En la impunidad, tortura sexual del Estado mexicano

   DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER
   Mujeres de Atenco reclaman omisiones de Peña Nieto
En la impunidad, tortura sexual del Estado mexicano
Por: Anayeli García Martínez
CIMAC | México, DF.- 08/03/2012

A pesar de los avances legislativos y de los programas federales a favor de las mujeres, la tortura sexual todavía es una práctica constante, afirmó el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Centro Prodh).

En el Día Internacional de la Mujer, el Centro Prodh recordó en un comunicado que el caso de las sobrevivientes y denunciantes de tortura sexual en San Salvador Atenco, Estado de México, deja en claro que el Estado mexicano utiliza el cuerpo de las mujeres como estrategia para debilitar movimientos sociales.

Lejos de celebrar este día, el Centro Prodh recordó que el 3 y 4 de mayo de 2006, en San Salvador Atenco y Texcoco, 26 mujeres fueron violadas sexualmente por agentes estatales, sin que hasta ahora haya justicia para ellas.

Al respecto, Bárbara Italia Méndez señaló a Cimacnoticias que aún no hay justicia y recordó que al igual que Inés Fernández y Valentina Rosendo, también sobrevivientes de violencia sexual, las mujeres de Atenco continúan en su lucha.

"Además del uso excesivo de la fuerza y las distintas violaciones a la integridad de las mujeres cometidas por los agentes de seguridad, ellas fueron encarceladas injustamente y estuvieron inmersas en un proceso judicial sumamente irregular", agregó el Centro Prodh.

De las 26 mujeres sólo 11 denunciaron ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), organismo internacional que en noviembre pasado anunció que admitía el caso para analizar la posible responsabilidad del Estado mexicano.

De acuerdo con el Centro Prodh, el entonces gobernador del Estado de México y actual aspirante a la Presidencia de la República, Enrique Peña Nieto, intentó desvirtuar las denuncias de las mujeres.

En el informe "La violación sistemática de Derechos Humanos como política de Estado", elaborado por esta organización civil, se señala que Peña Nieto declaró que se investigarían "con estricto apego a la ley" los incidentes en Atenco.

No obstante, el Prodh advirtió que se fabricaron acusaciones y que Peña Nieto señaló que las denuncias de las 11 mujeres era una "táctica de los grupos radicales en estos casos". En tanto, el entonces procurador estatal, Alfredo Castillo Cervantes, afirmó que el caso no quedaría impune.

A pesar del discurso político ?señaló el Centro Prodh? el sexenio terminó en la impunidad sin que la Fiscalía Especial de Delitos Violentos Contra las Mujeres y Trata de Personas, ni la Procuraduría estatal tuvieran avances en las investigaciones.

En este contexto, Bárbara Italia señaló que la tortura sexual es un mecanismo que se utiliza para debilitar a los movimientos sociales, violentar a las mujeres y atacar el tejido social de una comunidad.

Aunque reiteró que el Estado mexicano ha demostrado su falta de interés por la seguridad de las mujeres, afirmó que ellas están listas para comenzar el litigio ante el sistema interamericano de Derechos Humanos.





12/AGM/RMB/LGL