Mueren jóvenes por complicaciones de embarazo y parto: UNFPA

Mortalidad Materna
   Cada minuto una pierde la vida
Mueren jóvenes por complicaciones de embarazo y parto: UNFPA
CIMAC | México DF.- 05/04/2007

En ocasión del Día Internacional de la Salud, que se celebra el próximo domingo 7 de abril, la directora ejecutiva del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), Thoraya Ahmed Obaid, afirmó que la institución se suma a la Organización Mundial de la Salud en pro de una mayor seguridad en cuestiones de salud y fortalecer las acciones para promover y proteger el derecho de cada persona a la salud, incluida la salud reproductiva.


Este año se conmemora el 20° aniversario de la Iniciativa para la Maternidad sin Riesgo, dice el organismo. En consecuencia, ningún otro momento será mejor que el presente para centrarse en la seguridad de la salud de las mujeres y las madres. Al proteger la salud de las madres se protege también la salud de sus hijos y sus familias.


No obstante, la trágica realidad es que cada minuto una mujer pierde la vida durante el embarazo y el parto, es decir, más de medio millón de mujeres mueren cada año y un millón de niños quedan privados del amor y los cuidados de sus madres.


Y ésta es sólo una pequeña muestra. Por cada mujer que muere, existen entre 20 y 30 que sobreviven al parto pero padecen lesiones debilitantes.


Actualmente, las complicaciones durante el embarazo y el parto son la causa principal de defunción de las jóvenes de entre 15 y 19 años de edad en los países en desarrollo.


Desde cualquier punto de vista, indica UNPFA, esta situación es inaceptable y constituye una crisis de salud pública. La gran mayoría de esas vidas podrían salvarse con eficaces intervenciones en función de su costo y cuyos efectos positivos han sido comprobados en varios países.


En Egipto y Honduras, la tasa de mortalidad derivada de la maternidad se redujo a la mitad en sólo siete años. En otros países, la salud materna ha mejorado sustancialmente. La clave del éxito es el liderazgo gubernamental.


Los líderes mundiales están de acuerdo sobre la prioridad de reducir el número de pérdidas de vidas innecesarias durante el embarazo y el parto, como se refleja en el Objetivo cinco de los Objetivos de Desarrollo del Milenio para mejorar la salud materna.


A fin de lograr mayores progresos, es necesario que cada mujer tenga acceso al conjunto básico de servicios de salud reproductiva.


Según se estima, si se asegurara el acceso a los servicios de planificación familiar voluntaria, se podría reducir el número de defunciones maternas entre 20 por ciento y 35 por ciento y el número de defunciones infantiles hasta un 20 por ciento.


Asegurando la atención de personal capacitado antes y durante el parto, con el respaldo de atención obstétrica de emergencia, se reduciría en un 75 por ciento las defunciones de madres.


Con motivo de la celebración del Día Mundial de la Salud, el UNFPA hace un llamado a los gobiernos y a sus aliados para que efectúen inversiones en servicios de salud reproductiva como prioridad urgente.


Ninguna mujer debería morir al dar la vida. Si nos proponemos seriamente proporcionar seguridad a la salud de las mujeres, debemos colaborar a fin de garantizar el acceso universal a servicios de planificación familiar, atención de personal capacitado durante el parto, atención obstétrica de emergencia y los servicios de prevención y tratamiento de las infecciones de transmisión sexual, incluyendo el VIH y SIDA.


07/GG