Reiteran trabajadoras de Castaños acusación contra militares

Violación ejercida por militares
   Aunque ellos lo nieguen y pidan protección al gobierno
Reiteran trabajadoras de Castaños acusación contra militares
CIMAC | Soledad Jarquín Edgar


Monclova.- 21/08/2006

Aunque los militares lo nieguen, nosotras estamos 100 por ciento seguras que sí fueron ellos y también creemos que el presidente Vicente Fox no meterá las manos a su favor, sostuvo una de las 14 trabajadoras de la zona de tolerancia de Castaños, que fue violada por un grupo de militares el 11 de julio pasado.


Aunque la joven de 24 años, considera que es posible que haya justicia, dijo que no está segura de eso hasta que agarren a todos. Señaló que los ocho soldados detenidos aquí la noche del pasado jueves ahora piden la intervención del presidente Vicente Fox y de organismos internacionales de derechos humanos, pero nosotras confiamos en que el presidente no meta las manos por ellos.


Luego de los actos de violencia y violación hacia 14 trabajadoras por más de 20 soldados, el pasado jueves fueron detenidos los primeros ocho: Juan José Gaytán Santiago, Omar Alejandro Rangel Fuentes, Norberto Carlos Francisco Vargas, Norberto González Estrada.


Así como Rosendo García Jiménez, Ángel Antonio Hernández Niño, Fernando Adrián Madrid Guardiola y Casimiro Ortega Hernández, quienes negaron ante el juzgado segundo de primera instancia de lo penal su participación en la agresión en Castaños y hasta se dijeron víctimas de un engaño por parte de sus superiores de la tercera región militar.


La trabajadora entrevistada por Cimacnoticias, señaló que los procesos de intimidación contra las víctimas no han cesado, este mismo fin de semana llegaron hasta los domicilios de dos compañeras, familiares de los soldados que viven en Sabines, quienes dijeron que les darían lo que quisieran pero que retiraran las denuncias.


Sin embargo, añade, ¿cómo ofrecen dinero si dicen que también son personas pobres?.


Lo que sí queremos -apuntó- es que no los dejen salir, todas estamos bajo una enorme presión psicológica.


Cuando los vimos por fotografías, por supuesto que los reconocimos, son ellos... algunas lloramos, una compañera se puso muy mal y gritaba y a otras hasta se les bajó la presión, cuenta y agrega: Me la paso piense y piense, casi no duermo.


Apunta que esta semana será una de las más difíciles de los días que han vivido a raíz del ataque a la zona de tolerancia de Castaños, pues de acuerdo con el anuncio hecho por la abogada Sandra de Luna, del Centro de Prevención y Orientación a Víctimas, esta misma semana se podrían carear con los militares violadores.


Pero no tenemos miedo, señaló nuestra entrevistada, luego de asegurar que esta es la única forma de lograr justicia, que se castigue a todos los soldados que participaron la madrugada del 11 de julio y que detengan a los tres que están prófugos, así estaremos tranquilas.


Dijo que ante la amenaza permanente de las familias, que ahora declaran en los medios y dicen que van hacer una marcha, se han organizado para no estar solas, porque en cualquier rato se nos pueden aparecer, incluso -apunta- hay personas que se burlan de nosotras.


Lo que sí, apuntó en actitud valiente, es que también nosotros vamos a acudir a todos los medios locales, si ellos van a los medios nosotras también iremos, porque somos nosotras las agredidas, las que tenemos la verdad y sabemos que fueron ellos, yo puedo decir que Juan José Gaytán Santiago fue quién fungió como líder, aunque ahora diga que él no fue.


Cabe señalar, que durante el fin de semana, sólo dos militares -Juan José Gaytán Santiago y Omar Alejandro Rangel Fuentes- presentaron su declaración negando haber participado en la violación de 14 trabajadoras de la zona de tolerancia, los otros seis se reservaron su derecho a rendir su declaración, tras negar su participación en los hechos.


Uno de los agresores, Gaytán Santiago, quie se declaró como padre y esposo casi ejemplar y anunció que solicitará la intervención del gobierno federal y de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), ya fue reconocido por al menos seis mujeres de haber sido atacadas sexualmente por él y cómo uno de los incitadores de la violencia la noche del 11 de julio.


Fue este militar quien solicitó, a través de los medios, la intervención del presidente Vicente Fox y de la CIDH, pues advirtió que son acusados falsamente por sus superiores e hicieron responsable de lo que suceda a sus familias o a ellos mismos a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y amenazó con dar más información esta semana.

06/SJ/LR/CV