Riesgo permanente para mujeres migrantes

   Informe sobre el Estado y Migración del UNFPA
Riesgo permanente para mujeres migrantes
CIMAC | Soledad Jarquín Edgar

México.- 05/09/2006

Las mujeres constituyen casi la mitad del total mundial de emigrantes en el mundo, es decir casi 95 millones de ellas salen de sus lugares de origen para contribuir a la reducción de la pobreza de sus comunidades, y a pesar de ello, permanecen invisibles para las políticas públicas de sus naciones, para los anfitriones y para las agendas internacionales, situación que las coloca en una situación de permanente riesgo.


Así lo establece el informe sobre El Estado de la Población Mundial 2006, Hacia la Esperanza, Las Mujeres y la Migración Internacional, que presentó el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA, por sus siglas en inglés), donde se destaca que el 49.6 por ciento de la población mundial que emigra (191 millones) por diferentes razones ?sociales, económicas y políticas- son mujeres.


Estas miles de mujeres envían cada año millones de dólares en remesas a sus hogares y comunidades de origen, "estos fondos van a saciar bocas hambrientas, vestir y educar niños, costear servicios de salud y, en general, mejorar los niveles de vida de los seres queridos que se quedaron atrás", a pesar de su importancia "las mujeres migrantes figuran entre las personas más vulnerables a la conculcación de sus derechos humanos".


El documento, también refiere la importancia que las mujeres tienen en los países anfitriones, donde "realizan duros trabajos en los hogares de familias de trabajadores, atienden a los enfermos y reconfortan a los ancianos. Aportan sus conocimientos técnicos y profesionales, pagan impuestos y apoyan calladamente una calidad de vida que muchos dan por sentada".


La UNFPA considera que esta será una oportunidad para velar porque se reconozcan y aborden explícita y adecuadamente las necesidades y los derechos humanos de las mujeres migrantes y su contribución al desarrollo y a la reducción de la pobreza. "Hoy, el mundo tiene una oportunidad sin par de cambiar esta situación y poner a las mujeres migrantes en la agenda de las políticas internacionales.


El organismo plantea por ello los riesgos de la esclavitud contemporánea que padecen las víctimas de trata hasta la explotación a que están sometidas las trabajadoras domésticas, y sostiene que sus necesidades son urgentes y merecen que se les de atención con carácter prioritario? "el arduo trabajo que realizan merece reconocimiento y es preciso proteger sus derechos humanos", señala UNFPA.


Cuando las mujeres migran sin documentos o visas tiene más riesgos de sufrir vejaciones sexuales y físicas, puede también sofocar las protecciones laborales, sus planes de pensión y su sistema jurídico.


Se estima que entre 30 y 40 millones de personas migran en estas condiciones y a medida que las autoridades reprimen cada vez más esas corrientes, "aumenta el número de migrantes desesperados que se embarcan para efectuar cruces cada vez más peligrosos" y miles pierden la vida.


Con todo, en realidad, la migración se ha hecho más lenta: vale decir, la cantidad absoluta de nuevos migrantes internacionales ha disminuido desde 41 millones en el lapso 1975 a 1990 hasta 36 millones en el lapso 1990 a 2005", parte de esa disminución podría atribuirse al menor número de refugiados.


Las tendencias ponen de manifiesto que actualmente un 75 por ciento de todos los migrantes internacionales viven en 28 países; uno de cuatro migrantes reside en América del Norte y uno de cada tres, en Europa.

06/SJ/LR