Mujeres de AL y el Caribe, a favor de despenalizar el aborto

Interrupción Legal del Embarazo en México
   De los vientres libres al derecho a decidir
Mujeres de AL y el Caribe, a favor de despenalizar el aborto
Por: Redaccion
CIMAC | México DF.- 20/09/2007

Desde hace más de dos décadas, mujeres latinoamericanas y caribeñas se reúnen en la lucha por los derechos sexuales y reproductivos y por la justicia de género, encuentros que han sido importantes para lograr consensos y definir estrategias y prioridades del movimiento de mujeres.


En el V Encuentro Feminista de Latinoamérica y El Caribe (Argentina, 1990) se acordó reconocer al 28 de septiembre como el Día por la Despenalización del Aborto en América Latina y El Caribe, un tema de unánime y prioritaria preocupación, informa la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos en México (Ddeser).


El 28 de septiembre de 1888 es una fecha histórica, pues ese día el Emperador Pedro de Brasil estableció el Decreto de los vientres libres, lo que implicaba todas las hijas e hijos nacidos de madres eran libres. Esta fecha y este hecho tienen que ver con elementos importantes para la abolición de la esclavitud, principalmente en Brasil y Argentina.


Eso fue un cambio enorme, especialmente en el Cono Sur, ya que en esos tiempos cuando un patrón compraba una pareja de esclavos o una mujer esclava, se entendía que compraba a toda la descendencia, todos los niños y niñas que nacían, nacían esclavos.


Este hecho de liberar a la descendencia se llamó el Día de los Vientres Libres. Por ello, aludiendo simbólicamente a este día, las mujeres reunidas en el V Encuentro Feminista acordaron retomarlo para que las mujeres tuvieran algún tipo de reconocimiento, sobre todo tomando en cuenta que la fecundidad de las mujeres es un asunto tan trascendental en el mundo, se hacía referencia, simbólicamente a un acto de libertad y voluntad y esto pasaba a ser una expresión importante de los derechos de las mujeres.


El 28 de septiembre fue elegido como fecha de referencia para una campaña que, desde 1993, viene impulsando acciones en los diferentes países de la región.


Cientos de organizaciones de mujeres y redes regionales en 16 países de América Latina y El Caribe están congregadas en torno a esta Campaña.


SU OBJETIVO


Apuntando a la humanización de los servicios de atención de la salud y a la disminución de la morbi-mortalidad materna, la Campaña 28 de septiembre lucha por impulsar el cumplimiento de las leyes que permiten el aborto para generar avances en la legislación de los países de la región, a través de la formación de consensos políticos en torno a la revisión y liberalización de las leyes punitivas.


En Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Ecuador, Haití, Honduras, México, Nicaragua, Perú, Puerto Rico, República Dominicana, Uruguay y Venezuela, cientos de organizaciones y mujeres independientes se unen a la campaña.


Algunas de estas organizaciones, constituidas en redes son: Red de Salud de las Mujeres Latinoamericanas y del Caribe (RSMLAC), Comité Latinoamericano para la Defensa de los Derechos de la Mujer (CLADEM), Development Alternatives with Women for a New Era (DAWN), Red de Educación Popular Entre Mujeres (REPEM), Católicas por el Derecho a Decidir, International Women's Health Coalition (IWHC).


LA CAMPAÑA


Con esta campaña se pretende, de acuerdo a cada país, explicar, promover y significar la despenalización del aborto, busca llamar la atención para que los actores involucrados en el tema reconozcan y promuevan que el acto del aborto no tenga una condena legal. E impulsa que no haya persecución hacia las mujeres que interrumpen su embarazo.


Al llamar la atención sobre el tema, trata de contribuir a la reducción del número de muertes maternas por esta causa, de complicaciones, mutilaciones, secuelas que el aborto clandestino deja en las mujeres, la desintegración de la familia, el abandono de los niños y las niñas, la afectación de las comunidades.


Se plantea el significado de despenalizar el aborto, y definir muy claramente las diferencias entre legalizar y despenalizarlo.


Entre legalizar y despenalizar hay un paso importante, los países que legalizan el aborto asumen la responsabilidad de reglamentarlo, inclusive de ofrecer el servicio del aborto, se establecen los plazos en los cuales los abortos puede ser aceptados y pasa a ser un derecho por el cual las mujeres pueden litigar contra quienes no se lo permitan.


Se plantea el periodo del embarazo en que se va a realizar y tiene que estar inscrito lógicamente como parte de los derechos universales de las mujeres de ese país determinado.


En el caso de la Despenalización del Aborto no se le está pidiendo ningún papel activo al Estado en la reglamentación, simplemente que estos temas sean tratados como un asunto de salud de las mujeres y de salud pública que estén inscritos en los códigos sanitarios, y que no sea un delito para las mujeres.

07/GG