Guerrero: piden garantías a la salud de indígenas esterilizados

   ONG y academia envían cartas a juez
Guerrero: piden garantías a la salud de indígenas esterilizados
Por: Redaccion
CIMAC | México DF.- 05/02/2008

Treinta Organizaciones no Gubernamentales y 20 ciudadanas y ciudadanos, académicos e investigadores de 6 países, incluyendo México, solicitaron al juez Séptimo de Distrito con sede en Chilpancingo, Luis Almazán Barrera, otorgue el amparo que solicitaron indígenas Na savi (mixtecos) de Mini Numa, municipio de Metlatónoc -en la región de la Montaña de Guerrero- para que el gobernador, Zeferino Torreblanca Galindo y la Secretaría de Salud garantice su derecho a la salud y a la vida.

La petición fue realizada a través de misivas –informa el Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan—que han sido enviadas desde el pasado lunes 28 de enero como parte de una campaña de cartas que se emprendió ante la preocupación que surge por la postura indiferente y el olvido en que ha mantenido el gobierno del estado a dicha comunidad que se encuentra en el segundo municipio más pobre del país y América Latina, según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Algunas de las organizaciones que han enviado vía fax sus escritos son: el Centro Fray Julián Garcés Derechos Humanos y Desarrollo Local de Tlaxcala, la Comisión Independiente de Derechos Humanos en Morelos, el Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario en Guadalajara, el Centro Regional de Derechos Humanos Bartolomé Carrasco Briseño de Oaxaca, la Red Guerrerense de Organismo Civiles de Derechos Humanos, Mujeres en Lucha por la Democracia; La Asociación Latinoamericana de Micro, Pequeño y Medianos Empresarios en México así como la Fundación Dos Sergio Méndez Arceo en Cuernavaca.

Han hecho lo mismo: el Centro de Derechos Indígenas Flor y Canto en Oaxaca, la Organización Indignación, Promoción y Defensa de los Derechos Humanos en Yucatán, el Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova en Tapachula, el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas, la Red Mexicana de Acción Frente al Libre Comercio, la Red Orejana-Hermosillo de Sonora, la Fundación Aztahuácan para el Desarrollo Comunitario en Iztapalapa, el Grupo Basta de Alemania, la Corporación Avre (Acompañamiento Psicosocial y Atención en Salud Mental a Víctimas de Violencia Política), la Organización Médico Internacional de Suiza y las secciones de Suiza y de Dinamarca de Amnistía Internacional, entre otras.

En los textos que hacen llegar desde Alemania, Suiza, Dinamarca, Colombia y Estados Unidos las ONG manifiestan que confían en que el juez analizará minuciosamente las pruebas expuestas y dictaminará conforme a derecho y a los estándares internacionales de protección a los derechos humanos, emitiendo el fallo correspondiente para determinar que el derecho a la salud de la comunidad de Mini Numa ha sido vulnerado y que por lo tanto debe ser garantizado.

EL AMPARO

El pasado 8 de noviembre del 2007, autoridades comunitarias e indígenas de Mini Numa solicitaron al Juzgado Séptimo de Distrito un amparo para que el gobernador, y el secretario de Salud, LuIs Barrera Río, garanticen su derecho a la salud y a la vida, esto luego de que ambos se negaron a cumplir a cabalidad las medidas cautelares que otorgó la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos de Guerrero.

Esta Comisión pide que el gobierno del estado adopte todas las medidas administrativas, legislativas y de cualquier índole, necesarias para salvaguardar la vida y la salud de la población de Mini Numa. Que una brigada de salud atienda a la población de Mini Numa de manera continua, en tanto se resuelve el fondo del presente caso de violación a los derechos reproductivos. Y que la Secretaría de Salud cubra con personal calificado las 24 horas del día y de lunes a domingo en la clínica de Metatónoc, asegurando contar con un cuadro básico de medicamentos.

Lamentablemente, señala Tlachinollan, hasta hoy no ha habido una solución real y más bien el 21 de septiembre del 2007, Barrera Ríos contestó a la Comisión que la primera medida cautelar estaba garantizada con el personal del centro de salud de Metlatónoc que labora hasta después de las 15:30 horas, y que a partir de esa fecha un Técnico en Atención Primara a la Salud (TAPS) estaría comisionado permanentemente para atender la comunidad de Mini Numa. Agregó que ya había ordenado el abasto de medicamentos.

Con esta contestación, el Secretario de Salud nuevamente minimizó la petición de Mini Numa, pues dichas medidas son insuficientes y no responden a la demanda de la comunidad, porque prevalece el mismo esquema de atención en la cabecera municipal de Metlatónoc, bajo el cual murieron por enfermedades gastrointestinales: Leónides Montealegre Hernández de 4 años, Fidel Montealegre Rojas de 9 años, Ofelia Montealegre Rojas de 7 años, Olivia Vasquez Cano también de 7 años, Silvestra de los Santos de 22 años de edad y Cayetano Hernández Guevara de 54 años.

Además –detalla el Centro de Derechos Humanos de La Montaña Tlachinollan-- el médico responsable de la unidad médica de Metlatónoc continúa atendiendo por la mañana y de lunes a viernes, a unos 30 personas indígenas, cuando la población para la cual fue creado ese centro de salud es para pretende atender las necesidades de salud a una población de más de 100 comunidades. Sin embargo por la tarde no se brinda ningún servicio, como tampoco ocurre los sábados y domingos, denuncia.

DEMANDA DE SALUD

Minu Numa ha mantenido desde el 2003 su demanda de salud que consiste en la construcción de un centro de salud, la asignación de un médico así como la dotación de un cuadro básico de medicinas.

En 2007 solicitó a Barrera Ríos, a través de dos escritos, que diera una atención integral e incluso hizo una denuncia pública ante medios de comunicación. Sin embargo esta petición ha sido ignorada a pesar de que es conocido que por la dispersión de las comunidades y el mal estado en que se encuentran los caminos hombres, mujeres y niños tienen que recorrer a pie hasta cinco o seis horas para llegar a la clínica que está en la cabecera municipal de Metlatónoc.

Esta "clínica", detalla Tlachinollan, no son más que dos vagones que donó la Fundación Vamos México que encabezaba la esposa del ex presidente de la República, Vicente Fox, Martha Sahagún.

Lo mismo ocurre en Mini Numa con el TAPS, toda vez que cubre sólo el turno matutino y se encuentra ahí de lunes a jueves. Igual ocurre con las medicinas que hay en la Casa de Salud de dicha comunidad, pues no es un cuadro básico de medicamentos, necesario para atender las enfermedades más recurrentes y curables.

Por todo ello, el Centro de Derechos Humanos de La Montaña considera que el gobierno de Guerrero sigue sin garantizar el acceso a la salud de los indígenas mixtecos de Mini Numa.

Y por esto, las autoridades comunitarias solicitaron el 8 de noviembre del 2007 un recurso de amparo ante el Juzgado Séptimo de Distrito con sede en Chilpancingo, bajo el número 1157/2007-II, ante la negativa de la Secretaría de Salud para dotar de la infraestructura necesaria que garantice su derecho a la salud.

Dentro de este proceso, se llevará a cabo hoy 5 de febrero una audiencia constitucional en la que se desahogarán diversas pruebas, entre ellas, un video que muestra la situación de la comunidad y testimonios de los habitantes. Posterior a ello, el Juez encargado del caso cuenta con 15 días hábiles para emitir un fallo, el cual confiamos deberá determinar que el derecho a la salud de la comunidad de Mini Numa ha sido vulnerado y que por lo tanto debe ser garantizado.

08/GG