Necesarias clínicas especializadas para adolescentes

Mortalidad Materna
   Sólo hay dos en el DF, ninguna en las entidades federativas
Necesarias clínicas especializadas para adolescentes
Por: Lourdes Godínez Leal
CIMAC | México.- 25/05/2007

En el Distrito Federal (DF) únicamente existen dos clínicas especializadas para atender a las y los adolescentes y jóvenes, mientras que en las 31 entidades federativas de la República mexicana este servicio es inexistente, informó Anameli Monroy, directora del Centro de Orientación para los Adolescentes (Cora).


La adolescencia es un sector de la población que tiene necesidades muy específicas, por lo que Monroy considera necesario que en el caso del DF exista una clínica especializada por lo menos en cada delegación, de las 16 que lo conforman.


Anameli Monroy, especialista en medicina del adolescente, es una de las pioneras en México en la promoción de la atención médica para las y los adolescentes y en hacer los primeros registros sobre embarazo en adolescentes a través de Cora, la organización civil que dirige.


Si bien Monroy considera que este tipo de espacios (clínicas) son costosos, el beneficio para este sector de la población es alto. Y es que señaló que las y los adolescentes y jóvenes tienen necesidades muy específicas, por lo que una de las ventajas de este tipo de servicios radica precisamente en su especialización.


Los servicios más demandados por las y los adolescentes son la asistencia psico-social (para casos de adicción), salud sexual y reproductiva, embarazo, Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) y VIH/SIDA, entre otros.


Sin embargo, no hay recursos para abrir este tipo de clínicas y aun cuando "hemos insistido por 30 años que las y los jóvenes y adolescentes deben ser prioritarios para el gobierno", lo que se debe hacer es invertir en prevención, consideró Monroy.


De ser así, aseveró, estaríamos formando adultos más sanos y contribuyendo a prevenir y disminuir las enfermedades crónicas en su etapa adulta. "La mayoría de estos jóvenes presentan problemas prevenibles".


Por este motivo algunas organizaciones civiles, como la que Anameli Monroy dirige, han empezado a trabajar en la prevención, con pláticas, talleres, foros, eventos y la distribución de material impreso con información para adolescentes y jóvenes.


Al respecto, Monroy también consideró que las escuelas deberían tener un papel destacado en estos ámbitos y con eso, advirtió, "necesitaríamos menos clínicas".


Lamentó que en nuestro país no exista infraestructura para atender a este grupo poblacional y que no se prevea que en un futuro --si se deja del lado la atención para ellas y ellos-- los costos serán inmensos para los servicios de salud, pues "tendrán que costear enfermedades más graves, por los estilos de vida que se llevan actualmente".


UN POCO DE HISTORIA


La directora de Cora explicó que en la década de los 60, un grupo de médicos en Estados Unidos impulsaron un proyecto de medicina para la y el adolescente.


"En ese entonces, se insistía en la necesidad de que hubiera médicos pediatras para adolescentes", comenta Monroy, movimiento que se fue extendiendo a otros países como Ginebra, Suiza o en Australia.


En México, recuerda, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reforzó los estudios para las y los médicos que quisieran hacer una especialidad en medicina del adolescente, "por lo que sí hay médicos especialistas en el tema".


La primera encuesta sobre salud sexual y reproductiva en adolescentes fue hecha por Anameli Monroy en 1985, primera en su tipo en América Latina y el Caribe.


"Fue la primera vez que incluimos a los varones y a las y los adolescentes casados o no, unidos o no, como no ocurre con las encuestas recientes", concluye la especialista.


07/LGL/CV