Financiar anticoncepción reduce costos de embarazos no planeados

   En Estados Unidos se incrementa uso en población joven
Financiar anticoncepción reduce costos de embarazos no planeados
Por: la redacción
CIMAC | México, DF.- 06/12/2011

A partir de la implementación de programas de planificación familiar en Estados Unidos se incrementó el uso de métodos anticonceptivos en la población joven hasta en un 87 por ciento, de acuerdo con un reporte emitido por el instituto de investigación en temas de salud sexual y reproductiva, Alan Guttmacher.

De acuerdo con el reporte llamado "Las expansiones de Planificación Familiar: Lecciones aprendidas e implicaciones para el futuro, los programas médicos brindan la oportunidad a las mujeres de decidir sobre su reproducción, planificar y espaciar adecuadamente sus embarazos, ya que se cuenta con una mayor accesibilidad a los servicios de anticoncepción.

Los programas son financiados por el fondo público y se implementan en 22 Estados de la Unión Americana: Alabama, Arkansas, California, Georgia, Illinois, Iowa, Louisiana, Michigan, Minnesota, Missisipi, Missouri, New México, New York, North California, Oklahoma, Oregón, Pennsylvania, South Carolina, Texas, Virginia, Washington y Wisconsin.

En el estado de California, por ejemplo, se incrementó el uso de espermicidas, mientras que en Pennsylvania el uso de Dispositivo Intrauterino (DIU), es solicitado por aproximadamente 69 por ciento de las mujeres.

Adam Sonfield y Rachel Benson, autores del artículo, afirmaron que los programas estatales que brindan métodos de anticoncepción gratuita a la población, disminuyen los riesgos que se corren en un embarazo no deseado, principalmente en la población de bajos recursos y también la ocurrencia de embarazos no planeados.

En los estados que ofertan servicios de anticoncepción gratuita como Michigan, la tasa de natalidad actual es de 24 nacimientos por cada 1000 mujeres, anteriormente (sin el programa) era de 108 por cada 1000.

De acuerdo con el estudio, 48 por ciento de las habitantes de estos estados que necesitaban del subsidio público debido a sus bajos recursos tuvieron acceso a los beneficios de los programas de anticoncepción, en comparación con 36 por ciento que recibe atención en los estados donde no existe esta alternativa.

De manera innovadora los Estados buscan generalizar los servicios de planificación familiar a la población a través de la creación de sitios en Internet y aplicaciones para la computadora que brindan información sobre los servicios que ofertan los programas.

Los autores también sostienen que la implementación de estos servicios puede servir como modelo para la implementación de una Ley de Asistencia Asequible a nivel federal, que permita una atención preventiva que disminuya el gasto público federal que se destina a la salud.

Del año 1997 a 2011 se implementaron programas médicos de planificación familiar en 22 estados norteamericanos, atendiendo a un promedio de 2.7 millones de mujeres cada año.





11/AZM/LGL