Parteras capacitadas reducen la mortalidad materno-infantil

Mortalidad Materna
   La mitad de parturientas, sin atención médica
Parteras capacitadas reducen la mortalidad materno-infantil
CIMAC | Hammamet, Túnez.- 14/12/2006

Parteras y expertas en salud pública de 20 países se reunieron el pasado 11 de diciembre para el primer Foro Mundial de "Partería en la Comunidad", con el fin de elevar su conocimiento y formular guías y políticas que salvarían la vida de más de 5 millones de mujeres y

más de 45 millones de infantes para el 2015.


La mitad de las mujeres embarazadas en el mundo aún no tienen acceso a una atención calificada durante el parto. Esto contribuye al alto número de madres y recién nacidos que continúan muriendo todos los días por no acceder a una atención calificada durante el parto.


Para asegurar que cada mujer embarazada y niña o niño tenga acceso a una atención calificada durante el parto, la Confederación Internacional de Parteras (ICM); el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA); la Organización Mundial de la Salud (OMS) y sus contrapartes locales llamaron a los gobiernos a invertir y mejorar el desarrollo de las parteras en la comunidad.


La evidencia muestra que la salud y el bienestar de las madres y sus recién nacidos han mejorado en Costa Rica, Egipto, Malasia, Sudáfrica, Sri Lanka, Tailandia y Tunizia, ya que se ha invertido en la capacitación de parteras a través de programas nacionales de partería.


"Las parteras profesionales forman el puente entre la comunidad y los servicios de salud, trascienden los niveles de atención del sistema de salud y son esenciales en el contenido del cuidado durante el ciclo del nacimiento", dice Kathy Herschderfer, secretaria general de ICM.


El acceso a la atención calificada durante el embarazo y el parto es un derecho humano básico. La inversión en la capacitación y apoyo a las parteras es una necesidad que debe ser respondida urgentemente a nivel mundial.


Se estima que se necesitan 334 mil parteras para reducir la morbilidad y mortalidad materna e infantil, según el Reporte Mundial de Salud 2005 de la OMS. "Una capacitación sólida de las parteras es la clave para asegurar nacimientos seguros y toda mujer embarazada debe tener acceso a una partera", dice la directora ejecutiva del UNFPA, Thoraya Ahmed Obaid.


En años recientes, algunos gobiernos del norte de África, este y sudeste de Asia y América Latina han expandido el acceso a la atención calificada durante el parto, lo que ha significado una mejoría en la salud de las madres y sus recién nacidos.


En otros lugares del mundo, especialmente en África Sub Sahariana y algunas partes de Asia, los gobiernos tienen aún mayores desafíos. El progreso hacia los Objetivos de Desarrollo del Milenio puede ser alcanzado estableciendo e implementando políticas nacionales y estrategias para el desarrollo, mejorando y apoyando las acciones de "Partería en la comunidad".


Con el apoyo de la Agencia Sueca de Desarrollo Internacional (ADFI), del gobierno de Luxemburgo y de otros donantes de ONG y de comunidades académicas, el Foro avanza sobre el papel fundamental de la partera en la comunidad, con lo cual se dan pasos mayores para asegurar que las familias, especialmente las más vulnerables, puedan disfrutar una vida saludable a través de sus años reproductivos.


El fortalecimiento, estandarización y mejoramiento de las acciones de "Partera en la Comunidad" como una parte del sistema de salud hará posible que los gobiernos trabajen para eliminar la mortalidad materno e infantil. Esto es esencial para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio.



06/GG