Llaman a laicos a denunciar abusos de Iglesia católica

VIOLENCIA
   Nuevo libro sobre el caso Marcial Maciel
Llaman a laicos a denunciar abusos de Iglesia católica
CIMAC | México.- 28/09/2006

Si en México la sociedad laica no se corresponsabiliza de la misión de la Iglesia católica, y continúa pasiva ante los actos de abuso sexual cometidos por los religiosos, difícilmente se producirán cambios al interior de la estructura eclesiástica, señaló el ex sacerdote Alberto Athié.


Al participar en la presentación del libro Marcial Maciel. Los Legionarios de Cristo: testimonios y documentos inéditos, Athié demandó a las autoridades judiciales investigar y castigar no sólo a quienes han cometido actos de abuso sexual, sino también a las personas que los han encubierto, reproduce un despacho de Notiese.


En ese sentido, el ex sacerdote subrayó la importancia de la demanda presentada por Joaquín Aguilar ante una corte estadounidense, en contra del cardenal Norberto Rivera Carrera por encubrir los actos de pederastia cometidos en su contra por el padre Nicolás Aguilar Rivera en el estado de Puebla.


Ante un numeroso grupo de asistentes, Alberto Athié se refirió a la denuncia como la única forma de romper el círculo de impunidad que rodea a la Iglesia católica.


El ex religioso agregó que ante la prescripción de los delitos sexuales cometidos por el fundador de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel, un grupo de personas afectadas planean presentar una denuncia ante instancias internacionales por encubrimiento y violación sistemática de los derechos humanos de las víctimas.


El libro fue escrito por Fernando Lozano, investigador del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, quien definió a su obra como un relato en varias voces que describen "el doble retrato de un líder religioso carismático, desgarrado entre la morfina y sus demonios sexuales, y el de una Iglesia sombría y hermética que se resiste a echar su luz sobre este caso".


El autor aseguró que por medio de las denuncias de actos de abuso sexual cometidos por sacerdotes, se comenzó a minar, lenta pero consistentemente, la representación de esta figura como un ser desexualizado.


Indicó que el caso Marcial Maciel sirvió para revelar las redes de complicidad establecidas entre las cúpulas católica, política y económica para ocultar los delitos.


Por su parte, Joaquín Aguilar dijo que no declinará en su demanda de justicia por el abuso sexual realizado en su contra por el sacerdote Aguilar Rivera, mismo que se encuentra prófugo. "Si es necesario iré hasta el fin del mundo para que se le castigue", externó.


En el acto, también participaron la periodista Carmen Aristegui, y el ex legionario José Barba. El libro cuenta con información obtenida del archivo de una de las benefactoras de Maciel, de la correspondencia del padre Luis Ferreira, ex vicario general de la Legión, y de la Sagrada Congregación de Religiosos.

06/LR/LM