Llama RSF a Estados aceptar la crítica y evitar represión a medios

LIBERTAD DE EXPRESIÓN
   Quinta clasificación mundial de la libertad de prensa
Llama RSF a Estados aceptar la crítica y evitar represión a medios
CIMAC | México.- 24/10/2006

Ante la grave falta de respecto a la libertad de expresión en muchos países de mundo, es urgente que los dirigentes de los Estados acepten la crítica, y dejen de reprimir sistemáticamente a los medios de comunicación, de la forma más violenta, sostuvo la organización Reporteros sin Fronteras (RSF).


En su quinta clasificación mundial de la libertad de prensa dada a conocer hoy, RSF revela que mientras los Estados más represivos siguen siendo los mismos, algunos países en desarrollo llegan a encabezar la clasificación, incluso más delante de las democracias occidentales.


Desgraciadamente no cambia nada en los peores predadores de la libertad de prensa en el mundo, los periodistas norcoreanos, eritreos, turcomanos, cubanos, birmanos o chinos, pagan con su vida o su libertad el hecho de querer informarnos.


Destaca una buena noticia que, una vez más, demuestra que incluso siendo muy pobres hay países que pueden mostrarse muy respetuosos con la libertad de expresión y nos preocupa sobremanera la lenta, pero constante degradación de la situación en Estados Unidos, Francia y Japón.


El trío infernal de la libertad de expresión (Corea del Norte, 168 y última posición - Turkmenistán, 167 - Eritrea, 166) ha endurecido aun más el tono. La muerte por torturas, en la cárcel, de la periodista turcomana Ogoulsapar Mouradova ha demostrado que el presidente vitalicio, Separmourad Niazov, puede usar una violencia extrema con quienes se atreven a criticarle.


Siguen siendo algunos países del Norte de Europa los que ganan esta carrera de la libertad de expresión y Finlandia, Irlanda, Islandia y Holanda, ocupan los primeros sitios de la clasificación al no registrar ningún caso de censura, amenaza, intimidación o represalia física.


En 2002, cuando RSF estableció su primera clasificación, Estados Unidos se situaba en la posición 17 y ahora se observa un deterioro entre la prensa y la administración del presidente George W. Bush quien desde que invoca la seguridad nacional, considera sospechoso a cualquier periodista que cuestione su

guerra contra el terrorismo.


Asimismo, el otoño de 2005 fue particularmente difícil para los periodistas franceses, a varios los agredieron o amenazaron durante el conflicto sindical provocado por la nacionalización de la SNCM en Córcega, y durante las violentas manifestaciones en los suburbios franceses, en noviembre.


LOS RESPETUOSOS DE LA LIBERTAD DE EXPRESION


Por primera vez, aparecen dos países entre los 20 primeros, Bolivia (16) es el primer Estado del hemisferio Sur, en el año los periodistas bolivianos han disfrutado de una libertad comparable a la de sus colegas austriacos o canadienses.


Sin embargo, la creciente polarización entre los medios de comunicación públicos y privados, partidarios y opositores del presidente Evo Morales, podría complicar la situación.


Bosnia-Herzegovina (19) continúa su lento ascenso desde el final de la guerra en la ex Yugoeslavia. Ahora, este país se porta mejor que sus vecinos miembros de la Unión Europea, como Grecia (32) o Italia (40).


Finalmente, Panamá (39) disfruta de un contexto político tranquilo y sereno, propicio al desarrollo de un ambiente mediático libre y dinámico.


Colombia ocupa el sitio 131 y México el 139, cada uno de ellos tiene un registro de tres periodistas muertos. También hay un periodista mexicano desaparecido en la frontera norte, donde el imperio del narcotráfico pone en peligro a la prensa. Cerrando la marcha del continente, Cuba (165) sigue siendo la segunda cárcel del mundo para los periodistas, con 24 detenidos, y continúa sin tolerar que haya prensa independiente.


A excepción de Guatemala (90), América Central conserva un rango honorable, a pesar de las diferencias que existen entre países como Costa Rica (29), Panamá (39) y Salvador (41) por una parte, y Honduras (64) y Nicaragua (69) por otra. La escasez de agresiones o atentados a periodistas significa también que la autocensura ha hecho su trabajo.


Para la presente clasificación, RSF aplicó un cuestionario de 50 preguntas, que permiten evaluar la situación de la libertad de prensa en un país, a sus organizaciones colaboradoras (14 asociaciones de defensa de la libertad de expresión, dispersas en los cinco continentes), su red de 130 corresponsales, periodistas, investigadores, juristas o militantes de los derechos humanos. En ella aparecen 168 naciones; las demás están ausentes por falta de información.

06/LR