Bolivia: 95 por ciento de analfabetas son mujeres

   Apoya Cuba campaña
Bolivia: 95 por ciento de analfabetas son mujeres
CIMAC | La Habana, Cuba.- 20/02/2007

En Bolivia, un millón 200 mil personas no saben leer ni escribir y, de ellas, 95 por ciento son mujeres, informó la profesora Roxana Morales, una de las impulsoras de la campaña de alfabetización "Yo, sí puedo", que se lleva a cabo en este país con la ayuda de Cuba.


La aplicación del método cubano de alfabetización, informa el Especial de Prensa Latina, Mujeres del Tercer Milenio, alegra hoy la vida de las bolivianas que, ayudadas por las letras, se sacuden más de cinco siglos de colonialismo y otras formas de explotación.


Roxana Morales, una de las profesoras iniciadoras de la campaña de alfabetización con ayuda de Cuba en Cochabamba, de visita en esta capital, dijo que "Yo, sí puedo" ya superó en cifras y efectividad a métodos anteriores aplicados en el país.


Mi nación, expuso Morales, desea declararse libre de analfabetismo en agosto venidero.


En 20 años y con diversos programas de alfabetización, sólo mil personas dejaron de ser iletradas en el Departamento de Cochabamba, pero con el cubano en ocho meses casi se duplicó la cifra, ejemplificó la docente.


La joven, que da sus clases en una cárcel y en zonas rurales de la región, describió la satisfacción que le provocó enseñar a leer y escribir a sus primeros 140 alumnos.


Espero multiplicar mi alegría cuando otras 40 mujeres superen el analfabetismo, expuso la profesora, que ofrece su colaboración de manera gratuita.


DE ILETRADA A ENTUSIASTA ALFABETIZADA


Petronila Quispe, una de los 76 mil bolivianos que ya aprendió a leer y escribir con el método cubano de alfabetización "Yo, sí puedo", no oculta su alegría por el acontecimiento que le permitió sacudirse siglos de explotación.


Me encuentro feliz, no conocía las letras, ahora he leído y estoy feliz, señaló en exclusiva para Prensa Latina la mujer de 52 años, que en cuatro meses superó el programa en español y ahora espera poderlo cursar en aymara, una de las 12 versiones del proyecto.


La simpática y extrovertida mujer señaló que viajó a Cuba para agradecer al presidente Fidel Castro y a su homólogo boliviano Evo Morales por permitirle estudiar a su edad.


Ahora no tendré que preguntarle a nadie el número del autobús antes de tomarlo, confesó sonriente Petronila, residente en el montañoso y central departamento de Cochabamba.


Gracias, cubanos, les agradezco, ahora voy a ayudar a mis compañeras, expuso la mujer tras escribir perfectamente su nombre y apellidos.


Con más de dos millones de alfabetizados y el reconocimiento de entidades internacionales como la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), "Yo, sí puedo cuenta" con 12 versiones.


Además de las conocidas en español, francés, inglés y portugués, el proyecto desarrolló recientemente variantes de lectura y escritura en aymara y quechua, dirigidas a los indígenas de Bolivia.


Ante sus resultados, la UNESCO le ha entregado en dos ocasiones el Premio de Alfabetización Rey Sejong -la más reciente ocasión el año pasado- por contribuir a mejorar los niveles educativos de diversos países, concluye la información de Prensa Latina.


07/GG