Despenalización del aborto en el DF

Despenalización del aborto en el DF
   "Propuesta moderada de criterios razonables", GIRE
Despenalización del aborto en el DF
CIMAC | México, DF.- 21/03/2007

Lo que actualmente las y los legisladores del Distrito Federal están consensuando en torno al aborto "es una propuesta moderada de criterios razonables", señala en un comunicado GIRE, organización no gubernamental especializada en el tema.


Para el Grupo Interdisciplinario de Reproducción Elegida (GIRE), la propuesta que se discute es moderada, porque a diferencia de países como el Reino Unido, donde se permite el aborto hasta las 24 semanas de gestación, la iniciativa para el DF considerada un plazo de 12 semanas.


Además se trata, enfatiza GIRE, de "una propuesta integral sobre la salud sexual y reproductiva de las mujeres, que hace hincapié en la prevención de embarazos no deseados e intenta disminuir el problema de la mortalidad materna".


Lo anterior, a propósito de la discusión en el Distrito Federal con relación a la despenalización del aborto, a partir de la iniciativa del PRI y Alternativa en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), de fecha reciente.


Pendiente aún su aprobación, la iniciativa supone reformas a la Ley de Salud y al Código Penal del DF.


Con relación a la Ley de Salud, explica GIRE, se está trabajando en una estrategia integral en materia de salud sexual y reproductiva, con la cual "se trata de garantizar el acceso a anticonceptivos y a educación sexual, para evitar embarazos no deseados e infecciones de transmisión sexual".


Con esto, se hace un fuerte énfasis en la prevención de embarazos no deseados, ya que "el aborto no puede ser visto de manera aislada, sino como parte de la atención a la salud reproductiva".


Respecto a la reforma s al Código Penal se están discutiendo cuatro puntos, expone GIRE: definición de embarazo, proyecto de vida, plazo de 12 semanas y reducción de penas.


Con relación a la definición de embarazo, aclara, la ciencia médica considera que el embarazo comienza cuando se completa la implantación del huevo fertilizado en el revestimiento del útero. La reproducción natural humana es un proceso que comprende la producción de gametos masculinos y femeninos y su unión durante la fertilización. El embarazo es la parte del proceso que comienza con la implantación del conceptus en el seno de una mujer, y que termina con el nacimiento de un bebé o con un aborto.


PROYECTO DE VIDA


Ya que el "daño al proyecto de vida" implica la pérdida o el grave menoscabo de oportunidades de desarrollo personal, en forma irreparable o muy difícilmente reparable, en esta propuesta se está trabajando en considerar la afectación al proyecto de vida como una causal más de exclusión de responsabilidad penal, explica GIRE.


"La continuación de un embarazo no deseado o no planeado puede afectar significativamente la realización personal de la mujer embarazada, contrariando los planes futuros que se ha propuesto llevar a cabo, así como cambiar drásticamente sus aspiraciones personales, profesionales y educativas. De acuerdo con la Corte Interamericana de Derechos Humanos, esta situación atenta contra la libertad de las personas, derecho fundamental e inalienable de las mujeres".


La imposición de un embarazo no deseado o no planeado, puede interrumpir su proyecto de vida y, como consecuencia, provocarle, incluso, trastornos psicológicos que afecten su vida y su salud --entendido este como un estado de bienestar físico, mental y social integral-- y promuevan un malestar general respecto de su entorno.


El proyecto de vida de la mujer está relacionado con el reconocimiento de derechos fundamentales establecidos en la Constitución y diversos tratados internacionales de derechos humanos firmados y ratificados por nuestro país. En este sentido, "el Estado tiene la obligación de proteger y garantizar a las mujeres el ejercicio de estos derechos", subraya.


El proyecto de vida deriva del derecho de las mujeres a la libertad, y el respeto a este proyecto garantiza también la integridad, autonomía, salud física y un desarrollo integral de su personalidad y bienestar psicológico. "Difícilmente se podría decir que una persona es verdaderamente libre si carece de opciones para encaminar su existencia y llevarla a su natural culminación".


