Lupita exige protección ante amenazas del hombre que la violó

DERECHOS HUMANOS
   Autoridad judicial de Chihuahua sabe quién es
Lupita exige protección ante amenazas del hombre que la violó
Por: Dora Villalobos Mendoza/corresponsal
CIMAC | Meoqui, Chih..- 31/08/2007

La familia de Lupita, la niña que resultó embarazada de la violación que sufrió recientemente, identificó al culpable de la agresión, quien se llama Óscar, le dicen El Pato, es del estado de Morelos, al sur de México, y primo del dueño de la empresa dedicada a la cosecha y selección de cebolla en este municipio.


Lupita hace responsable a ese hombre de cualquier cosa que le pase a ella y a su familia. Exige a la autoridad protección y también que aprehenda al agresor y le haga pagar por el delito.


El Pato amenazó a Lupita --no es su nombre verdadero-- con matarla a ella y a alguien de su familia si lo denunciaba, por eso tardó tanto en decirle a su mamá lo que sufrió.


La niña fue violada el día 5 del presente mes y lo comentó con su mamá hasta el 18. Aclara que no decía nada porque tenía mucho miedo que el agresor cumpliera su amenaza.


De hecho, la mamá comenta que Lupita no reveló la violación por iniciativa propia, sino porque ella la notó deprimida e insistió en que le dijera por qué estaba tan triste.


En cuanto se enteró, la señora llevó a la niña ante el Ministerio Público. La autoridad ya tiene la denuncia, incluida la identidad del culpable. Espera que investigue a fondo, detenga al responsable y se haga justicia.


Pero el miedo sigue presente. Por eso la familia de Lupita exige atención especial a la Procuraduría de Justicia del estado.


La niña fue con el ginecólogo del Instituto Chihuahuense de la Salud que la está atendiendo. Le llevó los resultados de los estudios que le hicieron.


Ambos estudios, uno de sangre y otro con ultrasonografía pélvica, confirman que la niña está embarazada.


El resultado del estudio de embarazo sólo indica positivo, pero el de la ultrasonografía pélvica es más específico. La impresión diagnóstica indica que es un embarazo en fase inicial cursando edad gestacional de 4 a 5 semanas, que la estructura embrionaria aún no presenta el latido cardiaco, que el saco gestacional se observa intraútero hacia el fondo y cuerpo uterino con diámetro máximo longitudinal de 17mm y que ambos anexos se encuentran de características normales.


Parca, tímida, asustada, Lupita dice que quiere interrumpir el embarazo y su mamá la apoya. La señora explica que para la niña es importante seguir sus estudios y tener una vida normal.


El delito ocurrió aquí en Meoqui cuando la niña cuidaba a sus hermanos más chicos, llegó un hombre a su casa, la llevó por la fuerza a una bodega cercana y la violó.


"ERRORES"


Debido a que se le dificultaba interponer la denuncia, la familia solicitó la intervención de la regidora Chayito Ruiz, quien la canalizó al Centro de Derechos Humanos de la Mujer en la capital del estado, donde le están brindando apoyo legal y psicológico.


La regidora lamenta que tanto la subagente del Ministerio Público que recibió la denuncia como el médico legista que revisó a la víctima cometieron varios errores que ahora están retrasando la consignación del violador.


Dice que la subagente ni siquiera puso su nombre, ni preguntó datos importantes para la investigación y el médico legista puso distinto nombre y edad de la víctima en el certificado.


Silvia Margarita Valles López, subagente encargada del Ministerio Público en este municipio, no contestó ayer ninguno de los señalamientos que hace la regidora. La funcionaria se limitó a decir que no puede atender a los medios de comunicación.


Debido a las trabas que enfrenta aquí, el Centro de Derechos Humanos de las Mujeres contempla trasladar a la niña al Distrito Federal para que le practiquen allá la interrupción legal del embarazo.


07/DV/GG/CV