Abortos selectivos en India disminuyen población femenina

Interrupción Legal del Embarazo en México
   Ocurrirían 2 mil casos diarios
Abortos selectivos en India disminuyen población femenina
Por: Redaccion
CIMAC | México, DF.- 01/10/2007

Hay temor por una crisis demográfica en la India, en donde durante años el aborto selectivo de fetos femeninos ha alterado seriamente el equilibrio de la población, una de las últimas advertencias la hizo Ena Singh, representante del Fondo de Población de Naciones Unidas, dice John Flynn, en un artículo difundido por la agencia Zenit.


Singh declaró a la agencia de noticias Reuters, en un reportaje publicado el 31 de agosto, que la falta de mujeres podría llevar a un aumento de la violencia sexual y de los abusos infantiles, recuerda Flynn.


Según las Naciones Unidas, se estima que, de forma ilegal, cada día se abortan en la India aproximadamente 2 mil fetos de sexo femenino.

Anteriormente ya se había dado una estimación más alta, cuando el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) presentó en la India su informe Situación de los Niños del Mundo 2007. Según el artículo publicado el 12 de diciembre por Reuters, los responsables de Unicef afirmaron que en la India nacen 7 mil niñas menos cada día en comparación con la media mundial.

En su reportaje del 31 de agosto, Reuters observaba que un censo del 2001 mostraba que regiones como el Punjab, Gujarat y Himachal tenían menos de 800 niñas por cada 1 mil niños.


Según Singh, la situación está empeorando, puesto que los abortos selectivos por razón de sexo se han extendido a más regiones. Las estadísticas muestran que en el 2001, había en la India 927 niñas de edades entre 0 y 6 años por cada 1 mil niños de la misma edad, en comparación con las 945 que había en 1991.

Un reportaje anterior de Reuters, el 21 de agosto, examinaba la utilización de técnicas como los ultrasonidos y la amniocentesis para saber el sexo del feto, facilitando así el aborto cuando eran del sexo femenino. La utilización de estas técnicas para la selección del sexo es ilegal, pero su práctica está ampliamente extendida, asegura el autor.

Desde 1996 hay leyes en vigor que prohíben las pruebas para determinar el sexo del feto. No obstante, de 400 casos encausados por las autoridades sólo ha habido dos condenas, una con una multa de 300 rupias (7 dólares) y otra con 4 mil rupias (98 dólares).

FETOS TIRADOS


El descubrimiento en un campo de la ciudad de Nayagarh, en el este de la India, de más de 40 fetos de niñas ha aportado más evidencias sobre la enormidad del problema, informaba el 28 de julio el periódico británico Guardian. Santish Mishra, un responsable de sanidad, estimaba que los fetos fueron abortados a los cinco meses de gestación.

El artículo también informaba que en junio había sido arrestado un médico en Nueva Delhi tras el hallazgo de productos abortados en una fosa séptica de su consulta. Otro caso tuvo lugar en febrero de este año, cuando la policía encontró los restos de 15 productos enterrados en el jardín trasero de un hospital del estado central de Madhya Pradesh.

También en febrero cerca de 400 huesos de fetos y recién nacidos fueron descubiertos en una fosa tras el hospital de la ciudad de Bhopal, informaba el 18 de febrero Associated Press, recuerda Flynn.


Como reacción a este y a otros descubrimientos, el gobierno indio anunció que establecería orfanatos para aceptar a las niñas no queridas, según Associated Press. La agencia citaba una declaración de Renuka Chowdhury, ministro de Estado para el desarrollo femenino e infantil, que afirmaba que el gobierno planeaba instalar un centro en cada distrito regional.

NEGOCIO LUCRATIVO


El 21 de abril, el Wall Street Journal examinaba el problema en un artículo en primera página. Informaba que compañías como General Electric habían vendido tantas máquinas de ultrasonidos en la India que ahora las pruebas estaban disponibles incluso en pequeñas aldeas que no tienen agua potable ni carreteras decentes. Las pruebas cuestan unos 8 dólares, el equivalente al salario de una semana.

V. Raja, director ejecutivo de la división de sanidad de General Electric para el Sur de Asia, citado por el Wall Street Journal, decía que la compañía insiste en que las máquinas no se usen para la determinar el sexo. No obstante, el artículo también citaba a un obstetra de Nueva Delhi, Puneet Bedi, que acusaba a las empresas de explotar deseo de tener un niño vendiendo máquinas de ultrasonidos.

General Electric vende cerca de 15 modelos diferentes, desde máquinas que cuestan 100 mil dólares y ofrecen sofisticadas imágenes en color hasta escáneres básicos en blanco y negro por unos 7 mil 500 dólares. Tiene también acuerdos con los bancos para ayudar a los médicos a financiar la compra de sus máquinas.

El artículo citaba datos de todas las compañías de las ventas anuales de estas máquinas en la India, lo que revelaba un negocio de 77 millones de dólares en 2006, un 10 por ciento más que el año anterior. Existen más de 30 mil clínicas con ultrasonidos registradas por el gobierno de la India.


PREOCUPACIÓN EN CHINA


China es otro país donde la proporción de sexos se encuentra gravemente desequilibrada debido al aborto selectivo de fetos femeninos, asegura Flynn.


El gobierno anunció recientemente que pondría en vigor nuevas leyes para aumentar las penas a los padres y médicos responsables de abortos selectivos, informaba el 25 de agosto la BBC. La Asociación para la Planificación Familiar de China admitía que el desequilibrio ha alcanzado el punto de que en una ciudad hay ocho chicos por cada cinco chicas, según, la BBC. Entre los niños de menos de 4 años de la ciudad de Lianyungang hay 163.5 chicos por cada 100 chicas. En el resto de China, 99 ciudades tienen una proporción mayor de 125 chicos por cada 100 chicas.

Un profesor de Psicología Evolutiva en la Universidad de Liverpool, comentaba el problema en un artículo publicado el 8 de septiembre en el periódico Scotsman. Decía que las estimaciones actuales colocan en 18 millones el exceso de número de hombres con respecto a las mujeres en edad de casarse en China. La previsión es que este exceso alcance los 37 millones en el 2020.

"Chicos sin chicas representan, como poco, una amenaza", afirmaba Dunbar, refiriéndose a los problemas sociales que esto causa. Estos van desde abusos de mujeres, a violaciones, y un incremento en el número de crímenes.

Los abortos selectivos por razones de sexo no se limitan a China y a la India. En Gran Bretaña suscita preocupación una prueba que permite a madres y padres determinar el sexo incluso en la sexta semana de gestación.

Un reportaje el 5 de mayo en el periódico británico Telegraph afirmaba que las pruebas "rosa o azul" se lleva a cabo analizando una gota de sangre de la mujer embarazada. Según la empresa que lo vende, DNA Worlwide, que forma parte del grupo americano Consumer Genetics, la prueba tiene una exactitud del 98 por ciento.


En Gran Bretaña, según el periódico, el sexo suele determinarse durante un examen en la vigésima semana de gestación. Algunas autoridades sanitarias han impedido que se diga a madres y padres el sexo, temen decirles uno que ellos no quieren, observaba el artículo.

Esta situación, se queja Flynn, ha sido ignorada, lo mismo que el informe Situación de los Niños del Mundo 2007, de Unicef, que suscitó el interés por el tema, pero que ha recibido poca cobertura de los medios.


07/GG/CV