mi familia, y de lo que más quiero", narró la entrevistada, quien asegura que el gran problema para ser madre en España siendo extranjera son "los estereotipos a los que te enfrentas. En los hospitales te tratan como si fueras tonta, como si no supieras nada sólo por ser de otro país".

Su parto fue en el hospital Gregorio Marañón. Enia, su hija de 13 meses con nacionalidad colombiana por su madre y española por su padre, nació un 28 de marzo. Myriam recibe 100 euros mensuales que le corresponde por el "cheque bebé", proyecto de la ley que regula las prestaciones por nacimiento o adopción de una hija o hijo y fue aprobada el año pasado.

El cheque bebé puede ser pedido por cualquier madre que lo haya sido desde el 1 de julio del año pasado, para beneficiarse hay que ser de nacionalidad española o haber residido como mínimo dos años en el país antes del nacimiento o adopción de la hija o hijo.

También se apoya de las ayudas que otorga el carné de "familia numerosa" que le ayuda para la escuela infantil de su hija. Pues cuando se casó con su actual pareja, él ya tenía dos hijos de otro matrimonio.

"Tuve un embarazo difícil. Lo que más sufrí fue la falta de trato humano en el hospital. Nunca me explicaron lo que me hacían, no me decían nada. Extrañe mucho la calidez de mi país, el trato hacia las madres aquí en los hospitales es demasiado impersonal" detalló.

De su parto y posparto Miriam recuerda la ayuda de la "matrona", quien trabaja en los hospitales dando acompañamiento a las madres. "Los grupos de mujeres me ayudaron mucho a recuperarme tras el nacimiento de la niña, y en el momento de nacer Enia la matrona fue la única que logró entenderme y ayudarme a que naciera bien mi hija".

Myriam se siente identificada con la idea de una nacionalidad "universal" para su hija. "Las segundas y terceras generaciones de este país tendrán su origen de padres y madres extranjeros, Enia tiene dos nacionalidades, la educo como colombiana pero también como española". Toda la familia de Myriam vive en Colombia, y siguieron día con día su embarazo a través de Internet, y múltiples opciones que ofertan las nuevas tecnologías.

RETOS A VENCER

España es país donde a nivel mundial se tienen menos hijos, durante las tres últimas décadas es asombrosa la disminución de la tasa de maternidad en el país, declaró a AmecoPress María Jesús Mohedano, Miembro del patronato de Save The Children al presentar el noveno informe.

Esta vez los datos revelaron que el mejor país para ser madre es Suecia, y el peor fue Níger, donde las mujeres tienen como promedio de vida los 45 años, y es un país en el cual las mujeres corren el peligro de perder a dos de sus hijas o hijos a lo largo de su vida.

Entre las principales problemáticas que enfrenta la maternidad y mortalidad infantil en el país se ubican las enfermedades perinatales, en un 43 por ciento, así como partos prematuros debido al embarazo tardío, la edad promedio para tener hijos es de 30 años. Mientras que las malformaciones congénitas, deformidades, y anomalías ocupan el 25 por ciento.

El país se ubica abajo de otros en torno a temáticas como las bajas (permisos) por maternidad, inferior a otros países. En España la baja por maternidad es de 16 semanas, inferior a Eslovenia con 28 semanas, Reino Unido con 26, Italia con 21, Portugal con 18.

Aunque cabe señalar que en el país la paga para las madres es del 100 por ciento mientras en otros países queda reducido este porcentaje. España sobresale en las tasas de escolarización preescolar, donde sólo es superada por Bélgica. Así como de escolarización en secundaria pues representa la tasa más alta junto a Dinamarca y tras Australia.

La mortalidad infantil es todavía un reto a vencer en el país, pues el 62 por ciento de las muertes registradas entre niñas y niños menores de cinco años es por causas de accidentes.

Los datos que aglutina el informe de Save The Children respecto a España han sido agrupados por Comunidades Autónomas, sin considerar razas o etnias de las mujeres que son madres en el país.

08/AVL/GG