En el mundo de la ciencia, menos de la mitad son mujeres

POBLACIÓN Y DESARROLLO
   En países en desarrollo, dice la Unesco
En el mundo de la ciencia, menos de la mitad son mujeres
Por: Redaccion
CIMAC | México DF.- 19/02/2008

Las mujeres constituyen una cuarta parte de las personas que se dedican a la investigación científica alrededor del mundo, estima el Instituto de Estadística de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Esto significa que en más del 80 por ciento de las naciones, menos del 45 por ciento de investigadoras e investigadores son mujeres. Y en aproximadamente el 40 por ciento de estos mismos países la participación de las mujeres en la investigación científica está cayendo a un 30 por ciento, señala el citado informe de la Unesco, titulado Ciencia, Tecnología y Género y publicado en noviembre de 2007.

Se considera que para que exista equidad de género en el ámbito de la ciencia y la tecnología (CT) debe haber una participación de entre el 45 y 55 por ciento para ambos sexos, cifra que sólo es alcanzada en el 17 por ciento de los países a nivel mundial.

En América Latina y el Caribe, incluido México, el 43 por ciento de las y los investigadoras son mujeres, cifra por debajo de la equidad. Es decir, sólo cinco de los 18 países que reúnen datos desagregados de género han alcanzado la equidad de género.

Entre estos países están Argentina Brasil y Venezuela, que además se encuentran entre los más poblados de la región y tienen el mayor número de investigadoras e investigadores. Ahí, sus cifras desagregadas por género en CT señalan una presencia masculina moderada.

Sin embargo, esta presencia femenina no es visible en países como Chile, Ecuador, Honduras y las Islas de Virginia en Estados Unidos, donde las comunidades de investigadoras e investigadores son menores a los del resto de mundo y donde los hombres representan el 70 por ciento, refiere el informe.

Pero aunque en algunos países de América Latina el acceso de las mujeres en el sector de la ciencia y la tecnología, carreras predominantemente masculinas, ha alcanzado la equidad de género, en el mundo la presencia cada vez menor de la población femenina en los altos puestos de toma de decisiones dentro de la CT significa que tienen menos probabilidades de establecer las prioridades de la investigación.

Las agendas científicas están dominadas en su mayoría por los hombres. En consecuencia, dice el informe, éstos determinan desde su punta de vista masculino lo que es importante y relevante para la CT.

¿SERÍA DIFERENTE?

Como las mujeres no han estado presentes ni en tiempo ni en cantidad suficiente para conocer si la ciencia podría ser diferente si fuera por igual por mujeres y hombres, no hay datos o investigaciones existentes que respondan a esta cuestión. No obstante, actualmente enfoques sobre el trabajo de la mujer dentro de la CT.

Uno de ellos es el modelo diferencial, que sugiere que las mujeres hacen ciencia de diferente manera que los varones debido a la perspectiva que tienen del mundo y su forma de responder y enfrentarse a los problemas.

La propuesta, entonces, para acercarnos a la equidad de género es que las mujeres tengan las mismas oportunidades que los varones de contribuir y beneficiar a la ciencia y la tecnología.

Es necesario, también un cambio estructural, porque las mujeres tienen intereses y prioridades sobre la investigación y han sido marginadas por cientos de años en dicha estructura. Estos cambios estructurales tienen que darse en la cultura, los métodos y los contenidos de la ciencia.

En suma, las voces femeninas deben ser escuchadas en momentos decisivos en la actual y en la futura orientación de la ciencia y la tecnología, concluye el informe.

08/HVR/GG