Sin determinarse aún responsables de abuso sexual a 4 jóvenes

VIOLENCIA
   De parte de militares en Michoacán
Sin determinarse aún responsables de abuso sexual a 4 jóvenes
Por: Miriam Ruiz
CIMAC | México, DF.- 04/06/2007

La Procuraduría General de Justicia del Estado de Michoacán (PGJE) continúa las indagaciones acerca de los abusos sexuales de parte de militares que fueron denunciados por cuatro menores de edad del municipio de Nocupétaro, Michoacán.


A la fecha, policías estatales, federales y personal militar continúan en la fase de declaraciones para determinar la existencia del ilícito, los presuntos responsables y, en su caso, la competencia de la procuraduría estatal, informó el jefe de Agentes del Ministerio Público de la Subprocuraduría General en la PJGE, Alfonso Villagómez León.


Las indagatorias de la Averiguación Previa Federal tendrán que arrojar la existencia de delitos, ya sea violación o aquellos tipificados como abusos deshonestos que se refieren a tocamientos y otras formas de manipulación sexual, abundó el funcionario estatal en entrevista telefónica.


Indicó que por ley no existe una fecha límite para concluir el trámite de integración de averiguación previa, pero que prevén sea un tiempo largo dado que es necesario llamar a declarar a todo el personal policial y militar que participó en las operaciones del 3 y 4 de mayo pasado.


Alfonso Villagomez hizo hincapié de que, en caso de determinarse la existencia de ilícitos hacia las cuatro menores, tendrían que determinar a los presuntos responsables.


Con base en ello, explicó, se determinaría si son juzgados por la procuraduría estatal, si hubieran sido cometidos por civiles o por la Procuraduría General de la República, si se tratara de policías o militares en cumplimiento de sus funciones.


Finalmente, el funcionario del estado de Michoacán recalcó que ante la disposición de las menores de edad y sus familias para proseguir con las averiguaciones, de ser necesario, serán llamadas nuevamente a declarar con un familiar, de acuerdo a lo que marca la ley para protegerlas.


LOS HECHOS


Las cuatro menores de edad fueron capturadas por militares de la 21 zona militar a las ocho de la mañana del día 2 de mayo en el restaurante donde trabajaban, el bar la Estrellita, en el municipio de Nocupétaro, Michoacán, limítrofe con Guerrero, bajo acusaciones de dar protección a narcotraficantes.


Las jóvenes fueron trasladadas en un helicóptero donde las amenazaron de muerte y las hostigaron sexualmente. El personal militar que las llevaba utilizó un pañuelo y una sustancia aún no determinada para desmayarlas, como dijeron en su denuncia pública.


Una de ellas dijo que las golpearon con los puños cerrados, que ya en el cuartel (Zona 21 Militar) un hombre y una mujer le pidieron se desvistiera y la miraron sin examinarla.


Su denuncia está hecha en la Procuraduría General de la República, de acuerdo a las versiones de la CNDH, donde refieren las investigaciones sobre por lo menos una violación y de cómo las amenazaron con tomar represalias con sus familiares si se quejaban.

07/MR/CV