La fuerza laboral femenina, el nuevo tsunami

LABORAL
   Testimonios de la reconstrucción
La fuerza laboral femenina, el nuevo tsunami
CIMAC | México.- 27/12/2006

En medio de la incertidumbre en que viven miles de familias en Indonesia, India y Sri Lanka en busca de reconstruir su hogar tras el tsunami ocurrido el año pasado, la organización internacional Oxfam revela testimonios de la forma en que enfrentan su nueva vida.


Es el caso de Mamhulia, quien vive en Beuring In, Indonesia. La camiseta azul de Mahmulia está salpicada de amarillo y su pelo de pintura marrón. Intermón Oxfam en España, que publica este testimonio en su portal- enseñó a Mahmulia y otras 36 mujeres más a pintar sus nuevas casas, una ocupación tradicionalmente masculina.


El aumento de construcciones y reconstrucciones en la localidad no tiene precedentes por su magnitud. Esto elevó también la demanda de pintores preparados, oficio que se convirtió en una oportunidad de trabajo remunerado para las mujeres que se dediquen a ello.


Mahmulia dice: Quiero ser igual que un hombre y ganar dinero de la misma manera. En el futuro me casaré y tendré un hijo. Y está bien que gane mi dinero, para que el niño no tenga que esperar a recibir cosas sólo del hombre.


Lakma de Sri Lanka


El tsunami tuvo lugar cinco días después de que Lakma diera a luz a su primer hijo. Su casa en Sri Lanka y su familia se salvaron, pero la panadería donde trabajaba su marido Dayananda quedó destruida, llevándose los únicos ingresos de la joven familia.


Lakma cuenta el impacto del desastre en su familia: No teníamos ni agua ni electricidad. Por la noche, nos sentábamos en la oscuridad, porque no nos podíamos permitir comprar queroseno. Debíamos dinero a los vecinos y a la familia. Yo pensaba que tendría que irme al extranjero a trabajar para unos desconocidos.


A medida que aumentaban los problemas económicos y las frustraciones de la pareja, también aumentaban las discusiones, pero un asesor psicosocial, preparado por la organización local con las que trabajamos IWTHI Trust, apoyada por Oxfam, fue a verlos.


Podía compartir mis frustraciones con él, y él veía como vivíamos. Nos propuso que instaláramos un puesto de comida, dice Lakma. Obtuve un pequeño crédito del IWTTHI Trust, y empezamos a construir un sitio para vender. Nos enseñaron a organizarnos y a ahorrar y a llevar las cuentas de nuestro negocio.


FAMILIAS DALIT DE LA INDIA


Las comunidades dalit, el grupo más discriminado de la religión hindú, en el distrito de Nagapattinam, en India,son comerciantes de pescado y productos agrícolas campesinos, por lo que resultaron muy afectadas por el tsunami. Sin embargo, al no ser productores o habitantes del mar no eran sujetas de ayuda.


Pero recibieron asesoría en comercio justo y hoy están en el negocio de las cuerdas de fibra de coco. "Con la ayuda de la organización local con la que trabajamos, Centro para el Desarrollo de las Comunidades Rurales (RCDC), dos grupos de mujeres Dalit pueden ganarse bien la vida."


Setenta y nueve mujeres se organizaron en grupos de ayuda mutua y formaron la Federación de Mujeres Suzhal. Cada grupo recibió una máquina de hacer fibra de coco, un vehículo y capacitación intensiva. Hoy son avezadas también en la gestión de las ventas, el marketing y la producción.


06/MR/GG