Burocracia en Guerrero atrasa convenio sobre educación sexual

Periodistas por el Respeto de los Derechos Sexuales y Reproductivos de la Juventud
   Congelado, proyecto para informar a adolescentes y jóvenes
Burocracia en Guerrero atrasa convenio sobre educación sexual
Por: Rosario García Orozco, corresponsal
CIMAC | Chilpancingo.- 09/08/2012

Ante las alarmantes cifras de muertes maternas y embarazos en adolescentes en el estado de Guerrero, organizaciones civiles urgieron a las autoridades locales a que "se pongan a trabajar" para implementar acciones concretas contra esos flagelos.

Nadia Maciel Colín, integrante de la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos en México (Ddeser), acusó que por cuestiones burocráticas el gobierno estatal ha pospuesto desde hace meses la firma de un convenio entre las secretarías de Salud y de Educación y la agrupación civil Equidad de Genero, Ciudadanía, Trabajo y Familia, con el fin de brindar educación sexual a jóvenes y adolescentes.

De acuerdo con datos oficiales, Guerrero ocupa el primer lugar en muertes maternas (MM) a nivel nacional, además de presentar altas tasas de embarazos prematuros entre adolescentes de 10 a 19 años de edad.

Mientras en 2010 la razón de MM en el país fue de 51.5 fallecimientos por cada 100 mil nacidos vivos, en 2011 en Guerrero alcanzó los 112 decesos de mujeres por cada 100 mil alumbramientos, más del doble del promedio nacional.

Y es que lejos de disminuir, la mortalidad materna se disparó en la entidad, ya que en 2002 la razón de MM era de 97 fallecimientos.

Nadia Maciel consideró apremiante informar sobre derechos sexuales y reproductivos a las y los estudiantes de educación secundaria y bachillerato del estado, sobre todo en comunidades rurales.

Explicó que según el convenio pendiente con las autoridades, se iniciaría la educación sexual en los planteles del puerto de Acapulco y de ahí al resto del estado.

La activista señaló que el gobierno estatal pone como excusas para no firmar ese acuerdo los cambios administrativos en la Secretaría de Educación, y la supuesta oposición de padres y madres de familia para que se informe sobre derechos sexuales y reproductivos a sus hijas e hijos.

Según las autoridades, las familias no permiten que docentes o el personal de la Secretaría de Salud les hable a las y los estudiantes sobre estos temas, por considerar que se fomenta que inicien a edad más temprana su vida sexual.

La integrante de Ddeser convocó a las secretarías de Educación, de Salud, y de la Juventud, y a las organizaciones sociales y civiles del estado a que hagan un espacio en su agenda y se pongan a trabajar, para planear estrategias que permitan hacer llegar la información necesaria a las y los estudiantes.

Advirtió que mientras las niñas no reciban educación sexual, sobre todo en las comunidades rurales, ellas seguirán asumiendo como normal que se embaracen antes de los 15 años de edad, pese a los riesgos que ello implica.

12/RG/RMB