Chiapas: tercer lugar nacional en embarazo en adolescentes

Periodistas por el Respeto de los Derechos Sexuales y Reproductivos de la Juventud
   Persiste desconocimiento y miedo
Chiapas: tercer lugar nacional en embarazo en adolescentes
Por: Patricia Chandomí, corresponsal
CIMAC | Tuxtla Gutiérrez.- 10/01/2012

La marginación, exclusión, inequidad de género, violencia y falta de atención a los derechos humanos de las mujeres, han provocado que en Chiapas, la Muerte Materna se presente a edades más tempranas principalmente en las zonas rural e indígena, sostuvo el Investigador del Colegio de la Frontera Sur, Rolando Tinoco.

El riesgo de perder la vida en el parto y las complicaciones en su salud no son los únicos factores que afectan a las adolescentes embarazadas, existen otros elementos socioculturales que marcan su vida, como la limitación a continuar los estudios o mayor dificultad para conseguir un trabajo, consideró la investigadora del Colegio de la Frontera Sur, Angélica Evangelista García.

De acuerdo con datos de la Infancia Cuenta en México 2010, Chiapas ocupa el tercer lugar con el mayor número de madres jóvenes que van de los 15 a los 19 años, en total existen más de 12 mil 400 madres adolescentes.

Casi la mitad de la población adolescente en Chiapas (43.7 por ciento), vive en zonas rurales, donde poco o nada se conoce acerca del uso de anticonceptivos. Datos del Consejo Estatal de Población (Coespo) reportan que en Chiapas sólo cinco por ciento de la población usa condón.

El uso de métodos anticonceptivos no sólo tiene que ver con la facilitación de los mismos, sino con creencias culturales que van desde la idea de que no se siente el mismo placer o temor de exigir el uso del condón desde la primera relación, para no desatar una reacción machista.

Además de los altos índices de embarazos adolescentes en la población joven, indígena y rural en Chiapas, también existen reportes de un elevado número de embarazos en jóvenes migrantes.

Rafael Escutia, coordinador del Proyecto de Salud Sexual y Reproductiva para Jóvenes de la ONG Marie Stop en el municipio fronterizo de Tapachula, sostuvo que por lo menos 15 por ciento de mujeres migrantes adolescentes que visitan la clínica están embarazadas, algunas de ellas están en condiciones de explotación sexual comercial, lo que significa que se encuentran en condiciones de exposición no sólo a un embarazo no deseado sino a infecciones de transmisión sexual.

Escutia dijo que es difícil precisar el número de jóvenes migrantes embarazadas debido a que son poblaciones móviles, que incluso se esconden ante el temor de ser deportadas; la mayoría de estas jóvenes provienen de Honduras, Guatemala y El Salvador.

12/PCH/PBC/LGL