La salud sexual adolescente, asunto de vida o muerte

   CAMPAÑA DE PERIODISTAS DE MESOAMÉRICA A FAVOR DE LOS DERECHOS SEXUALES Y REPRODUCTIVOS
   Responsabilidad del Estado, instituciones y familiares educar a juventud
La salud sexual adolescente, asunto de vida o muerte
Por: Glenda Libier Madrigal, corresponsal
CIMAC/MUPAC | Colima.- 16/01/2012

Las y los adolescentes tienen demasiada información sobre la existencia de métodos anticonceptivos, pero por diversas razones no los usan o los usan mal, de tal forma que en muchas ocasiones sus relaciones sexuales terminan en un embarazo no planeado.

La jefa del Departamento de Equidad de Género y Salud Reproductiva de la Secretaría de Salud y Bienestar Social (SSyBS) de Gobierno del estado, Mónica Gómez Huerta, refiere que, de acuerdo con la encuesta del Consejo Nacional de Población (Conapo) 2006, el promedio de edad en que las y los adolescentes inician su vida sexual es a los 16 años, lo cual sugiere una mayor responsabilidad de los padres, los maestros y el Sector Salud para procurarles información clara sobre el uso de métodos anticonceptivos y la prevención de su salud.

La funcionaria indicó que si bien a los adolescentes se les habla en la escuela sobre los métodos de planificación familiar, y ellos pueden tener esa información en internet o en otros lugares, resulta que están mal informados, y eso es notorio ante la prevalencia de embarazos no deseados en adolescentes.

En el caso de la SSyBS, dijo, existe el servicio especial de información y consejería para las y los adolescentes en todas las unidades del sector, "pero los adolescentes sólo van a los centros de salud cuando están enfermos; no lo hacen para pedir consejería sobre sus derechos sexuales y reproductivos", aclaró.

La Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2006, reportó que 88 por ciento de las y los adolescentes colimenses, de 12 a 19 años de edad, rebasan la media nacional (que es de 81.8) respecto a conocimiento de métodos anticonceptivos.

Sin embargo, en la práctica, poco se relaciona lo que se sabe con lo que se hace, y "las y los jóvenes se dejan guiar más por sus impulsos y usan poco los métodos preventivos que conocen; pero además, sus acciones están enmarcadas en un imaginario machista y católico".

El estudio revela que 54.2 por ciento de jóvenes entre 15 y 19 años, aprende sobre sexualidad en la escuela, 13.9 por ciento de sus padres y 12.4 de los amigos.

BAJA TRES POR CIENTO INCIDENCIA DE EMBARAZOS ADOLESCENTES

Mónica Gómez Huerta dio a conocer que de acuerdo con un informe de la Secretaría de Salud de 2010 a 2011, la incidencia de embarazos en adolescentes en la entidad bajó tres puntos porcentuales.

Informó que en 2010 se registraron un total de ocho mil 855 embarazos, de los cuales dos mil 639 ocurrieron en adolescentes. Para 2011 hubo ocho mil 424 embarazos, y de éstos, dos mil 300 fueron en adolescentes.

Sin embargo la funcionaria acotó que estos datos únicamente son para la Secretaría de Salud pues de las instituciones como el Seguro Social o el ISSSTE, Sedena y otras, no tienen datos.

LOS PADRES DEBEN HABLAR A SUS HIJOS DE SEXUALIDAD

Gómez Huerta indicó que si bien el Sector Salud es el primer responsable de informar a los adolescentes sobre sus derechos sexuales y reproductivos, además del Sector Educativo que juega un papel importante en su formación, también los padres de familia deben asumir la responsabilidad que les corresponde y decidirse a hablar con sus hijos adolescentes sobre sexualidad.

"Los padres no les hablan a los adolescentes de salud sexual y reproductiva; en la escuela a veces les da pena a los profesores y les hablan a medias del tema, y los expertos que somos los médicos aquí estamos, pero no siempre asisten (los adolescentes) a pedir orientación", remarcó.

Indicó que los padres también deben decirle a sus hijas adolescentes que deben asumir su sexualidad con responsabilidad, y protegerse y cuidarse, "porque en la adolescencia la matriz no está bien desarrollada y deben evitar un embarazo; además de cuidarse para no adquirir una infección de transmisión sexual".

La funcionaria estatal comentó que si bien la pobreza pudiera jugar un papel importante en el tema de embarazos en adolescentes, no puede asegurar que así ocurra, pues también hay embarazos no planeados en jóvenes de zonas urbanas como de las rurales, con instrucción académica y sin ella.

Lo fundamental en este tema es la educación que tengamos en materia de salud, "y estoy hablando de todos, no sólo de los adolescentes, porque aquí los padres juegan un papel fundamental", concluyó.





12/GLM/PBC/LGL