Casi todos los embarazos en adolescentes terminan en cesárea

   CAMPAÑA PERIODISTAS DE MESOAMÉRICA A FAVOR DE LOS DERECHOS SEXUALES Y REPRODUCTIVOS
   Al año, 20 mil jóvenes en Veracruz arriesgan sus vidas
Casi todos los embarazos en adolescentes terminan en cesárea
Por: Brisa Gómez, corresponsal
CIMAC/AVC | Xalapa.- 21/03/2012

En el estado de Veracruz el 90 por ciento de los embarazos en adolescentes ?considerados de alto riesgo? concluyen en cesárea, informó Rafaela Barradas Viveros, coordinadora del Programa Estatal de Planificación Familiar de la Secretaría de Salud (Ss) local.

Abundó que de los entre 80 mil y 90 mil embarazos que se registran en la entidad al año, el 25 por ciento corresponde a adolescentes de entre 14 y 17 años, quienes se encuentran en condiciones de alto riesgo por su edad.

En entrevista, la funcionaria señaló que aunado a los problemas de salud que enfrentan las adolescentes por un embarazo a temprana edad, están los sociales y emocionales, ya que la mayoría de ellas enfrentan la maternidad sin el apoyo de su pareja y muchas sólo cuentan con su madre para atender el embarazo, parto y puerperio, así como al recién nacido.

Según cifras de la Ss estatal, en Veracruz al año se reportan alrededor de 80 mil embarazos, de los cuales el 25 por ciento son de adolescentes, es decir unas 20 mil que enfrentan por primera o segunda vez un evento obstétrico.

Barradas Viveros insistió en que se han implementado programas de promoción para el uso de métodos anticonceptivos y la práctica de una vida sexual segura, pero reconoció que la mayoría de los embarazos en adolescentes ocurren por desinformación entre las y los jóvenes, pues no saben usarlos o dónde obtenerlos.

Dentro de las actividades de promoción a la salud, dijo, se busca enfatizar que las y los jóvenes utilicen el preservativo, tanto para prevenir embarazos no deseados, como para evitar infecciones de transmisión sexual (ITS). Sin embargo, apuntó la funcionaria, los embarazos se presentan una, dos y hasta en tres ocasiones.

En cuanto a las características de estas gestaciones, en su mayoría son de alto riesgo, debido a que las madres son demasiado jóvenes y ponen en peligro su vida y el desarrollo del producto, además de que al ser eventos no planeados, no hubo preparación previa tanto física como anímica, lo que aumenta el peligro para las adolescentes, recalcó Rafaela Barradas.

Aunado a lo anterior, las adolescentes enfrentan el embarazo sin el apoyo de su pareja, en la mayoría de los casos, pues el padre no se responsabiliza o no representa una compañía y ayuda para la joven, además de que no se interesa por asistir a las consultas o al parto.

En este sentido la mujer sólo cuenta con el apoyo de su madre, lo que la deja en un estado emocional también delicado, sostuvo la funcionaria.

Estos factores, principalmente el físico, generan que los embarazos en adolescentes, cerca de 90 por ciento terminen en cesárea, debido al riesgo que representaría un parto natural en las adolescentes y en el producto, lo cual se traduce además en un tiempo de recuperación más largo y complicado para las jóvenes, concluyó.

12/BG/RMB