Piden respeto a la vida y la libertad en Colombia

Acceso a la justicia para las mujeres
   Activistas y mujeres se movilizan por un acuerdo humanitario
Piden respeto a la vida y la libertad en Colombia
Por: Gladis Torres Ruiz/Corresponsal
CIMAC | México.- 08/02/2008

Mujeres de diversas organizaciones en Colombia, se manifestaron este lunes, por el respeto a la vida y a la libertad en el país, expresando la urgente necesidad de un "acuerdo humanitario" que conduzca a la liberación de cientos de mujeres y hombres que se encuentran secuestrados en el país. "Ésta es la única vía que puede garantizar traerlos con vida y a salvo", informó la Ruta Pacifica de las Mujeres (RPM).

La marcha realizada en Colombia el pasado 4 de febrero fue un éxito contundente en cuanto a participación. Los reportes hablan de 1 millón de personas sólo en Bogotá. Ya que la gente marchó en más de 50 ciudades colombianas y otras 130 en todo el mundo

En su servicio informativo, Alai-amlatina detalla que la atmósfera durante la mega marcha fue muy tranquila y por la calle desfilaron personas de todos los extractos sociales, desde los ricos de los barrios bien hasta los habitantes de las áreas más degradadas.

Indudablemente un evento histórico, a tal punto que se la considera como una de las más grandes marchas de la historia del país, además de que no se verificó ningún problema de orden público, según el reporte del periodista italiano Simone Bruno publicado por esta agencia.

La consigna de la marcha era: "No más FARC, no más secuestro", sin embargo, mucha gente que desfilaba lo hacía con pancartas en contra de los otros actores armados y a favor de un acuerdo humanitario, aclara.

Para Bruno, el evento fue calificado como un día de fiesta cívica inusual en Colombia, que se ha unido por la paz, el evento se realizó en un país que generalmente no se expresa masivamente en las calles, pese a ser uno de los más conflictivos del planeta.


NO A LA GUERRA

En comunicado de prensa, la RPM explica que el principal objetivo de esta movilización era instar por un "acuerdo humanitario", ya que a decir de las activistas, ésta es la única vía que puede garantizar traer con vida y a salvo a las mujeres y hombres secuestrados en los últimos años.

Para la RPM las características que distinguen la política colombiana son la carencia de una política humanitaria por las partes comprometidas en el conflicto que afecta a la totalidad de colombianas y colombianos; las posturas inamovibles de las partes, y la obstinada resistencia a cumplir los imperativos humanitarios "expresada en la negativa a entrar en conversaciones efectivas y eficaces, a efectuar la liberación sin condiciones, a privilegiar los rescates a ‘Sangre y Fuego’, la crueldad con las víctimas y sus familiares, los asesinatos y la falta de voluntad política".

Denuncia que en Colombia, al igual que en otros países que han vivido la guerra, la violencia sexual contra las mujeres es utilizada como arma de guerra y una manera de deshonrar al enemigo o como un trofeo.

"Para las mujeres de la zona del conflicto armado, la situación no sólo tiene que ver con la confrontación armada entre los diferentes actores: guerrilla, militares y paramiltares, sino también con el abuso sexual, el maltrato físico, el chantaje y la presión a la que son sometidas por los diferentes actores del conflicto", aclaran.

En el contexto de guerra que vivimos en Colombia los actores armados violan mujeres, prohíben la movilización, la organización y condicionan el modo de vestir, bajo la amenaza de convertirlas en objetivo militar, señalan,

El comunicado añade que se asesinan a las mujeres por los nexos familiares y afectivos que sostengan con cualquiera de los actores armados

Además de lo anterior, el 70 por ciento de las personas afectadas por el desplazamiento (2 millones) son mujeres, niñas y niños. Por ello, dicen las activistas, las mujeres expresamos que es necesario construir salidas que superen estas prácticas y que no es necesario continuar justificando respuestas que han demostrado su ineficacia para dar un salto hacia la solución definitiva de este conflicto fratricida.

Por último, la RPM enfatiza en su comunicado: "Repudiamos el secuestro como práctica de guerra, rechazamos el rescate militar de las personas secuestradas, exhortamos a la realización del acuerdo humanitario. Refutamos todas las prácticas de guerra de todos los grupos armados y exigimos el respeto de los derechos humanos y el derecho internacional humanitario".

¿QUÉ ES LA RPM?

Durante más de 10 años la RPM, ha tenido la capacidad de movilizar a 17 mil mujeres para exigir la negociación política del conflicto colombiano y viabilizar el impacto de dicho conflicto en la vida de las mujeres.

La Ruta Pacífica es una propuesta política feminista, de carácter nacional que trabaja por la tramitación negociada del conflicto armado en Colombia, y por la visibilización de los efectos de la guerra en la vida de las mujeres.

Desde su conformación, ha formado parte del Movimiento Ciudadano por la Paz, que desde la sociedad civil ha dicho no a la guerra, está integrada por más de 315 organizaciones y grupos de mujeres coordinadas en 9 regionales (Santander, Bolívar, Valle del Cauca, Risaralda, Bogotá, Putumayo, Antioquia, Chocó y Cauca).


08/GT/GD/CV