Guerrero, donde parir muchas veces significa morir

Mortalidad Materna
   Uno de los tres primeros estados con muerte materna
Guerrero, donde parir muchas veces significa morir
Por: Lourdes Godínez Leal
CIMAC | México DF.- 01/05/2007

Durante una década, Guerrero se ha ubicado entre los tres primeros estados de la República con más altas tasas de muerte materna, superando la media nacional, debido principalmente a la pobreza y las inequidades en la región, de acuerdo con la organización civil Fundar.


Pese a la riqueza de sus recursos naturales y a que el turismo es la principal actividad económica del Estado, sus municipios han sido considerados por diferentes organismos como el Consejo Nacional de Población (Conapo) y el PNUD de Naciones Unidas, como de los más marginados del país.


Colindante con los estados de México, Michoacán, Morelos, Puebla y Oaxaca, Guerrero contaba a 2005 con 3 millones 116 mil 453 habitantes, de los cuales, un millón 498 mil 511 eran hombres y un millón 617 9421 mujeres.


Dividido en 7 regiones económicas, 77 municipios oficiales y uno autónomo, la zona de la Montaña y la Costa Chica tiene los municipios más marginados de la región.


El Conapo señaló en 2004 que la Montaña de Guerrero se ubicó entre las 36 zonas del país más pobres, donde un factor predominante es la migración, analfabetismo, la violencia contra las mujeres y la militarización de sus zonas indígenas.


La Secretaría de la Mujer del Estado ha reconocido que Guerrero tiene la tasa de población analfabeta más alta del país (62 por ciento) siendo la región de la Montaña la menos escolarizada. Más del 32 por ciento de las mujeres de la región, es analfabeta.


Según Conapo, de los 17 municipios de la Montaña, 11 son considerados como de muy alta marginación, entre ellos Metlatónoc, el municipio más pobre del país.


El Fondo de Naciones Unidas para el Desarrollo de la Mujer (UNIFEM) ha reconocido que la mortalidad materna en este estado del sureste del país es de las más elevadas en el mundo: 281 mujeres indígenas mueren por cada 100 000 recién nacidos, mientras el promedio es de 151 en las mujeres indígenas y de 51 en las mujeres mexicanas.


Asimismo, refiere que el 96 por ciento de la población indígena en Guerrero no tiene acceso a servicios de salud ante la falta de hospitales con personal calificado y equipados para atender las necesidades básicas de la población.


PARA MUESTRA UN BOTÓN


UNIFEM destaca que en la zona de la Montaña de Guerrero se encuentra el hospital de Tlapa, con capacidad para atender a 300 mil 500 personas de 17 municipios.


En él hay únicamente 3 ginecólogos, dos anestesistas y un pediatra para cubrir un solo turno. En esta misma zona (la Montaña), se ubican 6 hospitales básicos comunitarios sin especialistas ni equipo y hay 166 unidades de salud, de las cuales más de la mitad no cuenta con la presencia de un médico general y las mujeres son atendidas por enfermeras y personal no calificado.


OTROS DATOS


Según INEGI, hasta 2003, Guerrero se ubicó entre los estados con más alta fecundidad, con 2.5 hijos por mujer, ocupando el primer lugar de la lista por entidades federativas y superando la media nacional que era de 2.1 hijos por mujer, por lo que este sector de la población, se encontró muy por debajo de la media nacional (de 70.7 por ciento) en el uso de métodos anticonceptivos.


Hasta 2003, la mayor parte de la atención de mujeres embarazadas del estado la realizaron parteras y enfermeras, en casi el 50 por ciento de los casos.




07/LGL/CV/GG