Estancada, la reforma migratoria en EU

   Luego de la mayor movilización social en las calles este año
Estancada, la reforma migratoria en EU
Por: Leticia Puente Beresford, corresponsal
CIMAC | Chicago.- 29/09/2006

La reforma migratoria comprensiva, de la que tanto habló el presidente de los Estados Unidos, George Bush, quedo estancada y se retomará hasta con el nuevo Congreso, luego de que más de dos millones de inmigrantes se manifestaron este año en las calles para pedir legalizar la situación migratoria de por lo menos 12 millones hombres y mujeres.


Marcelo Gaete, director del Fondo Educacional de la Asociación Nacional de Oficiales Electos y Nombrados (NALEO), dijo que las manifestaciones de los inmigrantes energizaron a la comunidad en general y estimó que a nivel nacional, participaron unos 2 millones de personas.


"En contexto, son mas del 5 por ciento de la población hispana en las calles. Ni el movimiento de los derechos civiles, ni el movimiento contra la guerra en Vietnam tuvo tantos participantes", dijo Gaete.


De las dos versiones del debate que se manejaron sobre inmigración, seguridad y reforma integral, al final ambas se quedaron estancadas, dijo Frank Sharry, director ejecutivo del Foro Nacional de Inmigración, durante una conferencia de prensa.


Sharry explicó que ni la propuesta del congresista James Sensenbrenner aprobada por la Cámara de Representantes en diciembre de 2005, ni la de los senadores John McCain y Edward Kennedy, por una reforma integral aprobada por el Senado meses atrás fueron aprobadas y ahora el debate ahora es sobre el doble muro fronterizo.


Sin embargo, agregó que el debate va a establecer las bases para las sesiones del próximo Congreso. "Unas dos terceras partes de la gente favorece una reforma migratoria", dijo Sharry.


De su lado Juan Salgado, presidente de la Junta de la Coalición pro Derechos de Inmigrantes y Refugiados (ICIRR), indicó que en el último par de meses registraron para votar más de 14 mil personas y ayudaron a unas ocho mil a convertirse en ciudadanos, "quienes serán votantes", dijo.


Doris Meissner, ex comisionada de inmigración e integrante del Instituto de Política de Migración (MPI), explicó que no importa lo que se apruebe ya que sería de un alcance limitado.


Meissner señaló que un reciente reporte de MPI expone una nueva idea sobre inmigración, que debería enfocarse en una integración migratoria progresista, similar a la de Illinois, donde existe una agenda estatal para integrar a los inmigrantes a la sociedad.


Meissner señaló que a los inmigrantes deben verse como un bien y no como una carga.


Así, el Senado tiene programado discutir una propuesta de la Cámara Baja para construir un doble muro fronterizo de 700 millas en la frontera entre Estados Unidos y México.


El doble muro reforzado, se prolongaría por 700 millas, no continuas, tendría un costo de 2 mil millones de dólares, reforzaría los puntos fronterizos en California, Arizona, Nuevo México y Texas, además de que crearía una barrera virtual con aviones no tripulados y equipo especial, entre otras medidas.

06/LP/LR