Jalisco: Procurador, acusado de pederastia, continúa en el cargo

VIOLENCIA
   Subprocurador que hizo la denuncia, obligado a renunciar
Jalisco: Procurador, acusado de pederastia, continúa en el cargo
Por: Alicia Yolanda Reyes/corresponsal
CIMAC | Guadalajara, Jalisco.- 24/12/2007

Pese a las acusaciones contra el procurador de Jalisco, Tomás Coronado Olmos, éste se mantiene en el cargo; sin embargo, el ex sub procurador Víctor Manuel Landeros Arvizu, quien denunció formalmente al procurador por pederastia, prostitución y pornografía infantil, fue obligado a dejar el cargo y uno de sus escoltas sufrió hace unos días un atentado.

El caso judicial inició cuando el 25 de abril pasado, Águeda, de 16 años, y su madre Araceli acudieron a poner una denuncia en contra de Tomás Coronado Olmos, por los delitos de violación.

La menor de edad contó que ella y otras mujeres, también menores de edad, habían sido invitadas por otra compañera a una fiesta en una granja ubicada en la carretera a Chapala. Una vez en el lugar --donde se encontraba el Procurador y otros funcionarios-- les dieron de beber, y luego jugaron a la botella, los castigos eran quitarse parte de sus prendas de vestir.

A una de las chicas incluso le tocó realizarle sexo oral al funcionario mencionado. Cuando Águeda quiso huir fue agredida; pero fue testigo de que otras niñas desnudas entraban a la alberca con los invitados en donde tenían juegos sexuales, que eran filmados por otro de ellos. Todo esto consta en la averiguación 1737/2007/S.

Después de hacer la denuncia, ambas mujeres fueron hostigadas y amenazadas, e incluso privadas de su libertad el 28 de agosto y obligadas a desistirse de las acusaciones contra el Procurador.

Es de hacer notar que la menor de edad no sabía de quién se trataba, solo identificó a su agresor por una fotografía que le mostraron en la Procuraduría.

A pesar de las amenazas, la menor ratificó las acusaciones el 30 de agosto, lo cual está asentado en el acta 010935/2007/039. En ella incluso consta que la menor fue amenazada, poniéndole una pistola en la sien.

El 1 de septiembre fueron retenidas la menor de edad y su madre por agentes de la Procuraduría de Justicia de Jalisco, encabezados por Eduardo López Pulido, quien las obligó a firmar un documento, el cual no se les dio a leer, pero que después se enteraron que era para exculpar a Coronado Olmos.

El gobernador del estado, el panista Emilio González Márquez, él mismo que sale en las fotos junto al Papa, besando imágenes religiosas del nacimiento que puso en Casa Jalisco y que ha admitido que su equipo acude los miércoles a su clase de Biblia, aseveró que si había una acusación formal contra el Procurador se crearía incluso una comisión para investigar.

Existe otro testimonio de unamujer a la que se identifica como Carolina, la cual ratifica las declaraciones de Águeda. Carolina narró que ella y dos amigas más fueron contactadas por Martín Aguirre, el cual les dio dinero por acudir y acceder a los requerimientos sexuales con el Procurador, a lo cual se negó y salió corriendo de la granja junto con otras dos niñas.

Un señor que las vio llorando en la carretera les dio 30 pesos para el camión y así regresaron a sus casas, asustadas.

LAS COMISIONES

La queja se puso en las comisiones de Derechos Humanos Nacional y estatal. La CNDH ya contestó diciendo que por tratarse de servidores estatales ellos no pueden intervenir y la estatal señala que está a la espera de la denuncia de Landeros contra Coronado.

De acuerdo con el Ombudsman local, Felipe de Jesús Álvarez Ciprián, se tienen en proceso de investigación cuatro quejas más contra el Procurador y Martín Aguirre, ex Jurídico del área de Alumbrado Público del Ayuntamiento tapatío, el cual se encuentra prófugo, por el mismo delito.

Aseveró que la queja llegó a dicha Comisión hace aproximadamente 3 meses y que en los primeros meses del 2008, habrá una respuesta, mientras tanto las víctimas han sido amenazadas para que dejen de hacer declaraciones.

07/AYR/GG/CV