Demandan a Nicaragua que se sume a la CEDAW

   CAMPAÑA PERIODISTAS DE MESOAMÉRICA A FAVOR DE LOS DERECHOS SEXUALES Y REPRODUCTIVOS
   Feministas protestan ante aumento de violencia de género
Demandan a Nicaragua que se sume a la CEDAW
Por: Nelson Rodríguez, corresponsal
CIMAC | Managua.- 29/11/2011

Más de tres mil mujeres de la sociedad civil marcharon en la capital de Nicaragua para exigir al gobierno que firme y ratifique la Convención sobre la Eliminación de Todas las formas de Discriminación contra las Mujeres (CEDAW, por sus siglas en inglés), ante la ola de violencia, agresiones sexuales e impunidad que sufren las nicaragüenses.

El 14 por ciento de las mujeres víctimas de violación sexual en Nicaragua, de enero a septiembre de 2011, son niñas de uno a 12 años de edad y siete de ellas resultaron embarazadas, según el monitoreo de medios de Católicas por el Derecho a Decidir, el cual reporta 259 agresiones sexuales contra las nicaragüenses en este período.

Es preocupante el incremento de las violaciones sexuales contra niñas, adolescentes y mujeres de Nicaragua, donde vemos un ambiente de impunidad y menosprecio a las víctimas de violencia, denunció Herenia Amaya, integrante de la Instancia Coordinadora de la Red de Mujeres Contra la Violencia.

Ana María Pizarro, del organismo SIMUJER, dijo que en estos últimos meses se reportaron seis niñas de 9 a 14 años embarazadas producto de violación, y que una de estas niñas que resultó bien del parto fue exhibida por el gobierno como un "trofeo de guerra contra las mujeres que demandan la restitución del aborto terapéutico".

El Estado celebra la impunidad porque los funcionarios dijeron que como la familia no había acusado al responsable de la violación no iban a investigar, faltando así a las leyes que obligan la indagación de delitos sexuales, acusó.

La violencia de género aumenta de manera alarmante, ya que 74 mujeres han sido asesinadas por sus esposos, parejas o ex parejas en lo que va del año, y lo más grave es que la mayoría de los agresores están impunes porque hay malas prácticas de los funcionarios que imparten justicia, denunció Herenia Amaya.

Agregó que el Estado nicaragüense sigue aplazando el respeto de los Derechos Humanos (DH) de las mujeres, toda vez que no ha signado la CEDAW a pesar de que han pasado 32 años de que se aprobó esta Convención.

Este 25 de noviembre, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las mujeres, las participantes de la marcha exigieron a Nicaragua firmar y ratificar la CEDAW, lo que permitiría a muchas mujeres acceder a la justicia internacional cuando sus casos no sean resueltos ante el Poder Judicial local.

La CEDAW sería una alternativa que tendrían las nicaragüenses para exigir sus derechos ante la falta de acceso a la justicia en el país, reiteró Amaya, de la Red de Mujeres Contra la Violencia.

Las participantes de la marcha también demandaron al Parlamento que incorpore los aportes de las organizaciones de mujeres, y apruebe la ley integral de lucha contra la violencia para tipificar el delito de feminicidio.

Los diputados han prometido a las organizaciones de la Red de Mujeres Contra la Violencia aprobar la ley a favor de las mujeres, pero sobre la CEDAW no hay ninguna promesa de firmar y ratificar, por lo que la lucha de las nicaragüenses se mantendrá, advirtió Amaya.





11/NR/RMB/LGL