Y concluye, "cuando el Estado no garantiza que una mujer interrumpa un embarazo no deseado o no planeado le está imponiendo llevar a cabo ese proceso y pone en peligro no sólo su integridad física y psíquica, su salud o su vida, si no que, además, contribuye a restringir la realización de los proyectos profesionales y/o educativos".


PLAZO DE 12 SEMANAS


Ya que las mujeres corren menos riesgo en un plazo de 12 semanas de gestación, se considera la excluyente de responsabilidad penal del aborto en caso de que afecte su proyecto de vida. A medida que aumentan las semanas de gestación, la interrupción es más riesgosa.


"Un aborto temprano es seguro para la mujer, y 12 semanas es un tiempo razonable para que la mujer tome su decisión", puntualiza GIRE.


En países como Estados Unidos, la decisión de interrumpir el embarazo está sujeta a la voluntad de la mujer y al criterio del médico que la atiende, siempre y cuando se realice dentro del primer trimestre: las primeras 12 semanas de gestación.


En cambio en el Reino Unido ?Inglaterra, Escocia y Gales? se permite el aborto hasta las 24 semanas de gestación, cuando la continuación del embarazo suponga un riesgo mayor que la interrupción del mismo, en caso de una afectación a la salud física o mental de la mujer embarazada o a la de sus hijos.


También se permite, dentro de este mismo plazo, si está en riesgo la vida de la mujer; se afecta de forma grave y permanente su salud física o mental, y en caso de malformaciones del producto de la concepción.


REDUCCIÓN DE PENAS


Según la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), "es necesario hacer una reforma radical del sistema de justicia para lograr que la sanción de la prisión únicamente se aplique en aquellos casos en que no existe ninguna otra alternativa: la privación de la libertad como el último recurso de la administración de justicia y no el primero, como actualmente ocurre".


En ese sentido, el proyecto propone reducir las sanciones actualmente previstas para la mujer, además de establecer una pena conmutativa de trabajo a favor de la comunidad.


LAS CIFRAS HABLAN


Para GIRE, en torno a la discusión acerca de la despenalización del aborto en México es importante considerar las siguientes cifras.


El DF concentra el 14 por ciento del total de las muertes por aborto a nivel nacional, además de que, en esta ciudad capital, el aborto representa la tercera causa de muerte materna, mientras que a nivel nacional representan la quinta causa, según datos de Ipas México, a partir del análisis de datos oficiales de la Secretaría de Salud.


Ipas calcula que, por año, mueren en México aproximadamente 100 mujeres por abortos inseguros. El promedio de muertes por abortos inseguros en el DF es de 7 mujeres al año, lo que equivaldría a una mujer cada 52 días.


Entre los años 2002 y 2006, la Secretaría de Salud del DF realizó 66 interrupciones legales de embarazos (por violación y por razones de salud).


A partir de datos del Instituto Nacional de Salud Pública, de la "Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica 2006: resultados preliminares", en diciembre del 2006 el periódico Reforma publicó las cifras siguientes.


A nivel nacional, el 80 por ciento de las mujeres embarazadas no tenía deseos de tener un hijo al momento de embarazarse (8 de cada 10).


Existen 1 millón 204 mil 548 mujeres embarazadas en el país. De ellas, sólo 117,654 tenían deseos de embarazarse, es decir, menos del 15 por ciento. Del resto, 144,601 deseaban esperar más tiempo, 882,293 no querían embarazarse. Del total de embarazos no deseados, el 36.2 por ciento se presenta en mujeres menores de 20 años


"El número de abortos inducidos en México es estimativo, pues al tratarse de un hecho muchas veces clandestino, hay subregistro", señala GIRE.


Las cifras existentes varían, concluye, hablan de 102 mil abortos inducidos al año --de acuerdo con el Consejo Nacional de Población (Conapo)-- a 553 mil 100, según el Instituto Alan Guttmacher.


07/CV