Se niegan a reparar daño a indígenas encarceladas injustamente

   PGR ignora reclamos de Jacinta, Alberta y Teresa
Se niegan a reparar daño a indígenas encarceladas injustamente
Por: la Redacción
CIMAC | México, DF.- 13/09/2012

A seis años de que las indígenas otomíes Jacinta Francisco, Alberta Alcántara y Teresa González fueron encarceladas y posteriormente liberadas por "secuestrar" a seis agentes de la desaparecida Agencia Federal de Investigación (AFI), el daño aún no está reparado.

Hoy se cumplieron dos años de que el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Centro Prodh) ?organización que defendió a las indígenas? reclamó la reparación del daño para Jacinta y después para Alberta y Teresa.

A pesar de ello, el Centro Prodh denunció que el Estado mexicano no ha reparado el daño moral y económico a las mujeres que pasaron casi cuatro años en prisión acusadas de secuestrar a tres policías, pese a que la "reclamación por responsabilidad patrimonial del Estado" se presentó en tiempo y forma.

El 26 de marzo de 2006 seis elementos de la AFI, sin identificarse y sin portar uniforme, llegaron a decomisar "piratería" al mercado de la plaza central de Santiago Mexquititlán, comunidad del municipio de Amealco de Bonfil, en el estado de Querétaro.

El supuesto operativo se hizo con uso excesivo de la fuerza y los policías causaron daños y destrozos en el lugar, y ante la tensión y los reclamos se ofrecieron a pagar los daños, pero cuatro meses después ?en agosto de 2006? las tres indígenas fueron detenidas.

En todo momento la Procuraduría General de la República (PGR) sostuvo las acusaciones contra las tres indígenas, pese a que fueron detenidas con engaños, sin orden de aprehensión, no tuvieron traductor y el proceso estuvo repleto de irregularidades.

Jacinta fue liberada el 15 de septiembre de 2009 por falta de pruebas y casi un año después, el 13 de septiembre de 2010, el Centro Prodh solicitó a la PGR la reparación del daño moral y económico basándose en la Ley Federal de Responsabilidad Patrimonial del Estado.

Alberta y Teresa recuperaron su libertad en abril de 2010 tras ser declaradas inocentes por una resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, así que en abril de 2011 se presentó el mismo recurso para ellas.

Sin embargo hasta el momento no hay una respuesta por parte de las autoridades, a pesar de que la defensa legal de las tres indígenas considera que ha transcurrido un tiempo razonable para otorgar la reparación.

Por ello el Centro Prodh consideró que el proceso está viciado desde la propia ley que lo rige, puesto que la PGR violó los Derechos Humanos de Jacinta, Alberta y Teresa, y también es la instancia que debe dar una resolución a los recursos señalados.

En el contexto de la aprobación de la Declaración Universal de los Derechos de los Pueblos Indígenas por parte de la ONU, este 13 de septiembre, la organización defensora refirió que el Estado está obligado a reparar las violaciones que comete.

En un comunicado señaló que la reparación de las garantías individuales debe realizarse conforme lo establece la Constitución mexicana y desde una perspectiva de género.

El Centro Prodh advirtió que aunque la Ley Federal de Responsabilidad Patrimonial del Estado es deficiente y no se puede considerar un mecanismo integral de reparación, es una vía para que el Estado reconozca que violó los DH de las tres indígenas.

Ante esta situación, el organismo no gubernamental hizo un llamado al Estado a tomar acciones contundentes que muestren su disposición a cumplir y hacer cumplir sus deberes respecto a los pueblos indígenas.


12/AGM/RMB