Mejorar la promoción del condón femenino y atención integral para mujeres con VIH

   Desafíos del nuevo subsecretario de Salud
Mejorar la promoción del condón femenino y atención integral para mujeres con VIH
Por: Guadalupe Cruz Jaimes
CIMAC | México DF.- 08/12/2011

Ante la falta de acciones eficaces y suficientes para prevenir, detectar y atender a mujeres con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), organizaciones civiles llamaron al nuevo subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Pablo Kuri Morales, a responder de manera integral a esta problemática.

Eugenia López Uribe, coordinadora general de la organización civil Balance e integrante de la Coalición por la Salud de las Mujeres, indicó que algunas de las acciones que deben fortalecerse son la promoción del uso del condón femenino y masculino, la oferta de la prueba de VIH, y la atención integral para las mexicanas seropositivas al virus.

En entrevista con Cimacnoticias, la activista precisó que es necesario asegurar que continúe la coordinación entre autoridades y sociedad civil con el objetivo de articular experiencias en prevención, pues hasta ahora las organizaciones se han hecho cargo de esta tarea porque los servicios de salud "no han incorporado estrategias eficaces" para evitar la propagación de la epidemia.

Muestra de ello, es que en las consejerías impartidas en los servicios de salud acerca del uso de anticonceptivos, falta integrar información sobre VIH, promover el uso del condón y ofertar la prueba del virus.

La Secretaría de Salud (Ss) reporta que de 1985 a 2011 han sido detectados 9 mil 742 casos de VIH en mujeres, y 25 mil 234 en varones. De acuerdo con los datos se observa que las cifras durante el mismo periodo se disparan en lo que respecta a casos diagnosticados con Sida.

Es así que de 1983 a 2011 se registraron 26 mil 721 casos de Sida en mujeres, y 123 mil 162 en hombres. Esto se debe a que la detección del VIH sigue siendo tardía, y la mayoría de los casos se identifican cuando las personas ya desarrollaron la enfermedad.

Actualmente, 7 de cada 10 personas con VIH desconoce su estado serológico, alertó López Uribe.

Al funcionario federal le corresponde asumir estos compromisos porque de la Subsecretaría de Prevención depende el Centro Nacional para la prevención y el control del VIH/SIDA (Censida) y el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva (CNEGySR), los cuales están a cargo de los programas que atienden la problemática de mujeres y VIH, puntualizó.

Kuri Morales debe asegurar que las y los nuevos vocales (integrantes de la sociedad civil actualmente en proceso de selección) del Consejo Nacional para Prevención y Control del SIDA (Conasida) respondan a las necesidades de transparencia, rendición de cuentas y representatividad.

Además, la Subsecretaría de Prevención debe procurar que las mujeres con el virus, además de recibir tratamiento antirretroviral cuenten con información y acceso a métodos anticonceptivos, así como con servicios de salud sexual y reproductiva.

La integrante de la Coalición por la Salud de las Mujeres hizo un llamado para que la prueba se oferte a todas las mujeres embarazadas, pues actualmente sólo se ofrece a poco menos de la mitad.

El déficit en la oferta de la prueba está vinculado a la baja proporción de embarazadas con VIH que reciben tratamiento. En 2007, entre 3 y 7 por ciento de ellas recibía tratamiento antirretroviral para evitar la transmisión al producto. Para 2009 esa población sólo aumentó a 9 por ciento.

Las autoridades argumentan que se debe a deficiencias en el registro, lo que también pone en evidencia la necesidad de crear un sistema de monitoreo de VIH que unifique los datos del sistema nacional en salud.

En opinión de López Uribe, otro desafío es incluir en el diseño del nuevo plan nacional de VIH las necesidades de las mujeres con el virus, aún cuando la epidemia se concentre en otros grupos, como los hombres que tienen sexo con hombres (HSH).

De igual modo, debe definirse una estrategia clara de distribución del condón femenino en el país, preservativo que debe estar disponible en los servicios de salud, al menos para grupos vulnerables como mujeres jóvenes o víctimas de violencia.

Diego Palacios, representante del Fondo de Población de las Naciones Unidas para México (UNFPA), informó, durante el Taller para periodistas VIH, Mujer y Violencia en México, que aproximadamente hace un mes y medio, UNFPA en cooperación con las autoridades importó 400 mil condones femeninos de segunda generación, los cuales fueron entregados a Censida y a unidades estatales de la SS.

Sin embargo éstos todavía no están al alcance de las usuarias, al menos las de la Clínica Condesa en la capital, denunció Eva Díaz, quien es paciente de la clínica especializada en VIH. "Cada que los pedimos, nos dicen que no hay presupuesto". La activista, recalca que el condón femenino debe estar disponible "para que las mujeres se protejan sin tener que negociar con su pareja".

11/GCJ/LGL