Pastoras protestantes se pronuncian en favor del ILE

Despenalización del aborto en el DF
   Iglesias deben acompañar decisiones de las mujeres
Pastoras protestantes se pronuncian en favor del ILE
Por: Hypatia Velasco Ramírez
CIMAC | México, DF.- 18/06/2007

Mujeres pastoras y teólogas protestantes se pronunciaron esta mañana en favor de la vigencia en el Distrito Federal de la interrupción legal del embarazo (ILE) antes de las 12 semanas de gestación, medida cuestionada a través de las acciones de inconstitucionalidad interpuestas ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) por la Procuraría General de la República (PGR) y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).


En conferencia de prensa, Rebeca Montemayor López, teóloga y pastora bautista; Laura Figueroa Granados, teóloga bautista; así como Ángela Trejo Hagger y Rosa Hamdan Sánchez, ambas del Seminario Luterano, abordaron el tema mediante ejes temáticos: la defensa, la preservación y la calidad de vida; el respeto a la libertad de conciencia; el reconocimiento a la capacidad moral de las mujeres; un acompañamiento sin juicio, y la defensa de un Estado laico.


Trejo Hagger señaló mediante un pronunciamiento que en la defensa, la preservación y la calidad de vida, "las mujeres y los hombres de fe que defendemos el derecho de las mujeres al aborto legal y seguro amamos y defendemos la vida en abundancia".


Por lo anterior, dijo, reconocemos la necesidad de que los abortos clandestinos sean detenidos con el fin de preservar la vida de "miles de mujeres que mueren cada año en nuestro país", además de evitar la muerte por desnutrición de niñas y niños recién nacidos que son "abandonados en los basureros, a los pocos meses" y/o que mueren por la misma causa a raíz de la explotación y el abuso.


Asimismo, reconoció que debe haber respeto a la libertad de conciencia, el cual fue promovido en la Reforma protestante del siglo XVI, así como "la no imposición de ninguna autoridad moral o religiosa sobre los creyentes".


En consecuencia, "afirmamos el respeto a la libertad de conciencia de cada mujer para discernir si continúa o interrumpe un embarazo", dijo.


Aseguró además que las mujeres tienen plena capacidad de tomar decisiones en cualquier ámbito de su vida, particularmente si se trata de su reproducción, "respetamos las decisiones informadas y responsables de quienes toman como opción última interrumpir un embarazo no deseado".


Trejo Hagger hizo hincapié en que no existe un acuerdo teológico, ni científico sobre cuándo una vida en gestación es persona. Esto ha llevado a un abuso del mandamiento bíblico "no matarás". Es por ello que "afirmamos que el papel de las iglesias es acompañar con respeto las decisiones de las mujeres".


Finalmente señaló que es responsabilidad del Estado legislar para el bien común y que "cada confesión religiosa es responsable de su propia ética y conducta de acuerdo con sus dogmas y doctrinas".


Por eso, "es necesario reconocer la separación de las iglesias y el Estado, para que cada institución ejerza sus derechos y responsabilidades".


En consecuencia, "comprendemos la ley por la despenalización del aborto en el Distrito Federal como una legislación de salud pública y de compromiso con los derechos de las mujeres. A las iglesias nos corresponde afirmar y promover la convivencia, el diálogo, el respeto a la diversidad y la pluralidad de opiniones".


De acuerdo con Rosa Hadman Sánchez, si bien el anterior pronunciamiento no es apoyado por el cien por ciento de las organizaciones eclesiásticas, sí lo aprueban cerca de 100 mujeres bautistas, luteranas, metodistas de la Iglesia unida y menonitas.


Agregó que las mujeres que optan por abortar tienen derecho a hacerlo de manera digna y con respeto, en circunstancias higiénicas y en condiciones de salubridad con todos los servicios donde no se ponga en riesgo su vida. No promovemos el aborto, "estamos defendiendo que no haya más muertes por abortar en lugares inadecuados".


Por su parte Rebeca Montemayor López, pastora bautista, dejó en claro que "somos un grupo de mujeres teólogas líderes en nuestras comunidades, no estamos hablando a nombre de éstas"


Y señaló que "nos estamos centrando principalmente en el reconocimiento pleno de las mujeres para decidir sobre su cuerpo" y apoyar sobre todo la no reversión de las reformas de ley en la controversia interpuesta por la CNDH y la PGR y que serán resueltas por la SCJN.


No se debe desviar el tema de su eje central que son "las mujeres y su decisión sobre su cuerpo", toda vez que los intereses del gobierno están más enfocados por la línea de la derecha y la concepción de la vida", aseguró.


Todos tenemos derecho a opinar y a disentir sobre las leyes, dijo Montemayor López, sin embargo "apoyamos el derecho a decidir y a disentir pero tanto el Estado como la Iglesia deben buscar el bien común y el reconocimiento de los derechos, en este caso del derecho a decidir".


Finalmente señaló que "es importante que al centro de nuestras comunidades (eclesiásticas) se abra la posibilidad al diálogo".


07/HVR/GG/CV