Emplaza la Cámara a Ulises informe sobre triquis desaparecidas

Acceso a la justicia para las mujeres
   El caso hace exigible alerta de violencia de género en la zona
Emplaza la Cámara a Ulises informe sobre triquis desaparecidas
Por: Jessica Cecilia Martínez /corresponsal y Lourdes Godínez
CIMAC | Oaxaca, Oax..- 18/02/2008

A siete meses de la desaparición de Daniela y Virginia Ortíz Ramírez, indígenas triquis de San Juan Copala, ocurrida en julio de 2006, la Cámara de Diputados federal emplazó al gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, y al procurador de Justicia, Evencio Nicolás Martínez a presentar, en un plazo de 20 días, un informe de las investigaciones realizadas para localizar a las hermanas, informaron en conferencia de prensa las diputadas Marisela Contreras y Aleida Alavéz.

La presidenta de la Comisión de Equidad y Género, Marisela Contreras, informó que en la sesión del jueves pasado el Congreso de la Unión aprobó un punto de acuerdo, propuesto por la perredista Aleida Alavéz, que exhorta a Ulises Ruiz a atender la problemática en la entidad y para que ejecute todas las medidas procesales, de búsqueda, localización y rescate de las hermanas, así como "una pronta impartición de justicia".

Virginia, de 20 años de edad y maestra de educación primaria bilingüe, y Daniela Ortíz Ramírez, de 14 años y estudiante de nivel básico, desaparecieron de San Juan Copala en el trayecto que va a Santiago Juxtlahuaca. Algunas versiones de testigos han señalado que la última vez que fueron vistas fue a bordo de una camioneta, vendadas de los ojos.

ÚLTIMA LLAMADA

Aleida Alavéz, legisladora perredista, informó que los integrantes del Frente Amplio Progresista (FAP) "invitaron" al secretario General de Gobierno de Oaxaca, Manuel García Corpus, para que informe acerca del caso de las hermanas Ortiz Ramírez y de otros conflictos sociales y postelectorales.

Y advirtió que "ésta es la última llamada para que el Secretario de gobierno acuda a esta invitación de las y los diputados federales para dar seguimiento a este y otros problemas muy puntuales de cada uno de los municipios".

La legisladora enfatizó que lo que acontece en la comunidad triqui no es un asunto local, ahí "se vive un estado de excepción, de trasgresión a derechos humanos constante, permanente".

"El conflicto está creciendo en Oaxaca, están queriendo poner en duda el sistema de usos y costumbres en una situación de dejar crecer los conflictos y decir que no funcionan porque atropellan derechos cuando también hay una omisión en atenderlos", precisó.

Marisela Contreras Julián dijo que el caso de las hermanas triquis "abre la puerta" para exigir al Ejecutivo la publicación del Reglamento de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia y se pueda declarar la alerta de violencia de género, que señala la ley, en la zona triqui.

Por lo pronto, giró un oficio a las autoridades de la escuela normal de esta comunidad para que otra de las hijas de Antonia Ramírez realice su servicio social en otro lugar y "en mejores condiciones de seguridad".

AGOTANDO INSTANCIAS

Antonia Ramírez y Emelia Ortiz, madre y prima de las indígenas triquis desaparecidas, dijeron que desde que ocurrieron los hechos han acudido a la Procuraduría estatal y a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

Durante la visita a Oaxaca de Florentín Meléndez, presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en agosto de 2007, le informaron del caso, así como a la Comisión Civil Internacional de Observación de Derechos Humanos en su reciente visita a México y a la entidad.

Asimismo, en enero de este año, presentaron la campaña "¡Si no están ellas… no estamos todas!" para exigir que Daniela y Virginia regresen a casa con vida.

08/PByLGL/GG