Líderes católicos perfilan posición sobre candidatos pro aborto

Interrupción Legal del Embarazo en México
   Giuliani y Clinton
Líderes católicos perfilan posición sobre candidatos pro aborto
Por: Leticia Puente Beresford/corresponsal
CIMAC | Nueva York, EU.- 28/06/2007

Líderes católicos han empezado a criticar la postura de candidatos presidenciales en torno al aborto, de manera particular la del republicano Rudolph W. Giuliani, quien personalmente dice oponerse al aborto, pero no quiere imponer su creencia en otra gente.


El obispo americano Thomas J. Tobinr, de la Providencia de R.I., escribió recientemente en su columna de un periódico que la posición de Giuliani es "patética, confusa e hipócrita". Otras personas dicen que Giuliani va en contra de la enseñanza católica.


Por su parte, el arzobispo John J. Myer de Newark, como lo informa en su edición del lunes el New York Times (NYT) afirma: "Creo que él ha estado siendo ilógico, como los que están a favor de eso (aborto). Personalmente me opongo al aborto y esta es mi responsabilidad pública". Violar la ley humana es siempre y dondequiera malo. De hecho, pensamos que no es una enseñanza de la iglesia, porque es la manera en que Dios hizo el mundo, y eso se aplica donde quiera.


El NYT recuerda al entonces candidato presidencial John Kerry, demócrata que en el 2004 "sufrió" una campaña en la que 200 sacerdotes, de una docena de países, declararon que ellos le negarían la comunión por su postura respecto al aborto.


Algunos obispos norteamericanos que están a favor de negar la comunión a quien apruebe el aborto, dijeron que con las recientes declaraciones del Papa Benedicto XVI están más cerca de ello.


El mes pasado, el Papa dijo a reporteros que las y los legisladores de México que recientemente votaron para despenalizar el aborto en el Distrito Federal efectivamente están excomulgados por la iglesia.


El vocero del Vaticano inmediatamente clarificó este anuncio diciendo que los políticos que voten por el derecho al aborto se "excluirán ellos mismos de la comunión".


La comunión puede tener significado para Guliani, pues abandona la misa antes de la eucaristía. Pero, refiere el NYT, más bien no comulga porque está casado por tercera vez y aún no anula su boda por la iglesia de su segundo matrimonio.


Hay otros que están a favor del derecho al aborto en la carrera presidencial, como el senador Joseph R. Bilden Jr., de Delaware, o el gobernador Bill Richardson, de New Mexico, ambos demócratas, pero no figuran en las encuestas.


Los obispos que se pronunciaron en contra de Kerry en el 2004 no opinan aún con respecto a Giuliani y al tema, pues la carrera presidencial está a 16 meses de distancia.


Giuliani considera que el aborto es malo, pero el gobierno no debe forzar a las mujeres en torno a su decisión de abortar o no.


Dice que consulta su religión, que continúa leyendo la Constitución, así como puntos de vista de una ciudad plural. Y debo respetar la realidad de que la gente tiene su propia religión y su moral, que toman diferentes decisiones sobre este tema. ¿Por ello el gobierno debe ponerlas en la cárcel?, se pregunta el candidato.


Conforme se acerquen las elecciones, los obispos católicos adoptarán seguramente una postura clara sobre el tema y sobre Giuliani, porque el candidato tiene una posición igual a la de John Kerry e Hillary Clinton, finaliza el rotativo.


07/LPB/GG/CV