Aborto, vinculado a la guerra por violación de mujeres: experta

Mortalidad Materna
   Forum Universal de las Culturas Monterrey 2007
Aborto, vinculado a la guerra por violación de mujeres: experta
Por: Juana María Nava Castillo/corresponsal
CIMAC | Monterrey, NL.- 28/09/2007

Es necesario deconstruir el discurso feminista que no ha logrado trascender de fondo ni ubicarse por encima de quien ha oprimido más a las mujeres, como lo es el Estado y la Iglesia, expresó la socióloga y experta en derechos humanos, Citlali Rovirosa.


Durante su presentación en el panel "La mujer frente a los conflictos", convocado en el marco del Forum Universal de las Culturas Monterrey 2007, la politóloga y asesora en materia de equidad de género, e integrante del colectivo Neo Mestizaje, con sede en Madrid, dijo que uno de los temas que se debe debatir ampliamente es el relacionado al aborto, como asunto de conflicto en varios países del mundo, especialmente los que están en guerra.


La violación como arma de guerra que está presente en varios lugares, y actualmente en Darfur, es un tema que debe estar presente y ligado al del aborto, cuyo diálogo es imprescindible, afirmó.


Al iniciar el uso de la palabra, Rovirosa se disculpó porque enseguida abordaría un asunto que no es cómodo para todos, y se apegó al lema de diversidad que promueve el Forum.


Dijo que es importante que nos hagamos nuevas interrogantes en relación al aborto, pues es un tema que definitivamente está vinculado a la guerra, a la política, al poder y a la Iglesia.


Asimismo es un asunto que ha transferido los prejuicios culturales en prejuicios científicos, y a la vez se han convertido en dogmas sociales.


"Debemos entender el aborto como tema de conflicto, y en algunos puntos como tema de conflicto bélico, como es el caso de Darfur, en donde las mujeres son víctimas de violación y de embarazos no deseados, según el último reporte de Amnistía Internacional, que es sumamente desgarrador pues no es el único lugar donde la violación es usada como botín de guerra", agregó.


DECONSTRUIR EL DISCURSO


Rovirosa precisó que se requiere una trasgresión del discurso, pues los fundamentos del feminismo se colapsaron ante el machismo en el asunto del aborto.


Reconoció los avances de los movimientos feministas que han logrado desafiar al patriarcado como responsable de la violencia de género, sin embargo consideró que en el tema del aborto no han logrado trascender de fondo, ni ubicarse por encima de los principales opresores de las mujeres, que son el Estado y la Iglesia.


Hay que trabajar para deconstruir el discurso y esa relación de poder entre el Estado y la Iglesia que siguen controlando la maternidad y el cuerpo de las mujeres, puntualizó.


07/JMN/GG