Discurso "ecologista"? ¿Y las mujeres? Bien, gracias

Especial - Mujeres al poder 2012
   Paredes asume como candidata del PVEM al GDF
Discurso "ecologista"? ¿Y las mujeres? Bien, gracias
Por: Guadalupe Cruz Jaimes
CIMAC | México, DF.- 29/03/2012

Beatriz Paredes Rangel por un momento se olvidó de las mujeres. Con un discurso dedicado a la defensa del medio ambiente y ataviada con un huipil morado con bordados de pavo reales, la ex dirigente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI) concluyó el evento en el que previamente rindió protesta como candidata a la Jefatura de Gobierno del DF por el Partido Verde Ecologista de México.

Ante un abarrotado salón del restaurante Del Bosque, en pleno corazón de Chapultepec, la priista causó la ovación de mujeres y hombres militantes del PVEM.

Los dirigentes capitalinos del Verde Ecologista se desvivieron en halagos hacia la diputada federal con licencia, quien desde hace unos años se ganó a pulso las críticas en su contra como dirigente partidista, por avalar las contrarreformas legales que en 17 estados del país "protegen la vida desde la concepción-fecundación", y por ende penalizan la interrupción del embarazo.

En punto de las 10 de la mañana, sonriente y extendiendo la mano a la militancia ecologista, la priista fue recibida por Arturo Escobar y Vega, coordinador de los senadores del PVEM, y Samuel Rodríguez Torres, presidente ecologista en la capital del país.

"¡Se ve, se siente, Beatriz está presente!", fue la trillada porra que se escuchó varias veces. "Mis amigos los verdes", reviró en agradecimiento la priista.

"Es una mujer que ha sabido poner el nombre de la política en el país muy en alto", expresó en su mensaje Samuel Rodríguez ante senadores, diputados federales, asambleístas y representantes del PVEM de las 16 delegaciones capitalinas.

Encarrerado en sus halagos a Paredes, el presidente del PVEM capitalino tuvo que poner pausa a su encendido discurso para dar la bienvenida a la secretaria general del PRI nacional, Cristina Díaz, quien dejó en evidencia su retraso de 15 minutos al acto solemne de toma de protesta.

Sin hacer muchas olas, la única representante de la cúpula priista presente en el evento, se sentó en silencio a la izquierda de Beatriz, quien mantuvo todo el tiempo una abierta sonrisa.

Luego siguió Arturo Escobar, quien no se quiso quedar atrás y también pronunció un enjundioso discurso a favor de Paredes, de quien dijo forma "un equipo de ensueño" con el abanderado presidencial del PRI-PVEM, Enrique Peña Nieto.

El líder de los senadores ecologistas aprovechó el momento para lanzarse a la yugular de los gobiernos del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en el DF, y lanzó al auditorio una pregunta que quiso ser poética: "¿Por qué si vivimos tan bien (en la capital), nos sentimos tan mal?".

Tras las loas interminables a la priista, por fin Escobar y Vega asumió su rol protocolario mientras las más de 100 personas presentes se ponían de pie: "Licenciada Beatriz Paredes Rangel, ¿protestas hacer guardar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, los estatutos del PVEM, su declaración de principios, programa de acción y plataforma electoral?". "Sí protesto", respondió Paredes en automático. Las ovaciones no se hicieron esperar.

SALUDO ESPECIAL AL "NIÑO VERDE"

Ya al micrófono, la candidata al GDF dijo que para ella el problema del medio ambiente "no es una moda, sino un compromiso".

Se quejó de la ley electoral, a la que calificó como "restrictiva y un poco incomprensible" por la llamada "veda" electoral, que impide a las y los aspirantes a hacer propuestas de gobierno.

Al agradecer el recibimiento de los líderes ecologistas, Beatriz mandó un saludo "especial" a Jorge Emilio González, ex presidente nacional del PVEM mejor conocido como el "Niño Verde", y quien recientemente fue señalado en investigaciones periodísticas de poseer propiedades millonarias en el paradisíaco Cancún.

En un departamento en ese centro turístico, presuntamente de su propiedad, ocurrió el 2 de abril de 2011 la trágica muerte de una joven de origen búlgaro. Organizaciones civiles advirtieron entonces que la mujer pudo haber sido víctima de alguna red de trata de personas. Las autoridades cerraron el caso.

Como si nada, Paredes prosiguió con su alocución y dio clases de historia al remontarse al origen del movimiento ecologista. A muchas y muchos de los militantes del PVEM presentes pareció no interesarles demasiado el tema y se dirigieron a la zona de bocadillos al fondo del salón. Unos platicaban en voz baja los acontecimientos del día, y otras personas fijaron sus miradas en los teléfonos celulares.

A lo largo de los poco más de 20 minutos que duró su intervención, Beatriz hizo gala de sus dotes de oradora. Era como un pez en el agua que se movía a su gusto frente a las y los espectadores. Pero nadie es perfecto. Un segundo bastó para que la abanderada trastabillara y rompiera la ecuanimidad de su impecable discurso.

Y es que de manera inexplicable, tal vez nerviosa, Beatriz tartamudeó al parafrasear al extinto Luis Donaldo Colosio, quien solía decir que "el patrimonio no es el legado de los padres, sino el que se heredará a las nuevas generaciones".

La priista cerró su mensaje con la advertencia de que la Ciudad de México, antiguamente sede de la gran Tenochtitlán, "está al borde de un colapso ecológico". Por ello señaló que las y los candidatos deben priorizar el tema del agua, el saneamiento del aire y la planificación urbana con un enfoque ecológico.

Dominada por espíritus prehispánicos, Paredes llamó a las y los asistentes a crear una cultura que "recoja la sabiduría ancestral" para crear una relación armoniosa entre la población de la capital y el medio ambiente.

Con este exhorto, la candidata a jefa de Gobierno cerró el acto protocolario justo una hora después. Salió del lugar a paso lento, despidiéndose de la militancia ecologista a la que le concedió varios minutos extras para salir en las fotos.

12/GCJ/RMB