Angela Dorothea Merkel

   Hacedoras de la Historia
Angela Dorothea Merkel
Por: Erika Cervantes*
CIMAC | México.- 08/11/2007

No es fácil ocupar un cargo de decisión en un país que es considerado una potencia, y lo es menos cuando la creencia religiosa de quien lo ocupa contrasta con los preceptos del partido que representa. Es el caso de Angela Dorothea Merkel, nombrada Cancillera de Alemania en 2005, cargo que será su responsabilidad hasta 2009.

Su carrera política se hizo visible tras la caída del Muro de Berlín y la unificación de Alemania.

Es la primera mujer que se desempeña como Cancillera de Alemania y la mandataria más joven de la historia de su país. También fue la primera mujer que ocupó la presidencia de su partido.

Mientras se fraguaba el Tratado de Unidad, Merkel se afilió a la Unión de Cristianos Democráticos (CDU, por sus siglas en alemán) y se convirtió en portavoz del último gobierno de la República Democrática Alemana (RDA).

Se ganó la confianza del entonces canciller Helmut Kohl, que la acogió en su gabinete como ministra para la Mujer y la Juventud, hasta que en 1994 asumió la cartera de Medio Ambiente.

Con la derrota de la CDU en 1998, su eterno delfín, Wolfgang Schaeuble, se situó al frente del partido y Merkel se convirtió en su secretaria general.

Pero los que predijeron que su carrera estaba acabada, pronto se equivocaron, ya que dos años más tarde tomaría las riendas de la CDU.

POLÍTICA ECONÓMICA

En su lucha con el ex canciller Gerhard Schröder, Angela Merkel centró su campaña en la necesidad de dotar a Alemania de un auténtico impulso económico que permitiera al país pasar del puesto número 25 de la Unión Europea (UE) a un lugar puntero en Europa.

Defendió la simplificación del sistema fiscal alemán y acotar el papel del Estado en la vida de las y los ciudadanos. También flexibilizar las normas de despido en las pequeñas empresas y crear empleos para reducir en todas las empresas la cuota para desempleo.

Entre los grandes retos que como canciller ha enfrentado es el haber sido nombrada Presidenta de la UE y poner en marcha la Constitución de la Unión Europea, la cual no se concretó y fue reemplazada por un Tratado de Reforma.

Como Canciller, Angela Merkel ha defendido la creación de un Ejército europeo de carácter permanente, oponiéndose a la vez a la creación de unos Estados Unidos de Europa de carácter federal.

Para Merkel la UE no ha conseguido establecer intereses comunes para las guerras comerciales del futuro, ahora que se ha logrado el objetivo comunitario de mantener la paz y la libertad durante la Guerra Fría.

SU VIDA

La "niña", como la llamaba Helmut Kohl, nació en Hamburgo en 1954, pero se crió bajo un régimen comunista, el de la extinta República Democrática Alemana (RDA). Es hija de un profesor y pastor luterano. Ese mismo año su padre se hizo cargo de una iglesia del Este y se trasladó con su familia a Templin (Brandeburgo).

Merkel creció en el campo, a 80 kilómetros al norte de Berlín, en la RDA, fue educada en Templin y en la Universidad de Leipzig, donde estudió física (1973-78). Trabajó y estudió en el Instituto Central de Química y Física de la Academia de las Ciencias (1978-90).

Luego de recibir el doctorado en Física trabajó en el campo de la física cuántica.

Su vida en la RDA le ayudó a forjarse como política. Durante sus primeros 36 años tuvo que aprender a ocultar sus ideas y sentimientos, algo esencial para sobrevivir en una sociedad donde cualquier individuo corría el riesgo de ser vigilado por los servicios secretos de la Stasi (servicio de seguridad en la RDA), especialmente la hija de un pastor.

Angela Merkel habla varios idiomas, domina el ruso y el inglés, su oficina particular la adorna con una imagen de la zarina de origen alemán Catalina la Grande.

Su verdadero nombre es Angela Dorotea Kasner, o Kasi, como es llamada por su familia. El apellido de Merkel procede de su primer marido, Ulrico, físico como ella. Ahora está casada con un químico, Joachim Saber, de quien no asumió el apellido.

Uno de sus logros ha sido que los dirigentes del G-8 aceptaran recortes significativos de las emisiones de dióxido de carbono, entre otras cosas y que Alemania se halla comprometido a respetar el cierre de las centrales nucleares del país antes de 2020.

* Periodista y fotógrafa feminista mexicana, coordinadora de redes de Periodistas en Comunicación e Información de la Mujer, AC (CIMAC).

07/EC/GG/CV