Hasta 2057 podría alcanzarse una equidad de salarios

   La brecha salarial se ha estancado, se ubica hasta en 40 por ciento
Hasta 2057 podría alcanzarse una equidad de salarios
Por: Guadalupe Cruz Jaimes
CIMAC | México DF.- 09/03/2012

Si los avances para cerrar la brecha salarial de género (BSG) continúan al ritmo mantenido durante las últimas décadas, será hasta 2057 cuando se alcance la equidad de pago entre mujeres y hombres, advirtió Lorraine Clewer, representante en México del Centro de Solidaridad (AFL-CIO, por sus siglas en inglés).

Lo anterior fue expuesto por la también sindicalista en Estados Unidos durante el foro "La agenda de las trabajadoras en el panorama político nacional", que se realizó esta semana en el Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana.

Clewer mencionó que esta problemática afecta a las habitantes de los cinco continentes en mayor o menor medida debido a que "la discriminación es universal" y rebasa, incluso, los marcos normativos. Por ejemplo, a pesar de que en Estados Unidos se aprobó una ley que obliga a pagar salario igual a trabajo igual hace 48 años, hoy las mujeres ganan 79 por ciento de lo que perciben los hombres por realizar la misma labor.

La aseveración de la representante de AFL-CIO -centro que agrupa a más de cien organizaciones sindicales y civiles estadounidenses y de Canadá- coincide con el estancamiento de la BSG global, que esta semana denunció la Confederación Sindical Internacional (CSI), en su informe titulado "Detenida en el tiempo: La brecha salarial de género no ha cambiado en 10 años".

En el documento la CSI señala que en promedio las mujeres obtienen entre 10 y 30 por ciento menos de lo que ganan los hombres por realizar trabajo igual, aunque en países asiáticos llega a ser de 40 por ciento y en naciones como Bélgica, Costa Rica, Italia y Polonia es menor a 10 por ciento.

La BSG no se ha podido reducir desde hace tres décadas, cuando en 1990 se situó en 30 por ciento, después de representar 65 por ciento en los años sesenta.

De acuerdo con la CSI, la brecha no puede explicarse sólo con la cualificación de las trabajadoras, su antigüedad o el tamaño a la empresa, sino con prácticas discriminatorias.

El informe señala que la BSG se agudiza entre las mujeres no sindicalizadas y también por el ramo productivo en el que se ocupan. Por ejemplo, En México, las trabajadoras del sector manufacturero padecen una disparidad de 28.2 por ciento, las ocupadas en servicios de 26.8 por ciento, mientras que las empleadas del hogar enfrentan una BSG de 35.8 por ciento.

En Estados Unidos, las trabajadoras del sector servicios y del manufacturero, padecen una brecha salarial de 28 y 26 por ciento, respectivamente. En Corea del Sur la situación es todavía más grave, ya que las empleadas de servicios reciben hasta 43.3 por ciento menos salario que los hombres en el mismo cargo, y las dedicadas a la manufactura reciben hasta 38.9 por ciento menos.

La crianza de las hijas e hijos también deriva en detrimento de los salarios de las mujeres, mientras que este hecho representa un aumento salarial para los hombres.

La investigación de la CSI en 28 países indicó que en todos los grupos de cualquier edad, la mayoría de los hombres perciben una bonificación por hijo, y en el grupo de más de 40 años, la mayor parte de ellos reciben una importante prima por hijo.

En contraste, en todos los grupos de cualquier edad la mayoría de las mujeres tienen una "penalidad por hijo". Particularmente, entre el grupo de 30 a 39 años de edad, casi todas ven disminuido su salario y para la mitad de ellas representa una reducción salarial importante.

Dicha penalización salarial por ser madres, "apunta a la urgente necesidad de implementar políticas que faciliten los cuidados de los hijos, tanto para los hombres como para las mujeres, a fin de incrementar la igualdad".





12/GCJ/LGL