Libre, violador serial en Michoacán

VIOLENCIA
   Amparado en Ley Federal de Justicia para Adolescentes
Libre, violador serial en Michoacán
Por: Andrea Monserrat P. Guzmán/corresponsal
CIMAC | Morelia, Mich..- 06/06/2007

Bajo el amparo de las reformas constitucionales que dieron origen a la nueva Ley Federal de Justicia para Adolescentes, un joven acusado de haber abusado sexualmente de por lo menos 10 mujeres en diferentes puntos de esta capital fue puesto en libertad en los últimos días de mayo, a pesar de que recientemente había sido sentenciado a 40 años de prisión.


En el mes de diciembre del 2005 y tras una investigación realizada por los agentes ministeriales, se logró la detención de Pedro Frutis Villarruel, apodado "El Saladino", quien en ese entonces tenía 16 años de edad y fue considerado como una persona de alta peligrosidad para la sociedad.


El adolescente confesó que cometía los ilícitos por padecer deseos incontrolables de sostener relaciones sexuales, pero luego sentía arrepentimiento por lo sucedido e incluso en algunos casos hasta lloraba.


Frutis Villarruel fue detenido en los momentos en que se dirigía a una colonia ubicada en la periferia de esta ciudad, con la finalidad de localizar una nueva víctima, en las cercanías de su domicilio.


En ese entonces, la Policía Ministerial del estado le dio un seguimiento al caso y precisó que algunas de las víctimas se percataron que el acusado tenía una cicatriz identificable en el pectoral izquierdo con las iniciales "P" y "A".


Agentes de la PGJE detectaron que otros casos estaban registrados con estas características y gracias a ello, y la participación de la sociedad, una de las líneas de investigación condujo a su captura.


De acuerdo con la indagatoria, el ahora detenido seguía a sus víctimas hasta lugares solitarios, bajo el pretexto de preguntarles por alguna persona o calle, las intimidaba simulando traer un cuchillo u otra arma bajo la ropa y después las amenazaba hablándoles en tono fuerte. Enseguida las llevaba a lotes baldíos o casas abandonadas, donde abusaba de ellas y luego trataba de convencerlas de que no denunciaran los hechos.


Del 25 de agosto del año en curso a la fecha, cometió nueve violaciones a mujeres de esta capital: contra una niña de 9 años de edad, otra de 13, cinco de 16, una de 17 y una mujer más de 22 años.


Anteriormente ya había sido internado en el Consejo Tutelar Para Menores, bajo el expediente número 273/2004, acusado de violación a una mujer adulta, registrada el 2 de agosto de 2004. A principios de agosto del 2005 salió de ese lugar, una vez que obtuvo un permiso de salida.


El abogado de la entidad indicó que todas las ofendidas reconocieron a su agresor y éste admitió plenamente su culpabilidad.


Las violaciones sexuales fueron cometidas por Frutis Villarruel en las colonias Solidaridad, Lago III, Loma Real, Lomas de Santiaguito, Leandro Valle, Arcos del Valle, Ampliación Gertrudis Bocanegra, San Rafael y Carlos Salazar.


Conforme a lo estipulado por el Código Penal del estado, Pedro Frutis fue consignado ante el Juez Tercero de lo Penal, quien con fecha 7 de septiembre del 2006 resolvió sentenciarlo a 40 años de prisión y a fijarle una multa de 45 mil 371 pesos.


Sin embargo, la reforma al Artículo 18 constitucional, aprobada en diciembre del 2005, permitió que los abogados del acusado interpusieran un recurso de amparo y una vez que el Juez Segundo de Distrito declaró procedente el incidente promovido, se determinó dejar sin efecto la sentencia dictada por el Juez Tercero de lo Penal y en consecuencia se ordenó su inmediata libertad.


Hasta hace unos meses, la edad para el ejercicio de la acción penal establecida en Michoacán era a partir de los 16 años, pero la reforma constitucional que derivó en la Ley Federal de Justicia para Adolescentes dispone que las personas menores de 18 años que hayan incurrido en una conducta ilícita no podrán ser recluidas en Centros de Readaptación Social para adultos.


07/AM/GG/CV