SS redujo 38 por ciento presupuesto en salud reproductiva

Derechos Sexuales y Reproductivos
   Pero Córdova Villalobos anuncia "estrategia integral"
SS redujo 38 por ciento presupuesto en salud reproductiva
Por: Lourdes Godínez Leal
CIMAC | México DF.- 04/06/2007

El secretario de Salud, José Ángel Córdova Villalobos anunció una "estrategia integral" de atención a la salud de la mujer, priorizando la salud materno-infantil, métodos anticonceptivos, atención a cánceres (de mama y Cacu) y violencia familiar y sexual, todo incluido en el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva (CNEGySR) de la Secretaría de Salud (SS), que este año vio reducido su presupuesto en un 38 por ciento.


La declaración del funcionario, hecha en el marco del Día Internacional de Acción por la Salud de la Mujer, el pasado 28 de mayo, promete mejorar la atención para los cánceres de mama y de Cacu (cérvico uterino) incrementando la cobertura de mastografías para el primero y el mejoramiento en el tamizaje para el segundo, a través de la incorporación de la prueba llamada captura de híbridos.


El organismo encargado de llevar a cabo la "estrategia integral" es la Secretaría de Salud --que hasta 2006 había mantenido el primer lugar en recursos del Presupuesto de Egresos? la cual pasó este año a segundo lugar, al sufrir un recorte en su presupuesto etiquetado del 4.6 por ciento, afectando de manera sustancial al CNEGySR y a sus programas que, de 524 millones de pesos recibidos en 2006, pasó a 347.7 millones para este año.


Así la SS, que en 2006 obtuvo 1 mil 94.1 millones de pesos (el 45.2 por ciento), alcanzó para 2007 1 mil 079 millones de pesos (31 por ciento), según un documento del Centro de Estudios para el Adelanto de las Mujeres y la Equidad de Género de la Cámara de Diputados.


CÁNCER, VIOLENCIA, PREVENCIÓN DE EMBARAZO


Otro análisis del Presupuesto de Egresos para 2007, de la Comisión de Equidad y Género de la Cámara de Diputados, detectó que para este año el CNEGySR recibiría un monto por 70 millones 512 mil 703 pesos para cubrir los dos programas de prevención y control de cáncer: de mama y Cacu.


Para prevención y control de Cacu se destinaron 43 millones 369 mil 400 pesos y para el tamizaje (toma de muestras) se asignaron 78 millones 387 mil 500 pesos.


Asimismo, Córdova Villalobos anunció también en esta estrategia integral priorizar la atención a la violencia familiar y sexual contra las mujeres, para lo cual este año se destinaron 30.2 millones de pesos. El funcionario federal señaló que se pretende crear un programa específico en salud, con los lineamientos necesarios para avanzar de manera coordinada entre las instituciones que trabajan el tema de violencia.


Mientras que para el programa de planificación familiar hay 29.1 millones de pesos, Córdova Villalobos anunció que éste se verá fortalecido principalmente para las y los adolescentes y se enfocará a la prevención de embarazos no deseados; se incrementará el uso de métodos anticonceptivos, se disminuirá la demanda insatisfecha y mejorará la anticoncepción después del parto.


Según el Consejo Nacional de Población (Conapo), las adolescentes y jóvenes tienen una "considerable" demanda insatisfecha de anticonceptivos, principalmente las mujeres de entre 15 y 19 y de 20 y 24 años de edad. "Más del 25 por ciento de las mujeres unidas de estos grupos de edad están en esa situación".


El programa foxista Arranque Parejo en la Vida, destinado a combatir la muerte materna principalmente en mujeres de zonas indígenas y de muy alta marginación, logró obtener para este año 27 millones de pesos.


DÉFICIT EN SALUD


En el Plan Nacional de Desarrollo (PND), presentado por Felipe Calderón la semana pasada, en el apartado de igualdad de oportunidades, rubro de salud, el gobierno reconoce que hay un déficit en la materia y específica: México cuenta con 4 mil 203 hospitales, de los cuales 1 mil 121 son públicos y 3 mil 082 privados.


El sector público cuenta con un promedio de 0.74 camas por cada mil habitantes, inferior al valor sugerido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que es de una cama por cada mil habitantes.


Las instituciones de seguridad social tienen una tasa de 0.87 camas, contra 0.63 de las instituciones que atienden a la población sin seguridad social.

El acceso a servicios de salud, continúa el documento, no alcanza aún a toda la población, y pagar por servicios privados resulta muy difícil para la mayoría.


La falta de infraestructura moderna y la insuficiencia de insumos no generan los mismos efectos en la prestación de los servicios de salud de las diferentes dependencias y puede llegar en algunas ocasiones hasta el 20 por ciento.

En cuanto a la cantidad de personal capacitado disponible en el sector salud, México tiene 1.85 médicos por cada mil habitantes, cifra inferior al promedio internacional deseable, que es de tres médicos.


El documento reconoce que la modernización de los servicios de salud requiere grandes inversiones para lograr los estándares deseables y señala que México destina 6.5 por ciento de su producto interno bruto (PIB) al rubro de la salud, cifra menor al promedio internacional.

"El aumento de recursos financieros no basta para elevar la calidad de los servicios de salud, se requiere del compromiso de sus médicos y enfermeras para brindar una atención más responsable, eficiente y amable", porque es en ellos donde se registra el mayor número de quejas de las y los usuarios en ese sentido.

Y destaca que actualmente estas acciones se llevan a cabo sin una efectiva coordinación entre las distintas instituciones públicas de salud y con un financiamiento dispar, por lo que considera que para incrementar la efectividad de las políticas de prevención en salud, es necesario ordenar las acciones de prevención de enfermedades de todas las instituciones públicas de salud bajo una estrategia coordinada por la Secretaría de Salud y con prioridades claramente establecidas.


Esta estrategia, señala, "debe incluir a las instituciones de los distintos órdenes de gobierno y no sólo a las correspondientes al orden federal".


07/LGL/GG/CV