Amenazas de Succar a Lydia Cacho en careo de 15 horas

Especial - Caso Lydia Cacho
   Intentó juez "cambiar el juicio contra mí", dice la periodista
Amenazas de Succar a Lydia Cacho en careo de 15 horas
Por: Lourdes Godínez Leal
CIMAC | México DF.- 03/05/2007

Por primera vez en el juicio que se le sigue a Jean Succar Kuri por los delitos de violación, delincuencia organizada, pornografía infantil y lavado de dinero, entre otros, la periodista y escritora Lydia Cacho fue citada a rendir su declaración testimonial al penal de La Palma, en un careo solicitado por el juez tercero de lo penal de Quintana Roo, Víctor Manuel Echeverría Tun.


Tras 15 horas de careo, acompañado de intimidación y amenazas públicas a la periodista por parte de Succar Kuri y de su abogado Wenceslao Cisneros Anaya, Lydia Cacho calificó como "positivo" en términos generales este encuentro, ya que sostuvo que la defensa del pederasta "no cuenta con una buena estrategia jurídica" y continúa enfrascada en la publicación "Los Demonios del Edén".


Lydia Cacho, quien fue demandada por difamación por el empresario libanés Kamel Nacif por la publicación de dicho material, que pone al descubierto una red de pederastas encabezada por éste y Succar Kuri, entre otros personajes de poder, señaló en entrevista que durante las 15 horas que duró el careo, Succar Kuri insistía en decirle al juez quinto de lo penal de La Palma que él se encontraba ahí por culpa del libro de Cacho.


Además de que en reiteradas ocasiones, sostuvo la periodista, "tanto él como su abogado (Cisneros Anaya) cuestionaron mi profesión y exigían mi cédula profesional para demostrar que soy periodista e insistían en que lo que yo publiqué es falso".


Por otro lado, Succar Kuri admitió "cínicamente" también, por primera vez en este careo, según Cacho Ribeiro, que sí es él quien aparece en el video difundido en la prensa nacional donde tiene una conversación con Edith Encalada -una de sus víctimas- sobre cómo abusa y viola a las niñas y adolescentes.


Amenazada constantemente por Succar a través de ademanes cuando el juez se distraía, Cacho tuvo que enfrentar nuevamente la sensación de impotencia que experimentó durante su detención cuando el abogado de Succar Kuri, Wenceslao Cisneros, "solicitó la intervención de la fuerza pública para que me detuvieran bajo el argumento de que no soy periodista y por lo tanto lo que digo no es cierto".


El juez de la Palma incluso accedió a esa postura pidiéndome mi cédula profesional "y de ser un juicio contra Succar, lo cambiaron a un juicio contra mí", dijo Cacho.


Sin embargo, Lydia Cacho, fuerte y firme, sostuvo en reiteradas ocasiones que Succar no se encontraba en prisión por su libro y sí por violar a menores de edad.


La directora del Centro Integral de Apoyo a la Mujer (CIAM) en Cancún, que atiende a víctimas de violencia, advirtió que está dispuesta a entregar la información con que cuenta (correspondencia, correos electrónicos, entre otros) a la Procuraduría General de la República, para que investigue las cuentas de banco, los lugares y demás donde Succar Kuri cometía sus ilícitos, si éste sale libre.


"Es injusto que las niñas de 15 años o menos, vayan al juzgado y estén sometidas a todo lo que esto implica" porque Edith decidió retractarse de sus declaraciones tras ser amenazada y ofrecerle dinero".


Cacho Ribeiro confió en que hay suficientes elementos para que Succar Kuri no obtenga su libertad y condenarlo, pese a que éste en reiteradas ocasiones le advirtió que la iba a demandar por su libro y cuando saliera (de prisión) "me iba a destruir".


LA DEMANDA DE EDITH


En tanto, Cacho Ribeiro explicó que la demanda que interpuso Edith Encalada contra ella "va bien" y no le preocupa porque, insistió, lo que busca es dinero.


La demanda nos ha servido para el caso Succar, explica Lydia, porque Edith reconoce que es su historia, porque dice que la demanda que enfrenta se debe a que yo la publiqué y "me enriquecí" con ella. Lo que Edith busca es parte de este supuesto dinero que dice obtuve por su publicación.


Cabe recordar que Lydia Cacho interpuso tres demandas: ante la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra Periodistas, que investiga la demanda por difamación contra Cacho; ante la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos relacionados con actos de violencia contra las Mujeres (Fevim), que investiga la presunta tortura contra la periodista durante su detención y traslado de Cancún a Puebla, y ante la Procuraduría General de la República (PGR) (la SIEDO), para esclarecer la presunta red de explotación sexual infantil.


07/LGL/GG