Difunden en Costa de Oaxaca radionovela sobre la discapacidad

LIBERTAD DE EXPRESIÓN
   Carolina, el largo camino de la dignidad
Difunden en Costa de Oaxaca radionovela sobre la discapacidad
Por: Jessica Cecilia Martínez/corresponsal
CIMAC | Zipolite, Oax..- 30/11/2007

Carolina, el largo camino de la dignidad, radionovela en español y lenguas indígenas para la promoción de las personas con discapacidad, producida e interpretada por la comunidad del Centro de Apoyo Infantil Piña Palmera, en Zipolite, Oaxaca, fue escrita por jóvenes dedicados al análisis y la divulgación de la Convención de los Derechos de las Personas con Discapacidad.

Participaron en la producción y realización personas con discapacidad y rehabilitadas, así como sin discapacidad, de comunidades chatinas y zapotecas de la Costa y Sierra Sur, con apoyo de la organización civil Voces y Rostros, informó Eduardo García Vásquez, uno de los coordinadores de Piña Palmera.

La radionovela cuenta la historia de Carolina, estudiante de 20 años de edad y muy amiguera. Es hija de una mujer a quien su pareja abandonó, dejándola con tres menores de edad a su cargo.

Un día y sin causa aparente, Carolina sintió dolor en la cadera y en una pierna y quedó inmóvil. El médico diagnosticó cáncer y aconsejó amputar la articulación, lo cual se realizó.

El tiempo pasó lento… cómo negándose a avanzar; cómo queriendo conservar intacto el dolor causado para siempre a una joven que de un día a otro le fue arrebatada la esperanza y la alegría, cuenta la narradora de la historia.

Después de un prolongado autoexilio por su discapacidad, le informaron sobre un centro de rehabilitación que literalmente le cambió la vida.

ESFUERZOS Y VOLUNTADES

La radionovela reunió a personas con distintas discapacidades como ataxia, hemiplejía, ceguera, sordera, secuelas de polio, columna bífida, artritis y parálisis cerebral.

El encuentro entre comunidades permitió crear una historia en las que se reflejan las particularidades y cosas comunes que enfrentan las personas con discapacidad en las zonas indígenas de Oaxaca, sostuvo García Vásquez.

La radionovela se fue armando con pedazos de las historias de todas y todos los personas que participan en el Centro. La elaboración del guión, que tiene 10 capítulos, la interpretación y la posproducción se hizo en casi nueve meses.

Intervinieron 45 personas, lo que permitió incluir a casi toda la comunidad de Piña Palmera, aunque también hubo personas externas como Ana Canseco y Jorge Cruz de Paz, ella con artritis y él con parálisis cerebral. Ana es la voz institucional de Carolina, el largo camino de la dignidad.

El personaje principal es interpretado por una pasante de la carrera de psicología, pero sin discapacidad. Los otros dos protagónicos, el de la mamá de Carolina y el de Leonardo recayeron en dos personas con discapacidad: Luisa González, artrítica, y Everardo Pérez Pacheco, ciego.

Otro participante es Martín Reyes Hernández, quien padece ataxia (trastorno caracterizado por la disminución de la capacidad de coordinar los movimientos) y es encargado de la tienda de artesanías del Centro. Dentro de la trama, da vida al ayudante de un vendedor de tacos.

No contábamos con voces entrenadas, ni con una platilla de actores y frecuentemente una persona con discapacidad tenía que acudir a la terapia o se encontraba indispuesta, pero cada persona tuvo un lugar en la producción, contó entusiasmado.

Al igual que sus compañeros ha superado el duelo de la discapacidad y se fijó el propósito de replicar su experiencia.

Martín quiere sentar precedente al generar una herramienta de comunicación alternativa que sirva para llegar a las personas con y sin discapacidad.

DIFUSIÓN

Con veinte copias de la versión en español, así como las versiones en zapoteco y chatino se inició el proceso de difusión de Carolina.

Mariano Enríquez, un joven ciego y campeón nacional de mil 500 y cinco mil metros planos participó en la versión en español e hizo la traducción a una de las variantes del zapoteco. Literalmente fue un trabajo sobre silla de ruedas y con auxilio de bastones, recordó.

Ana Canseco, de 25 años de edad y ocho con artritis, es la voz institucional de la serie y ahora se encarga también de su divulgación.

El tema original de la radionovela estuvo a cargo del chelista Jorge Amador Bedolla, integrante de la Orquesta Sinfónica de la UNAM y del guitarrista catalán Pere Soto.

PIÑA PALMERA

Desde hace 20 años, Piña Palmera ha abordado el tema de discapacidad con personas de comunidades rurales, en su mayoría indígenas.

Ubicada en inmediaciones de la playa de Zipolite, en San Pedro Pochutla, Piña trabaja con rehabilitación, integración social, información, concientización y prevención de todas las formas de discapacidades (física, intelectual o de conducta), sin tener en cuenta la gravedad de la discapacidad ni las posibilidades de paga.

07/JCM/GG/CV