Si quieren condones, indígenas deben ir a cabeceras municipales

Periodistas por el Respeto de los Derechos Sexuales y Reproductivos de la Juventud
   CAMPAÑA PERIODISTAS POR EL RESPETO DE LOS DSyR DE LA JUVENTUD
   Casas de Salud en comunidades de Oaxaca están abandonadas
Si quieren condones, indígenas deben ir a cabeceras municipales
Por: Citlalli López, corresponsal
CIMAC | Oaxaca.- 05/09/2012

La educación sexual destinada a las y los jóvenes en las comunidades rurales e indígenas del estado no genera reflexión y no otorga las herramientas necesarias para su ejercicio responsable, señaló Zenaida Pérez, asesora comunitaria en Santa María Tlahuitoltepec, localidad enclavada en la Sierra Norte de Oaxaca.

La también defensora de los derechos de las mujeres agregó que en las agencias y pequeñas comunidades sólo hay casas de salud, pero son lugares prácticamente vacíos porque no brindan información y carecen de métodos anticonceptivos.

Para que las y los jóvenes puedan acceder a un método de protección contra un embarazo no deseado tienen que viajar a la cabecera municipal, explicó Zenaida Pérez.

Mientras que en las pocas comunidades donde hay clínicas, la información sobre educación sexual se da con una alta carga de prejuicios y mitos que alejan a las y los jóvenes de un ejercicio responsable de su sexualidad, abundó.

En este contexto, dijo Pérez, las y los jóvenes de las comunidades indígenas y rurales viven su sexualidad con miedo y en secreto.

La asesora comunitaria, quien es originaria de Tlahuitoltepec, precisó que son las organizaciones de la sociedad civil las que han venido supliendo el vacío de información y la falta de métodos anticonceptivos.

La consecuencia de la falta de información y herramientas para que las y los jóvenes ejerzan sus derechos sexuales y reproductivos se reflejan en las estadísticas del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi), que señalan que el VIH y la muerte materna se ubican entre las tres principales causas de defunciones entre mujeres y hombres de 15 a 24 años.

El VIH se constituyó en la tercera causa de muerte en los jóvenes con 4.6 por ciento, antecedido de los accidentes de transporte (20.3 por ciento), y las agresiones (19.2 por ciento).

Mientras que en las jóvenes la segunda causa de defunción está relacionada con eventos obstétricos directos (7.6 por ciento), antecedido sólo por accidentes de transporte (8.2 por ciento).

Entre 2005 y 2010 en Oaxaca, la candidiasis urogenital y el Virus del Papiloma Humano (VPH) fueron las afecciones de mayor incidencia en jóvenes de 15 a 24 años, siendo más alta entre los de 20 a 24.

12/CL/RMB