CIAM-Cancún concluye 10 años de labores

   Por falta de recursos ahora será centro de estudios
CIAM-Cancún concluye 10 años de labores
Por: Andrea Franco, corresponsal
CIMAC | Cancún.- 06/01/2012

Tras 10 años de intensas labores a favor de la población femenina, y de soportar el desinterés gubernamental e incluso amenazas del crimen organizado, el Centro Integral de Atención a las Mujeres (CIAM-Cancún) ?único refugio para víctimas de violencia de género en el sureste mexicano? anunció el fin de sus actividades.

Fundado en 2001 y presidido por la periodista Lydia Cacho Ribeiro, el CIAM informó ayer que a partir de este año deja de ofrecer servicios de atención, rescate y refugio para mujeres e infancia víctimas de violencia en Cancún, debido a la carencia de recursos para sostener un espacio de alta seguridad, resultado del recorte al financiamiento a las organizaciones de la sociedad civil (OSC) desde hace varios años.

"La crisis económica y la consecuente reducción de financiamiento que padecen las OSC en el país en los últimos años, repercute en la financiación de nuestras actividades como refugio de alta seguridad", explicó la secretaría técnica del CIAM en un comunicado.

"Esta crisis económica limita la capacidad de mantener un equipo profesional integrado por enfermeras, psicólogas, trabajadoras sociales, educadoras para la paz y abogadas con salarios dignos para atender a más de 10 mil mujeres, jóvenes, niños y niñas a lo largo de cada año", abundó.

Durante una década, el CIAM-Cancún se convirtió en un refugio en el estado de Quintana Roo para miles de mujeres víctimas de violencia, y "subsanó la negligencia y abandono al respecto por parte del Estado".

El CIAM tuvo además incidencia a nivel legislativo al trabajar en conjunto con diputados federales y locales para mejorar el marco jurídico estatal en materia de violencia de género y combate a la trata de personas.

La campaña más reciente que desarrolló la organización fue precisamente para combatir la trata de personas, enfocada en adolescentes y jóvenes.

"Cada vida salvada, cada familia que logró desarrollar herramientas para reconstruir su vida en un contexto libre de violencia, valió todos los esfuerzos, amenazas y presiones, tanto gubernamentales como de los agresores y de los grupos de delincuencia organizada", se enfatizó en el comunicado.

NUEVA ETAPA

El CIAM-Cancún transitará de un refugio para mujeres víctimas de maltrato extremo a un centro de capacitación y educación para la paz, enfocado en la prevención de la violencia social y de género, informó la secretaría técnica de la organización.

"El cese parcial de estas actividades en nuestra institución es, sin duda, una mala noticia para la comunidad. Pero estamos decididas a convertir esta mala noticia en una buena. Esperamos que las nuevas actividades contribuyan significativamente a disminuir las causas de esta violencia en los años por venir", resaltó.

En sus 10 años de operación, el CIAM-Cancún logró acumular también experiencia valiosa para desarrollar un modelo depurado de atención a víctimas de la violencia, reconocido y premiado a nivel nacional e internacional, mismo que puede ser reproducido prácticamente en cualquier comunidad del mundo, particularmente de América Latina.

"El trabajo que llevó a cabo un equipo de mujeres y hombres profesionales arrojó frutos de gran valía, como la hiper-especialización de su personal en procesos de prevención, rescate, atención y reinserción social de las víctimas de violencia de género en todas sus categorías", añadió.

"Asimismo logramos crear una base de datos que documenta con precisión todas las características de las víctimas, de sus victimarios y de sus hijos e hijas, sus contextos socioculturales, orígenes, niveles educativos, lo que permitió derrumbar mitos sobre la violencia contra las mujeres, jóvenes, niñas y niños", concluyó.





12/AF/RMB/LGL