Buenos Aires: difícil futuro para leyes progresistas de género

POLÍTICA
   En diciembre la ciudad renueva Legislatura
Buenos Aires: difícil futuro para leyes progresistas de género
Por: Alejandra Waigandt
CIMAC/Artemisa | Buenos Aires, Arg..- 25/06/2007

La Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires renovará la mitad de sus miembros el 10 de diciembre. Y, según los pronósticos, se plantea un escenario difícil para la sanción de leyes progresistas vinculadas a la problemática de género.


La centroderecha Propuesta Republicana (PRO), liderada por Mauricio Macri, llamada por ello macrista, tendrá una cómoda mayoría. Y el kirchnerismo, el grupo de Néstor Kirchner, la segunda minoría. Los sectores telermanistas, entre ellos Alternativa de una República de Iguales (ARI), se alzan con la tercera y cuarta minoría.


El resultado favorable a Macri en las elecciones de ayer, que lo convirtió en Jefe de Gobierno con el 60.96 por ciento de los votos, reafirman los pronósticos de que el macrismo dominará cómodamente la Legislatura porteña a partir del 10 de diciembre: se renueva la mitad (30 bancas) y el PRO ocupará 15 nuevas, que se sumarán a las 13 que parlamentarias y parlamentarios mantendrán hasta 2009, año en que caducarán sus mandatos.


Es decir que dispondrá de unos 28 sillones en el recinto porteño, número que ningún espacio político ha logrado en los últimos años. De ese modo, el sector integrado por Gabriela Michetti no sólo constituirá la primera minoría, sino que estará a tres puntos del quórum que fija la ley para sacar adelante una norma, esto es 31 votos.


De esta manera, el bloque macrista tendrá la posibilidad de "bajarle el pulgar" a leyes que no se ajusten a sus postulados políticos ni se adhieran a una ideología conservadora.


PRO, CONTRA CEDAW


Un ejemplo ilustrativo de esta línea de acción es la negativa que adoptó orgánicamente la bancada del PRO, el año pasado, cuando el Congreso de la Nación Argentina institucionalizó la adhesión del país al Protocolo Facultativo de la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (Cedaw), acordado en la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, en octubre de 1999.


Frente a este panorama no parece factible que los llamados temas de género y también la inclusión de esa perspectiva en las cuestiones que vaya abordando el próximo parlamento tengan un buen futuro.


MICHETTI, MAFFÍA Y LOS TEMAS DE GÉNERO


Mientras tanto, Gabriela Michetti, triunfadora también como vicejefa de Gobierno en la fórmula que compartió con el líder de Propuesta Republicana afirmó antes de los comicios que si resultaba elegida pondría en juego lo femenino en el desarrollo de las políticas públicas. "El testimonio puede promocionar más valores como el de la equidad de género", añadió.


En su discurso, Michetti promete sensibilidad en el tratamiento de las leyes, según se conoció luego de una charla que mantuvieron la actual legisladora y la candidata electa de Coalición Cívica, Diana Maffía, en el marco de los acercamientos y conversaciones que empezaron inmediatamente después de los comicios.


La presencia de la filósofa Maffía en el Parlamento es un paso adelante en cuanto a la perspectiva de género porque es experta en ese tema y una gran activista, aunque integrará un bloque de sólo dos bancas junto con Sergio Abrevaya, por lo que en principio y sin contabilizar futuras alianzas, ambos constituirán la sexta minoría.


La referente de Coalición Cívica ?este sector obtuvo más de 8 por ciento de votos? informó que inició conversaciones con los diputados electos, Martín Hourest (Buenos Aires para Todos) y Patricia Walsh (Movimiento Socialista de los Trabajadores). Hourest, que renueva su mandato, integró la lista que acompañaba a Claudio Lozano, que logró menos de tres por ciento de votos y una única banca. Walsh conquistó cuatro por ciento de votos y también integrará un monobloque. "Los tres compartimos una ideología de izquierda", explicó Maffía.


Sobre las cuestiones de género, la filósofa analizó: "Hay temas que impactan principalmente en la vida de las mujeres, que son los obvios, por ejemplo, los derechos sexuales y reproductivos. Seguramente será muy difícil avanzar en estos temas", dijo respecto de las alianzas que se deben generar para llegar a la mayoría necesaria para sancionar leyes, como por ejemplo la reglamentación del aborto no punible: "no creo que se regule de acá a diciembre, nos quedará a nosotros y en verdad es un tema ríspido".


La ley del aborto no punible establece el procedimiento en estos casos. La Legislatura porteña la sancionó el 6 de abril del año pasado, pero aún sigue pendiente su reglamentación.


Por otra parte, "hay muchas cuestiones que necesitan incorporar las perspectiva de género y que requieren clarificar el impacto que tendrán sobre la vida de mujeres y varones". En ese sentido fue que se produjo el acercamiento de Maffía y Michetti, quien prometió sensibilidad en el abordaje de ciertos temas como el diseño urbano, acceso al crédito y la vivienda, la seguridad.


"Un tema que debe abordarse es la precariedad de las condiciones de trabajo. Según un índice publicado recientemente, el trabajo en negro en la población femenina se duplicó". La legisladora electa entiende que se puede lograr incorporar la perspectiva de género en ese tipo de temas mediante una representación amplia y afirma que buscará aplicar en la Ciudad un Plan de Igualdad Real de Oportunidades y de Trato entre Mujeres y Varones.


LA FUNCIÓN TESTIMONIAL


Maffía reconoció sin embargo que en muchas cuestiones la izquierda tendrá una función testimonial. "Personalmente tengo confianza en la función testimonial, por ejemplo velaremos para que no se legisle en contra de las mujeres bajo la forma de implícitos. Nosotros tenemos una fuerte relación con diferentes movimientos sociales y confío en que si se producen situaciones desfavorables, ellos se encargarán de comunicarlas a la población".


Aunque, "no se pude adelantar la reacción que tendrá la ciudadanía...", agregó la filósofa, que se mostró decepcionada con la decisión del electorado que apoyó al espacio macrista y los sectores kirchneristas, que se quedaroncon los puestos principales en la Municipalidad de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.


"La corrupción ?explicó Maffía? va en contra de los intereses de la ciudadanía, y la corrupción es justamente lo que tienen en común (Mauricio) Macri y (Néstor) Kirchner, sin embargo esa verdad no parece llegar al electorado que optó por ambos. Yo escribí y hablé en distintos medios sobre esto y no tuve influencia".


"Macri ?continuó? prevé colocar en el Ministerio de Espacio Público al ex presidente de Techint Carlos Tramutola y posiblemente ponga a Eugenio Burzaco en Seguridad, que fue asesor de seguridad del gobernador neuquino, Jorge Sobisch. Esos nombres son un mostrador, son personas vinculadas a casos de corrupción, sin embargo Macri gana.


"Asimismo, (Daniel) Filmus dice que trabajará en el pase de la Policía a la Ciudad, pues legisladoras y legisladores nacionales le garantizan que reformarán la ley Cafiero ?impide transferir a la Ciudad porteña la Policía, la Justicia, el puerto y la regulación del transporte público?, cuando la seguridad tiene que ver con la sanción que efectúa la Justicia. Es un bolazo de último momento.


"En realidad ellos no tienen discursos opuestos, favorecen la consolidación de la corrupción. En cambio, Hourest, Walsh y yo no nos vendemos a la corrupción hegemónica y tampoco utilizamos a los pobres. Sabemos que nos quieren silenciar y es justamente lo que no dejaremos que hagan", concluyó.


07/AW/GG/CV